Nacho Umbert & La Compañía : “Ay”

Qué bonitos son los discos que se pasan volando. Esos que pones en el reproductor y te plantas frente a un espejo imaginario con cara de atontado, bien enamorado bien tonto a secas. Qué bonitos son los discos en apariencia mínimos pero sublimes en la narración y el juego de detalles. Ay, pero qué bonito es el disco de Nacho Umbert.

Y mira que le cogí cierta tirria al indie avanzado y sabio del productor, Mr Refree. Sus trabajos parecían haber nacido para estudiarse en la Pompeu Fabra dentro de unos años, con tanta elegancia como academicismo, con tanto arreglo de meñiques levantados.

Pero en este debut el catalán ha sabido mantener sin ensalzar, ha acertado a la hora de arreglar unos temas que intuímos excelsos hasta tocados con una española sin cuerdas. Tan solo había que lavar y marcar. Y lo ha hecho bien. Muy bien.

Y las letras. Ay, esas letras. Sosegadas. Tan mordaces como tranquilas. Tan excesivas como afables. Muy elaboradas. Con el precioso detalle de ir soltando cuando le viene en gana algunas frases en valenciano (¿Catalán? Perdón, No distingo las tildes de uno y otro).

Mucho más encantador que Nacho agonías Vegas. Más divertido, e igual de trascendental a nada que se fijen un poco, y mucho más legible, que El Hijo. Más tierno que el popero de Antonio Luque. Y con un fraseado que incluye “Un soplo en el corazón”. ¿Nadie más ve paralelismos conceptuales -que no sonoros- entre el disco de Family y este?

Escúchalo en Spotify

Nacho Umbert estará, con o sin Compañía, el 17 de septiembre en el ciclo “Kulturate “ de Arrasate

Single : «Posponías»

Me gusta, me encanta, me chifla, sin yo saberlo, la nueva canción del grupo Single.

Teresa Iturrioz, Ibon Errazkin y el resto de menbresías de la banda de anglófilo y solterón nombre han vuelto a entregar un pedazo de historia pop de nuestra tierra, entendiendo como tal el espacio que hay entre Singapur y Nebraska.

Y me gusta porque:

  • Redefinen el pop en muchos aspectos. Continúan alejándose de cualquier esquema manido sin saltos dopados, lo cual arranca vítores y gritos de “snobs”. Pero a diferencia de los áticos de Brooklyn, donde las bandas avant garde a lo Laurie Anderson hacen más por la forma que por el fondo, Single muestra el deseo de moverse por el pop.
  • Sus canciones son raras, especiales, distintas, con un montón de detalles que solo el caminar con paso firme sabe dejar al volumen correcto y la presencia justa. Y a la vez, muy sencillas (curioso, Single es la acepción inglesa de «sencillo» o 7 pulgadas), lo cual las hace más atractivas aún. No hay baños de cuerdas, y cosas demasiado presentes. El barroquismo está en las ausencias.
  • Las letras son de lo que no hay, (desgraciadamente) únicas. Tomen la frase en el modo que quieran, y acertarán. Acostumbrados al papanatismo vocal pop en castellano –o inglés, Mon Oncle 😀 -, Single nos descubre que en el diccionario hay un montón de palabras útiles para escribir historias. Quizás esa sea la diferencia, el deseo de relatar la vida, algo que se está perdiendo a cada minuto.
  • Se les puede comparar con Vainica Doble, pero el contexto actual del lirismo hace que la oferta de Single sea aún más aplaudible.
  • La procastinación que inspira la letra siempre fue una de nuestras virtudes.
  • La portada que Javier Aramburu le ha hecho al disco entero, «Monólogo Interior», es la mejor de los últimos 15 años.
  • La banda sabe centrar toda la atención en Teresa, que es quien en realidad la tiene. Lo fácil hubiera sido poner a Ibon Errazkin en la foto, y firmar en plan secuela Le Mans II. Pero esto no es Aventuras, ni Le Mans, aunque sin ambas no se hubiera podido llegar a este punto.
  • Solo Errazkin conoce esos acordes, que debería asegurar como los tobillos de Ronaldo. Solo él sabe idearlos, pegarlos y jugar con ellos. Y aunque podríamos decir lo mismo de Yngwie Malmsteen, el donostiarra siempre ha sabido esconderlos en pro de una mayor comunicación creativa global.
  • ENGANCHA. La escuchas una vez y piensas que es un truño deshilachado. La escuchas dos y ya empiezas con el “y en… primavera….”. Y no puedes ni quieres parar nunca. Si el original no tuviera tan poco contenido saludable, casi le llamaría Pringles Pop.
  • A nivel exclusivamente personal, la nueva canción de Single me da ganas de coger la guitarra y hacer canciones y, sobre todo, letras. Siempre tengo ese impulso cuando escucho una canción deliciosa y en apariencia elemental. Y, curiosamente, Aventuras, Le Mans y LBV tiene el mayor porcetaje de acción por escucha en mi universo.

