Tom(do agotado) Waits

Al día y medio de ponerse los tickets a la venta para su concierto de Donostia, Tom Waits ha parado las impresoras por falta de papel.

Recordar que las entradas andaban entre 100 y 125 euros (150 costaba el abono del Primavera Sound, por ejemplo), marcando un nuevo record de precio por espectáculo individual en nuestra provincia.

Yo no tengo respuestas, pero sí algunas preguntas que paso a detallar:

¿Realmente importa el precio de la venta de entrada? En este caso valían 125 euros y han durado 36 horas en agotarse.

¿Cual es el tope del precio?¿Podemos aventurarnos a apostar que el próximo megavento alcanzará los 150 euros? La diferencia parece estribar en el numero de minutos que se tarda en vender el aforo completo. Quizás, a más precio, más tiempo.

¿Por qué ponemos el grito en el cielo con los conciertos y solamente nos asombramos, sin rasgado de vestiduras, cuando los grandes eventos de pelota alcanzan el mismo valor e identica respuesta del público?. Bueno, mayor aún. Si trasladamos el ambiente pelotazale al Kursaal, los de la tribuna se apostarían qué tema iba a sonar después:-D

¿Cuantos fans de Tom Waits van a ir a verle? Esto, que suena a pregunta snob, no lo es del todo. Viene a detallar que muchos de los que asistan, pudientes todos, lo hacen por lo irrepetible y especial (siempre en términos sociales, no musicales, que igual también pero eso no importa tanto) de la cita de Waits.

Mas yo no les culpo. Tan sólo son la lanzadera de la sociedad de consumo que ya ha capturado los espectáculos en vivo. Muchos de esos ya tienen o poseerán en breve un Iphone, quizás antes de su lanzamiento en España. Y se pegarán por ver antes que nadie el estreno de la de Woody Allen en el Zinemaldia. La cuestión de fondo no es «qué», sino «antes que».

¿Sería factible pedir a los entes públicos (lo intento, pero no veo a un concejal onubilado por los movimientos sincopados de Waits) que legaran su derecho a acceso al recinto en esta ocasión? Para los que no lo sepan, los grupos políticos cuentan con entradas de cortesía por parte de las instituciones. Tickets que acaban en la fogata en el Día de Baile a Lo Suelto pero que en citas como la que nos toca son objeto de puja interna y muestra de galones.

A lo que vamos, si ellos devuelven las entradas antes de que comience la venta…¿Sería un gesto cortés por su parte?¿Serviría para algo en lo referente al precio?¿Pero no hemos dicho al principio que el precio daba igual?

Si para coger unas entradas de tamaño precio piden DNI ahora… ¿En el futuro pedirán muestras de ADN o la nómina, como los bancos? ¿Qué les importa el precio de la reventa si los promotores ganan con creces en cada evento?

¿Por qué nos enervamos cuando un servicio público y gratuito se bloquea y cuando uno privado nos cobra 30 euros de gestión y no funciona de manera inmediata/satisfactoria achacamos el error a «gajes del oficio»?

Pamplina 2016

No somos nada. En el Sur usan pantalones más anchos para tanta moneda loca, en el Este los políticos vienen con ladrillo incorporado, en el Centro están Los Miami policiales de Coslada.

¿Y en el Norte? Pues oye, currar y currar. Donostia, por ejemplo, se ha presentado a la candidatura de Capital Cultural Europea de 2016. Veremos en qué queda la cosa, porque hay mucho que bregar y en aspectos quizás no muy tenidos en cuenta. Porque, qué se yo…¿Acaso no es un momento ideal de la muerte para darle un espacio de repercusión europea al euskera?

Menos mal que no todos son como los locales, con esas chaladuras mentales. Pamplona, por ejemplo, se lo monta mucho mejor. Nos enteramos en Langostinos y lentejas que la ciudad navarra está apoyando la candidatura de la capitalidad esa cultureta….de Polonia! toma colegueo vecinal, Barcina. Ya vendrás luego a echar un meo a la playa. ¿O irás a la de Gdynia?

Pero le tema es más cachondo que todo eso. ¿Qué se pensaban ustedes? Resulta que alcaldesa y derivados se han ido a apoyar la candidatura conjunta Iruña-Torum (Polonia de la buena) con tal número de actividades programadas, tanto beso a los niños y partida de dominó con los viejos del lugar que no hay referencia en tierra, mar o aire a dicha propuesta común. [actualización: Miento, hay un PDF. Estamos salvados]

Por cierto, ¿Han visto en alguna parte esta frase en las presentaciones, ruedas de prensa, anuncios o carteles?

«(en el año 2016 sólo se pueden presentar ciudades de España y Polonia)»

Pues es real como la vida misma. Menuda competición. Como hacer una liga entre la Real y el Athletic y jugarse el subcampeonato.