Tom Waits en Donostia. Una crónica abierta

A la espera de un comentario sobre el verdadero concierto in de la noche del sábado :-D, abrimos este espacio a nuestros sufridos lectores para que nos cuenten de primera mano, en euskera o castellano, lo que les ha parecido el concierto de Tom Waits, el salvador de tiendas como Pimkie o la peluqiería Fresh de Donostia.

¿Valió la pena?¿fue caro para lo que costó? ¿Hubo cacheos de aeropuerto norteamericano?¿Alguien fue a entrar pelín tarde y no le dejaron?¿La gente fue a ver o hubo más que asistieron para dejarse ver?¿La selección de canciones fue buena?¿Hubo bisex, perdón, bises?¿Al final los rumores eran ciertos y Bruce Springsteen salió a cantar un tema?

Como siempre, ustedes dejan lo suyo en comentarios y yo lo voy poniendo aca cuando la caraja me deje.

Paso a responder a sus preguntas y de paso aprovecho para autopromocionar el comentario que he colgado en mi blog. Están ustedes invitados.

¿Valió la pena?
La valió, ya lo creo, como pocos conciertos que un servidor haya visto.

¿fue caro para lo que costó?
¿Caro? ¿En un mundo en el que se vende un móvil a 360 euros? No sé, igual para alguien sí. Olvidaré el precio en un par de días y recordaré el concierto de por vida.

¿Hubo cacheos de aeropuerto norteamericano?
Pssá. Había unos de seguridad a la entrada anunciando que no se podían meter cámaras y así ,y la gente decía, no, por dios, qué cosas tiene usted y tal. Una vez dentro, todo quisqui sacaba la cámara. Pedían el DNI del que había comprado la entrada para ver que coincidía con el número del ticket. No era necesario que el titular del DNI y la persona que lo portaba fueran la misma.

¿Alguien fue a entrar pelín tarde y no le dejaron?
Lo ignoro.

¿La gente fue a ver o hubo más que asistieron para dejarse ver?
Para mí sorpresa, la inmensa mayoría de la gente fue a ver. Quizás a partir de cierto precio los exhibicionistas se cortan. No lo sé. Siempre hay gente descontextualizada. Por ejemplo: estaba Coque Ronaldo. ‘¡Adiós, papá!’ y todo eso. Supermajo.

¿La selección de canciones fue buena?
Para mí, casi diría que eso fue lo mejor, pero mentiría: lo mejor fue la interpretación que hizo de cada una de ellas.

¿Hubo bisex, perdón, bises?
Los hubo. En total, una media hora.

¿Al final los rumores eran ciertos y Bruce Springsteen salió a cantar un tema?
No, parece ser que andaba por ahí, de paseo y que volvió al hotel a eso de las diez y media.

Espero haber saciado su curiosidad.
Un saludo.

El Jukebox

 

Leer másTom Waits en Donostia. Una crónica abierta

Expoerotikus. Feria europea del erotismo. Donostia. Febrero 2008

Expoerotikus 2

Qué ideas tiene la gente. Montar ferias del erotismo no ya en Euskadi, sino en Donostia. Como intentar hacer una conferencia sobre el Corán en Utah.¿Quién coño va a ir a esos sitios guarros? Seguro que está todo lleno de viejos y peña salida que te mira las minifaldas. Mirada de desaprobación y sorpresa en los comentarios que haces en la calle. «No puedo ir, tengo que pasear al cactus«. «Casualidad mañana vienen los jíbaros a Donostia y voy a ir con la suegra a ver si la pillan de invitada del público»

Cosas parecidas habremos escuchado sobre el Expoerotikus que se celebró en Donostia el pasado fín de semana. Pero yo al menos (y todas las personas con las que he hablado comparten mi opinión) me lo pasé muy bien, dentro de un ambiente picante pero sano.

Ya sabíamos e intuíamos que no iba a ser una megaferia como la de Cataluña, pero había stands locales de elementos de disfrute personal y grupal, muchos aromas y perfumes a la vez que libros, armarios roperos realmente sorprendentes como el dedicado al sadomasoquismo (hay que tener una casa de techos altos para meter ese trasto), autenticos mercadillos callejeros que ocupaban una sala entera, empresas de tuppersex,…

Y espectáculos, claro.

Leer másExpoerotikus. Feria europea del erotismo. Donostia. Febrero 2008