El alcalde ante el 2016

Hace unos días Odon Elorza, la cabeza más visible – con perdón- de la candidatura donostiarra a ser capital europea de la cultura (sí, todo en minúsculas, porque la cultura lo es) se sinceraba en el Diario Vasco a propósito de la defensa del proyecto en Madrid.

El hombre afirmaba sentirse estresado, lo cual no es de extrañar. Estar a todo trapo en 15 frentes a tan pocos meses de las elecciones debe cansar hasta la extenuación. Yo seguro que ya había soltado algún improperio.

Pero más interesante me parece la vinculación entre este proyecto y la posibilidad de volver a presentarse como Alcalde. Y como la cosa no quedó del todo clara, presento aquí las posibles opciones:

La candidatura no pasa el corte, y el alcalde dimite. Sí, Oz. Digo lo de que un político cualquiera cumpla su palabra. Aunque puede ser que la decisión ya estuviera tomada tras muchos años de refriega popular y el hombre desee sentarse en la consejería de alguna empresa importante. O cultivar sus tomates de terraza, qué se yo.

La candidatura no pasa el corte, y el alcalde no dimite: Aparece el Ave Fenix. Surge en las charlas otra idea de la carpeta: “la refundación de la ciudad en 2013”. Las notas de prensa son idénticas a las expuestas para la capitalidad: Que si San Telmo, que si Tabakalera, ….

Algunas frases posibles: “No puedo dejar así la ciudad, debo ser el motor del 2013”, “Hay que seguir peleando por la refundación, una pieza clave de nuestra historia, puerta de la eurociudad y…”

La candidatura pasa el corte, y el alcalde no dimite: Es lo que el subconsciente popular ha entendido de aquella frase ambigua que soltó. Pues nada, ese proyecto de todos los grupos políticos y toda la ciudadanía se personalizará un poquito más de cara a 2011 y su paso por las urnas. Ojo, que no lo digo yo, que lo dijo el resposable de la candidatura de ¿Biarritz? en su charla.: Que no ganaron porque era año de elecciones.

Se rumorea que es la peor de las cuatro opciones posibles, dado que ahora deberían presentar un proyecto con actividades concretas y un lenguaje que entienda todo el mundo.

La candidatura pasa el corte, y el alcalde dimite: Sería precioso, como un fin de ciclo donde los protas de la porno se casan. Iría a aplaudirle y a lanzarle confetti en su paseo en descapotable (si es que puede por seguridad hacer eso) por el Bulevard…ah, no, que está cortado….mejor por la Avenida…Ah, no, que no se puede girar a la derecha.

No tengo mayor deseo en que dimita o deje de hacerlo, aunque vincular públicamente una decisión a un solo acto parece ensombrecer las tropecientas cosas que ha hecho, hará y promete hacer, no? Cuando, además, la decisión no la toman sus conciudadanos, sino gentes de otras cincurscripciones electorales.

Anyway, lo que sea o empiece a ser, hoy a partir de las 1730 horas.

Llevando a la práctica los valores defendidos.

Vaya desde aquí mi apoyo y aplauso a la candidatura donostiarra a la Capitalidad Europea del 2016. Por ahora, es mejor tenerlo que no conseguirlo. O como dirían en sus presentaciones a lo Gloria Fuertes,  “abogar por la esperanza de un territorio aglutinador de ilusiones y valores“.

Luego ya comentaremos lo que haya que comentar, pero… ¿Qué hubiera sucedido si hubieran llevado a la práctica algunas de las cosas que vende, no ya la candidatura, sino la ciudad?

