Historias de Edimburgo: Iñigo

Edimburgo1Iñigo trabaja tras la barra del Auld Toll Bar, establecimiento que compartía dueño -que no clientela- con el Bennet´s  que me refrescó los primeros días, situado a pocos metros uno de otro y ambos dos de mi hogar temporal de Gilmore Place.

Mientras en el segundo había mucha joya heredada del King´s Theatre situado a 3 codos, el Auld era ocupado por (unos pocos) cincuentones que repetían día tras día su asistencia, bebida y posición visual elevada, con el punto de mira en el partido de fútbol de turno.

Iñigo es asturiano, y tiene 35 años. La de Edimburgo es su segunda parada isleña tras aterrizar en Cardiff. “Un sitio horrible en el que no aprecian en exceso a los inmigrantes. Con tanta gente de fuera tienen miedo de que sus costumbres se pierdan, se diluyan”. A falta de visitar la zona y/o hablar con Toshack, tomaré como buena su teoría.

La ciudad escocesa le hace más feliz. Está con su novia, que trabaja en un bar español de la misma ciudad y con la que decidió hacer el petate tras 3 años de relación e irse a ver mundo para dedicarse a su pasión común: sacar fotografías de la gente.

Ahora que hay poca luz en el norte («en septiembre era ideal«) tienen que madrugar un poco, y apenas echa 4 o 5 instantáneas por día. Clásicas. Rollo blanco y negro que envía a España para revelar.

Leer másHistorias de Edimburgo: Iñigo

«Des-nibola», lehen blogela

Ese es el nombre de una parte del loveof74 que comenzará a verse a partir del 2008 en este blog.

Jugando con el «novela-nivola» y añadiéndole un «des» que en este caso quiere significar amateur, inicial, descompasado, de libre estructura, «porque yo lo valgo», hemos creado nuestro sinónimo en euskera de «desnibela» (desnivel), nombre que seguro muestra los picos de acierto y error, gusto y atención que tendrán los textos de nuestra primera obra escrita en euskera.

Pero hemos querido crear un término, «blogela», para explicar nuestra idea creativa: Son habituales y nada novedosas las novelas que se entregan por capítulos en un blog, buscando aprovechar la modernidad para vender la mísma historia de otra manera.

Algunas de esas novelas interneteras tienen activada la opción de los comentarios, por aquello de recibir las loas y opiniones de los usuarios de internet.Y seguro que en EEUU ya lo han hecho, pero nosotros nacemos con vocación mutimedia

En nuestra blogela (blog+novela, aunque también recoge el «logela» personal y físico en el que se crean los capítulos y que protagonizará, ya lo verán, gran parte de los textos) habrá noticias de actualidad, música propia y ajena, nueva y vieja, fotos, links. Nosotros no adaptaremos la obra a Internet ni colgaremos nuestros super tochos en un solo post. Nosotros crearemos EN internet.

«Des-nibola» serán 53 capítulos, a uno por semana, como se hacía al principio del siglo XX, cuando los inicios del desarrollo de la prensa. La cita será todos los viernes en este blog, en en el apartado «Desnibola» de la categoría «Nada, Cosas mías«.

Leer más«Des-nibola», lehen blogela