Concierto de apoyo a La Buena Vida

labuenavidaAgua Con motivo de la inundación de su local de ensayo, las pérdidas que han sufrido los integrantes de La Buena Vida (me cuentan que emocionalmente les duele más que económicamente, que se espera que el seguro pague buena parte del crack acuático del 24-1-2008) me llevan a proponer un back to the old times.

Aprovechando esta pequeña atalaya, me propongo y os propongo montar un pequeño concierto en el que los beneficios vayan a los integrantes de dicho grupo musical (que serán más o menos famosos en algunos mundillos poperos, pero de ricos nada).

Banda, autor, saltimbanqui o lanzallamas, sois todos bienvenidos a este evento montado con muchas ganas que aún no tiene ni fecha ni lugar. Bienvenidos también garitos musicales con ganas de ceder espacio Y PASTA (fija o dejando cobrar entrada), que de eso se trata, de dar dinero a los chicos. Porque el dolor por ver un amplificador inundado no tiene precio.

Es lo mínimo que le puedo devolver a un local que siempre me ha acogido con tanto cariño y amistad y a ese grupo que tan buenos momentos me ha ofrecido y me ofrece vía MP3.

iremos aquí poniendo los grupos o artistas que se suman al concierto Buena VidAID. Por cierto…¿sería muy heavy montar una fila 0?

La esperanza es lo último que se encuentra

GariLa estancia en Donostia no me sienta nada bien”, me contaba Gari en el único café que echamos mano a mano a finales de un verano cercano.

Uno, asustado por el cariz que podía tomar ese disgusto conociendo muy por encima el pasado del autor guipuzcoano, esperaba la siguiente frase como quien aguarda el último boleto de un sorteo de la VPO con su participación en la mano. “Joder, es que estando aquí he hecho la canción más pop de mi vida. Dios, hay algo que funciona raro”.

Sin más pistas posteriores, y tras escucharla por el dial una y cien veces con gusto, podría apostar una parte importante de mis pequeñas pertenencias a que dicha canción era “Esperantzara Kondenatua”.

Es deqasiado facil comulgar con la idea de que Gari se encuentra condenado a la esperanza, tras una vida de trajín, órdagos y claroscuros a los que el guipuzcoano ha sabido sobreponerse con esfuerzo y mucha fibra. La virtud, o el acierto, es que sigue sobreponiéndose a ello con lo que mejor sabe hacer: música.

Leer másLa esperanza es lo último que se encuentra

Erakusleihoa: Xabi Strubell eta Uneguneak

El Centro Cultural Ernest Lluch les informa de que el próximo 17 de enero, Xabi Strubell nos ofrecerá su creación Uneguneak. La actuación, con entrada gratuita, tendrá lugar en el salón de actos (acceso situado junto a la puerta 8 del Estadio Anoeta) y comenzará a las 19:30 horas.

El guitarrista de Hondarribia ha formado parte o colaborado con bandas y artistas como Dut, Anari y Zura. Alejándose de esas experiencias, ha preparado un espectáculo de pequeño formato jugando con las sonoridades de la guitarra.

Es también una lectura poética, con poemas escritos por el mismo Xabi. Poesía contemporánea, innovadora y rica en la temática. Y es que a pesar de no haber publicado nada, tiene varios poemarios escritos y está habituado a escribir letras para canciones.

El espectáculo está basado en loops, es decir, en la construcción de atmósferas uniendo pequeños fragmentos de palabras, músicas e imágenes: patrones que se repiten, minimalismo, constructivismo, todo ello creando una sensación de realidad que se queda colgada en el aire. Tiempo (une, en euskara) y espacio (gune, en euskara). Unegunea.

Tag (de naranja): Support your local scene

El rock de Estadio

“Hasta entrados los años ochenta, los grandes grupos montaban giras elefantiásicas que a veces no resultaban rentables, pero este déficit se compensaba con el efecto promocional que tenían sobre las ventas de su último disco. Sin disco no había gira y un nuevo disco implicaba sacarlo a pasear por el mundo.

Esto ha cambiado y sabemos por qué. El intercambio de archivos ha hecho disminuir las ventas de discos, de manera que las giras deben ser rentables en sí mismas. ¿Cómo de rentables? Aquí entramos en el quid del tema. Esa rentabilidad ¿debe ser suficiente como para que el artista en cuestión pueda tirarse unos cuantos meses o incluso años viviendo de las rentas?

 

Aparentemente, de eso se trata. La inmensa mayoría de los artistas que cobran estas cifras son gentes de las que no tenemos noticia durante eones y de repente aparecen como caídos del cielo, nos abruman con su mitología y su música y vuelven a desaparecer hasta nueva orden. No sé, parece una actitud algo pirata, donde las armas de asalto son el estupor admirativo que provocan y la presión mediático-social que generan”.

José Manuel Costa, en su blog Vía Límite

PD: Al hilo de este tema, que Mikel Erentxun llene no 2 sino 3 veces el Teatro Victoria Eugenia…¿Es un éxito o un fracaso? ¿Es mejor llenar 5 veces una cosa pequeña o 1 vez una grande, aunque esta última fuera el espacio natural en el que debería organizarse el acto?¿El lugar elegido anima a la asistencia?¿Cuantas de esas gentes irían al antes habitual Polideportivo de Anoeta a ver el concierto?¿Debe el espectáculo adecuarse al lugar o viceversa?¿Cuanto influye la centralización del espacio escénico?