  • Los representantes deberían dormir en casa de un amigo o en un hotel la víspera del viaje. Su localidad guipuzcoana (o barrio periférico) no tiene conexión con la capital más allá de las 10 de la noche, y el desplazamiento a Madrid se realiza a primera hora de la mañana.
  • Si fueran capitalinos, hubieran tenido que ir a una tienda a por un carrito para su bicicleta. No es factible llevar la maleta de dosieres en la mano mientras se pedalea (no del verbo “cocktail gratis”, sino del bicicletero) por los bidegorris urbanitas.
  • Y llorarían no solo en la presentación ante el Jurado Internacional, sino a la hora de despedirse de sus dos queridas ruedas. Sin apenas parkings en la zona, deberían candarla a un arbol o farola, con el consiguiente “corte inaugural de cadena” por parte de la GM. O su expolio por piezas a cargo de los cacos.
  • Nada de aviones ni coches privados. Habría que bajar al Reina Sofía en tren o autobús desde Guipúzcoa – rollete sostenible. Modelo “con pinzas”, para más detalle-  con lo que, uniendo clima y la espera a cielo abierto, hubiera dado como resultado todas las maletas mojadas. La defensa de la candidatura con sonido de olas hubiera ido acompañada de un vestuario más que adecuado.
  • Y con tiempo, que hay huelga general y los servicios son, más que mínimos, aleatorios. La vuelta, en idéntico medio y formato.
  • Otra opción, más eurociudadana, es ir de trekking a la Castellana, ocupándose muy mucho de no cruzarse en el viaje con los mineros leoneses desplazados a idéntico lugar.
  • Nada de caros caterings. Es época de recortes. Las celebraciones del brindis se realizarían con leche de máquina pasteurizada e instalada en la calle.
  • Dado que el euskera es un instrumento básico, un elemento tractor y un segalari de opciones contrarias, la mitad de la presentación se realizaría en dicho idioma.
  • Dado que la base se sustenta en una Ola de Energía Ciudadana, los habituales convites a cargo de la promotora para cubrir in situ la velada – periodistas, cocineros, publicistas, patronos- se cambiarían por la elección aleatoria de ciudadanos donostiarras.
  • El grupo elegido para viajar a Madrid, en un alarde de estadística, estaría compuesto por una sudamericana, una señora mayor para la que no trabaja, un jubilado con la petición expresa de sus amigos para que revise las obras de Gallardón y entregue informes a posteriori, un cursillista de Donostia Kultura – modelo “Yogacramé”, fusión de dos de los cursos más solicitados- y un miembro de cada asociación sin ánimo de lucro que ha apoyado la candidatura.

¿Me dejo algo?

Fiesta Indie Night en Donostia (1/10/2010)

La gente de Husmee se ha montado una fiesta indie en el Ondarra de Donostia para este viernes 1 de octubre.

Les pedimos algunos temas intachables que seguro sonarán sí o sí y nos mandaron estos:

Sí, ese indie 😀

En el evento de facebook hay más chicha sonora, si gustan….

Cliffhanger tras el último capítulo de “Como conocí a vuestro Banksy”

Habíamos dejado el último capítulo con los violines atronando en formato “tensión e intriga, mas no dolor de barriga porque los pintxos de Donostia son una maravilla”: La cámara hacía un barrido andarín por una calle de la Parte Vieja hasta llegar a un sticker gigante que mostraba un señor mirando un marco vacío, cuya lámina era la propia pared.

Los foros de internet se llenaron de exclamaciones (y, por el mismo precio, Hoygans). Estas son algunas de las teorías más apoyadas:

