Las ventas de discos del 2007, según Diego Manrique

Una mano amiga me envía un documento confidencial: la lista de los 50 discos más vendidos en España durante 2007, con sus cifras. ¿Confidencial? Sí, nuestra industria musical es tan opaca como la Camorra: encarga a Media Control GFK la confección de clasificaciones semanales en diferentes categorías, pero las cifras de venta sólo circulan entre los asociados a Promusicae

En cualquier caso, esta lista es tan equívoca como el share televisivo y los estudios de audiencia radiofónica: fantasías consensuadas, que los implicados reconocen como el retrato borroso de una realidad. Si esto fuera el espejo completo de los gustos musicales en España, apaga y vámonos.

El disco número 1 del año es Papito, de Miguel Bosé, con 243.840 copias (ahora mismo, vuelve a estar en lo alto de la lista). Está claro: marketing impactante, sabia explotación del truco de los duetos, el hilo de chicle alargado aún más. Pero el asunto empeora: detrás está Dos pájaros de un tiro, de Serrat y Sabina. Aquí no se me ocurre mejor explicación que el deseo de tener un souvenir de la gira: con gran diferencia, es lo más sonrojante que han editado tanto Joan Manuel como Joaquín.

Leer másLas ventas de discos del 2007, según Diego Manrique

¿Quién vigila y controla los pelotazos publicitarios dentro de la programación?

 Cientos de grupos de música suspirando por una pequeña aparición en televisión que les dé vidilla y a lo sumo consiguen una pequeña referencia en algún programa marginal, de ésos que se emiten a partir de las 2 de la madrugada. Pero llegan estos ejecutivos y nos ponen todo el brutal sistema de telecomunicación del Ente público al servicio de un cantante y, si me apuran, al servicio de su casa de discos. Puede que eso no sea corrupción. Que a Bosé y Raphael, a fuerza de sacarlos y repetirlos, los hayan convertido en estrellas imprescindibles del miserable show business que llevan practicando desde hace cincuenta años.

Javier Arizaleta, en Noticias de Gipuzkoa