“7 días, 1 camiseta”: Yo no canto mal, es que me gustan The Pastels

¿Cómo funciona “7 días, 1 camiseta”?

  • Durante una semana exacta se podrá pedir (y pagar) la camiseta ofrecida. De lunes a las 00 de la noche a domingo siguiente a las 00 de la noche. Fuera de ese plazo no se admitirán peticiones de ningún tipo.
  • En esta ocasión, las fechas son 18 noviembre – 24 de noviembre.
  • Hacemos las camisetas y se envían a los solicitantes. Y a otra cosa, mariposa.

Diseños

Este es el diseño elegido para la primera edición (la camiseta es toda negra, sin ribete blanco):

Solo haremos en el modelo (color y tela) que indicamos en cada caso. Se realizarán con impresión serigráfica.

Los tallajes y las medidas son las habituales en la gente de bien. Nada de slip, fit, sexy ni Belly Button.

El modelo de tela es Guildan Ultra Cotton 205 gramos. Aquí tenéis una pequeña guía de medidas. No son pequeñas, dicen.

Sadly no os conocemos personalmente, así que no sabemos si es mejor M o L en esa marca, o si es estrecha o ancha para vuestros entrenados pectorales.

Como bien imagináis, no se admiten cambios por estas cuestiones de anchuras y alturas. La tirada se hace bajo pedido, y no tenemos stock.

¿Cómo puedo pedir una camiseta?

  • Deja un comentario en este post con la talla deseada. Es la única manera de pedir una. O varias, claro
  • Te responderemos dando el OK e indicándote los detalles de pago.
  • Antes de acabar el plazo de la semana deberemos tener el ingreso en nuestra caja de caudales. Si no ponemos un plazo cerrado la camiseta puede salir de nuestros telares asiáticos a mediados del 2015
  • Te la mandamos a casa en un plazo de 15 días.
  • Te la pones y vas a un concierto.
  • “Esa chica creo que me ha mirado y ha sonreído…”

¿Cuánto vale una camiseta?

El precio son 15 euros por unidad, envío incluído. Los envíos solo se realizarán a España y serán por correo ordinario. No nos hacemos responsables de la pérdida de un envío ordinario. Si lo quieres certificado, añade 3 euros por camiseta a la suma total.

Bolso Primo

Remitido por The Primos….

“Hola amigos, aquí os presentamos este nuevo producto Primo. Un nuevo bolso bastante más guay que el anterior que hicimos hace un tiempo porque es más grande, de loneta de la buena y con dibujacos a ambos lados. Perfecto para el veranito y las cosas de playa, para la compra, para llevar a tu mascota… pues eso, un bolso con la triple P de calidad Primo.

Hemos hecho una edición de 25 unidades que ya puedes comprar en nuestra tienda online y en la tienda Flow Goods (Calle Legazpi nº 1 – San Sebastián) por 25 euros. Arriba tenéis un dibujo con las medidas y esas cosas.
Esperamos que os guste. Saludooooooos!”

Hamburguesas: El Pais vs @tremolino

Tenemos día tremolínico hoy. El País ha sacado, en su sección “El Viajero” (o “ni para esto te va a llegar en nada, rey”), un artículo titulado en su portada como “Locos por la hamburguesa” en el que da cuenta de algunos de los sitios -públicos- más relevantes en los que poder comerse un buen trozo de carne.

La guía, para lo poco que conocemos/recordamos de nuestros viajes #deaquidemadrid, no está del todo mal. “Hamburguesa Nostra” es una idea genial y bien rica. El Peggy Sue ha caído desde que en Donostia le hincamos el diente. Y El Alfredo´s, EL ALFREDO´S. Joder, que lo defiende hasta @proberto

Pero tocamos la puerta de nuestro propio loco de hamburguesa. Mr Tremolino. Y esto fue lo que nos dijo (o Dijou):

Mis comentarios

1. New York Burger. No la he probado ni la probaré nunca. Me hicieron el feo más feo que me han hecho nunca: Ir solo y no darme una mesa que estaba libre y dársela a la pareja que iba detrás mio.

2. Hamburguesa Nostra. Todas deliciosas. Como una de ellas cada semana.

3. Peggy Sue’s. Sin más.

4. Nimú. De lo mejor de Madrid a nivel de Hamburgesas. Serio competidor del Home Burger

5. TM Burguer & Fries. ¡No lo conozco!

6. Tommy Mel’s. Como el Peggy Sue’s…¡pero mucho más caro!

7. Home Burger Bar ¡Qué le voy a contar! Imprescindible

8. Alfredo’s Barbacoa. La mejor hamburgesa de Madrid, sin discusión. Lástima que siempre esté lleno y me coja a desmano.

Añadiría…

9. Burger Lab. Ni tan vulgares como las del Peggy Sue, ni alcanzando la excelencia.

10. Buffalino. Un secreto a descubrir. Solo tienen dos tipos de hamburgesa en carta…y son de quedarse tonto.

11. Zombie’s Bar. La recomiendan mucho, pero no he tenido la oportunidad.

12. San Wich. La probé hace un año y mejora la del Burguer Lab, no se si habrán llegado ya a la excelencia :)

¡Buen provecho!!!!

Pon una migaja en tu vida.

“Mis Migajas de Pan” pone todos sus dibujos a la venta.

Los podéis ver en el grupo de facebook “missmi” http://www.facebook.com/groups/144122002289503/) o en flickr (http://www.flickr.com/photos/miss_mi/). Hay algunos que ya están vendidos (debajo podéis ver:: sold::).

El precio es de 25 a 30 euros.

Si alguien quiere un dibujo de estos gigantes pintado con rotulador (los que en un principio, planta por la calle) le puede hacer un encargo que le costará el módico precio de 35 euros.

Los dibujos se le enviarán por correo “lento”. Si quereis contactar con Mismi, lo podeis hacer en e mail: mi@toovisual.net

La revolución de los claveles (que no se pudren)

Valiente tontá de vida la que vivimos (yo el primero, ojo). Y brillante futuro el que nos espera. Ya sean Bisbal, Vigalondo o la OTA donostiarra, por poner algunos ejemplos actuales. Ejemplos que remueven las conciencias y agitan al pueblo llano hasta el punto de…darle a un botón de internet. Y la revuelta ya ha comenzado. ¿La revuelta?¿Qué revuelta? Mientras las quejas sean así, las poltronas no se moverán ni para cambiarle el polipiel por cuero.

Nadie negará de la importancia de las redes sociales hoy en día para mil y un cuestiones. Pero, y miren a las pirámides, los grandes movimientos revolucionarios o contestatarios se producen de manera física. En la calle. Con piedras y palos. Aquí sustituidos por RTs y “me gustan”s.

No romperé una lanza por la revolución donostiarra (eh, que patentamos el “Donosti sound”), pero por ahora el mundo virtual es, en la mayoría de los casos, un gran tema para los medios de comunicación –quienes analizan y enfocan como lo hacen para el papel-, un espacio para la pornografía dialéctica más o menos cómoda y anónima. Una satisfacción que cada día va ganando más relevancia en nuestras tristes y sentadas vidas. Un despiste con supuesta carga reivindicativa

Siempre hay actos 2.0 que llegan un poco más lejos. Más por la naturaleza de los mismos que por la agitación en sí. Pero mientras nuestros palos y piedras sean teclas, no conseguiremos grandes avances.

Ea, llévenme la contraria en los comentarios. Por mí encantado.