  • Los cuerpos secretos de la ciudad (La GUAT, Guardia Urbana Artística Total) era en realidad los autores de la obra. La campaña electoral estaba en pleno auge y habían recibido órdenes de “poner a la ciudad en el mapa mundial de las obras de banksy”. No quedaba claro si había sido el partido en el poder o la oposición (a ser el partido en el poder), rama con cada vez más fuerza – o sobrepeso- en el devenir urbanita.
  • En realidad, Donostia seguía inmersa en “Origen”. Alguno vieron un vaso de txikito girando al final del plano. Para otros, Donostia llevaba ya varias décadas en “Origen”, con el ego girando sobre si mismo sin apoyar nunca un pie en el tatami.
  • La ciudad  iba a mantener la obra para siempre. El operario de la limpieza encargado de la zona era en realidad un Doctor en Arte Moderno (con el currículum rebajado cual Whisky on the rocks para poder conseguir curro) que lograría, en un minuto de infarto sólo cortado por anuncios de tupperwares estáncos que se pueden congelar, evitar su borrado a manos de un compañero al grito de “¿Ese de ahí no es Diego Rivas?”
  • Toda la ciudad amanecería el día siguiente con copias de dicho emblema encolado, que poblarían las paredes de iglesias, tiendas de ropa, cabinas de teléfono, marquesinas y puticlus. Dado que aquel original no se podía borrar, el resto de artistas decidieron emplear la imagen para denunciar el uso bipolar del grafittismo en la city.
  • La pintada era en realidad un anuncio de A Fuego Negro. Su nuevo pintxo, editado para el Zinemaldia, se llamaba “Banksy sobre vapor de spray de merluza”, a razón de 4,99 por pieza. También estaba a punto de ver la vitrina en idéntico garito el “1,2,3,14”, obra de arte en miniatura inspirada tanto en esos U2 que nos visitan este finde como en el incremento anual – por trimestres- de los precios de las tapas de la ciudad.
  • Se demostraría que, al igual que otras grandes compañías como El Circo del Sol, Banksy son el realidad siete entes viajando a la vez por el mundo, patrocinados por Iberia, British Airways y el Banco Santander.
  • Banksy era donostiarra. Si en realidad se había afincado en Inglaterra era porque fue de aupair ( del euskera “aupa ahí (campeón)“) a cuidar unos niños y gracias a las políticas sociales británicas había decidido quedarse. Los usuarios apuntaban varias pistas: El nuevo dibujo era contemplativo (si hubiera sido alguien aplaudiendo se podría colocar su punto de origen en el Kursaal donostiarra), y salía un tío en plan gafapasta. Barcelona no podía ser, porque esa tendencia en las monturas solo estuvo vigente entre marzo y finales de abril del 2009.
  • En realidad era todo un fake. Tras quedar expuesto durante varios días y comenzar a ser tratado como las Cuevas de Altamira por sobreexposición a los flashes, un vídeo colgado en Youtube demostraría que todo era una chanza de un autor local, que quiso denunciar el curioso sistema de promoción del grafitti en Donostia, a medio camino entre la persecución y la propaganda.
  • Del cuadro empezaría a brotar agua, por lo que se fundó allí mismo la Iglesia de los Surfistas.

[Al Cesar lo que es del Cesar, este texto está inspirado en ElBanksybox]

También Vuelve Gaztemaniak!

VIVA L’AMERICAN DEATH RAY MUSIC! + BIG FINGERS AND THE LOVE SEEDS

1 octubre. PSILOCYBENEA – Hondarribia. 7€. 22:00 hrs

VIVA L’AMERICAN DEATH RAY MUSIC!

Nicholas Ray encontró hace tiempo en Viva L’American Death Ray Music el proyecto definitivo para hervir un apabullante combinado de estilos que reinterpreta el post-punk británico treinta años después, tiñéndolo con lo más oscuro de la escuela de Nueva York, espesándolo con densas capas dub, atravesándolo con cuchillas modelo kraut, cercano también a un garage-rock primigenio, invocado sin sentimentalismos.

BIG FINGERS AND THE LOVE SEEDS

Se podría decir que el eje de Big Fingers and The Love Seeds es el alt-country. A la guitarra acústica y voz se les une una guitarra eléctrica, y las canciones, de base rockera, se visten con pinceladas folk, country y blues. Sus directos tienen el encanto de los conciertos acústicos, sin perder la actitud rockera. El resultado: una agradable actuación dirigida a un amplio público, compuesta por una solida propuesta musical y momentos tanto emotivos como divertidos.