Single estará actuando el 7 de octubre del 2010 en el Festival Donostikluba de Donostia.

Barn Burner, el 7 de septiembre en Donostia.

Fiesta guitarrera la de mañana martes 7 de septiembre en el Ondarra de Donostia. Una «riff festa» de padre Stoner y madre (
y muy señor mío) metalizada.

Y dicen que festiva. ¡Y gratis (sin contar los precios noruegos del Ondarra, of course!)!

Live Videos

  • www.youtube.com/watch?v=LLO5eIevr_c (Half Past Haggard)
  • www.youtube.com/watch?v=IyXYV-EXaBo (Holy Smokes)
  • www.youtube.com/watch?v=hLLgpdLOW1U&feature=related (Brohemoth)

DATOS:

  • Barn Burner (Canadá, Rock / Stoner / Metal)
  • Martes 7 de Septiembre
  • 20:00
  • Ondarra Club
  • Avenida de la Zurriola, 16bis
  • Precio: GRATIS

La voz del más allá.

Siempre hemos tenido fidelidad a nuestro Dios, la persona que nos habla directamente a nuestros ojos y de manera individual.

Unos piensan que es El Creador, otros Buda, los de allí una mofeta o una cara en un pan Bimbo. Pero todos coinciden que el mayor grado de confianza común se lo ofrecen los presentadores de informativos en los distintos medios de comunicación visuales. Bueno, y Punset, que debe tener el Libro De La Verdad, una obra que cada día más se parece al empalagoso imaginario de P.Coelho.

Conozco una persona que de joven, muy joven, estaba tan hipnotizada y dominada por el busto sin piernas que le hablaba en blanco y negro que no podía moverse de la pantalla hasta que el señor se fuera a los anuncios, dado que se dirigía solamente a él. Y claro, si se piraba seguro que se enfadaba. Ríanse, pero no se crean que de mayores somos muy distintos. Podemos movernos, vale, y hurgarnos la fosa mientras nos cantan un tsunami. Pero todo lo que dicen en “El Parte” es cierto. Sí o sí.

Pero lo que de verdad me da pavor en este tipo de sabidurías televisadas – hasta el punto de querer votar a Le Pen para presidente de Sos Racismo- son los documentales de animales. Unas emisiones aparentemente blandas y educativas que esconden tras de sí autenticas obras de ingeniería guionística sin referenciar. Les pongo un ejemplo.

Ayer tarde, repaso a los leopardos y sus comidas. Grabación nocturna con un foco que convierte la selva en un anuncio de Seguros. Los animalitos paseando sin más. Una recreación más, en este caso muy forzada, de la vida en la estepa africana. Y la voz en off, esa querida guía, soltando perlas de marcado carácter cerebral/sentimental. Humanizando las actuaciones de unos animales salvajes. Describiendo las escenas como si aquello fuera un telefilme del que se conoce todos los ritmos.

No son los primeros en maquetar al gusto. El abejaruco Felix Rodríguez de la Fuente ya lo hacía hace 20 años, y viendo la producción brutal de este tipo de programas en la actualidad, no creo que la práctica haya desaparecido. Es más, pienso que la mitad de ellos se montan en un estudio casero de Michigan con unas imágenes compradas a peso en el distribuidor menos conocido. Todo en manos de un lector que tras idear los pasajes selváticos debe grabar algunos gemidos de una porno.

Y enfrente, nosotros. Alucinando con la sabiduría que nos muestran. Y lo que es peor, defendiéndola a capa y espada en los bares: “¿Sabías que las cucarachas les gusta la salsa más que el merengue? Lo ví en un documental….”. Cuidado, que la siguiente generación de vueltas de tuerca naturales está al caer: “La piedra, ese corazón roto en la montaña” o “Las amebas también lloran”.