Cultura apoya a los más necesitados (de más dinero)

«Yo no soy mala. Es que me han dibujado así». Las palabras de la (nunca mejor dicho) conejita de Rogger Rabbit sobrevuelan mi cabeza con más ahinco aún estos días en los que la gente lanza confettis y yo saco al ebenezer que todos debemos tener dentro.

Porque no hay mejor (mala) idea que la que se repite dos veces. Si la teoría ya nos parecía que podía tener tergiversados resultados en nuestra pequeña probeta de ensayo, no le auguramos mejores consecuencias a escala nacional

Así, nuestra bola de cristal nos dice que…

  • Las ayudas irán para los de siempre. No hay más que ver la ruina que han hecho este año. Giras pequeñas, en sitios más pequeños y baratos. ¿como suelen decir ellos? «para conseguir la cercanía del público». Sí, la que tienen tus números de cuenta del banco.
  • El programa parece heredado del plan de ayudas al sector bancario: Camuflar las pérdidas de un mal año insuflando dinero «necesario» para que la «industria» siga tomándonos el pelo. Si para otros campos la crisis es acicate, aquí solo sirve para perpetuar malas praxis, una organización trasnochada y la nula competitividad.
  • Es más factible que Amaral y su gira de barberías consiga cash que ver apoyadp el paseo escénico de un grupo con un disco (oficial) autoeditado. Por más que uno de los implicados en la campaña afirme inclinarse » por favorecer a los menos conocidos«. Supongo que se referirá a una inclinación teatral, la que muestran los actores ante el público al finalizar la obra para recibir los aplausos.
  • Aún es teoría, pero aveturémonos un poco en las condiciones necesarias para solicitar las ayudas: Cantar en castellano (es lo que da pasta a todos los implicados), ser una SL (fuera indies, hola grupos con asesores y management), tener x discos editados, apellidarse «Sanz» 😀 …
  • Además del lobby de garitos de conciertos (quienes programarán el 99% de las actuaciones inscritas en este plan), la SGAE tienen mucho peso en este proyecto ministerial.  Ella recauda el porcentaje de las entradas (olvídense de aguinaldos los grupos que no toquen en salas con ticket), los derechos de autor de las canciones ejecutadas y, abracadabara, las posibles ayudas a la grabación de los discos que el proyecto tiene previsto presentar.  «Las subvenciones se ocuparán de gastos de viaje, alojamientos y movilidad. Pero también contemplan ayudas a grabaciones. «Entendemos que los discos son herramientas que ayudan a la promoción del artista«. También el ron puede ayudar a su animosidad sobre el escenario y el ímpetu de creatividad, y no intuyo vales descuento en las visitas al bar. Venga ya, colegas…

6 comentarios en “Cultura apoya a los más necesitados (de más dinero)

Los comentarios están cerrados.