“Des-nibola”, lehen blogela

Ese es el nombre de una parte del loveof74 que comenzará a verse a partir del 2008 en este blog.

Jugando con el “novela-nivola” y añadiéndole un “des” que en este caso quiere significar amateur, inicial, descompasado, de libre estructura, “porque yo lo valgo”, hemos creado nuestro sinónimo en euskera de “desnibela” (desnivel), nombre que seguro muestra los picos de acierto y error, gusto y atención que tendrán los textos de nuestra primera obra escrita en euskera.

Pero hemos querido crear un término, “blogela”, para explicar nuestra idea creativa: Son habituales y nada novedosas las novelas que se entregan por capítulos en un blog, buscando aprovechar la modernidad para vender la mísma historia de otra manera.

Algunas de esas novelas interneteras tienen activada la opción de los comentarios, por aquello de recibir las loas y opiniones de los usuarios de internet.Y seguro que en EEUU ya lo han hecho, pero nosotros nacemos con vocación mutimedia

En nuestra blogela (blog+novela, aunque también recoge el “logela” personal y físico en el que se crean los capítulos y que protagonizará, ya lo verán, gran parte de los textos) habrá noticias de actualidad, música propia y ajena, nueva y vieja, fotos, links. Nosotros no adaptaremos la obra a Internet ni colgaremos nuestros super tochos en un solo post. Nosotros crearemos EN internet.

“Des-nibola” serán 53 capítulos, a uno por semana, como se hacía al principio del siglo XX, cuando los inicios del desarrollo de la prensa. La cita será todos los viernes en este blog, en en el apartado “Desnibola” de la categoría “Nada, Cosas mías“.

Leer más“Des-nibola”, lehen blogela

Debería haber más apoyos para los espacios culturales

Leído en el blog de Iban Arantzabal. La traducción del original es algo libertina. Si el autor o cualquier lector desea corregir alguna frase, puede hacerlo en la sección de comentarios.

Los ayuntamientos crean espacios culturales con facilidad. Y si el pueblo anda por los 10.000 habitantes le llegará el turno a los asientos fijos. Los cines son la elección más habitual.

Y aunque no sean espacios muertos, sí los construyen heridos desde su nacimiento, sin demasiados movimientos de gente. Yo los comparo con los campos de futbol de hierba. Los campos se usan una vez cada 15 días, y las casas de cultura, pues… El resto de días son edificios vacíos, metros cuadrados heladores.

Una duda: ¿Los ayuntamientos deben crear cultura o deben apoyar la cultura?

Sin duda alguna, soy de la segunda opción. Veo a los Ayuntamientos más precupados en traer a sus poblaciones lo que no tienen, en apoyar lo que no existe en su barrio. Es decir, si en el pueblo hay un colectivo juvenil importante no tiene sentido que el consistorio dedique dinero a montar conciertos para los jóvenes y con ello duplicar las propuestas.

Y si es el hogar del jubilado el que cuenta con una dinámica popular, el Ayto les debería ayudar y no doblar esfuerzos en ese tema. Si hay una asociación de pintores, ¿a qué se mete el señor Alcalde a colgar cuadros y pinturas?. En lugar de organizar lo que debería hacer es adecentar el lugar, soltar unos euros para poder elaborar unos trípticos, una inversión para una correcta promoción, ayudar en la comunicación…

cuatro malos ejemplos:

  • Es erroneo que el Ayuntamiento, en solitario y por encima de todos, se presente como amo de las propuestas culturales. La Cultura debería ser creada y coordinada/dirigida por el pueblo. Ellos deben ser el aguijón. No están de sobra los dinamizadores culturales en los Aytos. ¿Pero qué es dinamizar? Deberían darle más sentido a la palabra “dinamizar”, y no quedarse en la simple gestión.
  • Es erróneo que los grupos culturales y las asociaciones parezcan vivir en otro mundo, cada una a su aire. Organizando muchas actividades, sin coordinación y sin conseguir transmitir información al resto de actores populares. Los getos no son buenos.
  • Es erróneo no dar ayudas a los proyectos en marcha. Hay que ayudar a quien muestra iniciativa y pedirle que se adentre en la autogestión.
  • Es erróneo que la agenda de un pueblo se llene de actividades organizadas por el Ayuntamiento y los actores sociales, pero sobre las cuales no se han puesto de acuerdo unos y otros. Los espacios culturales y los Ayuntamientos deberían ir de la mano: el uno creando iniciativas y ofreciéndolas de manera independiente. El otro decidiendo qué se debe apoyar y qué no, como personas elegidas por los votantes que son..

Veo la cultura muy unida al trabajo en común… De otra manera sería imposible.

Original (en euskera):
Kultura guneak gehiago lagundu beharko lirateke