Pamplina 2016

No somos nada. En el Sur usan pantalones más anchos para tanta moneda loca, en el Este los políticos vienen con ladrillo incorporado, en el Centro están Los Miami policiales de Coslada.

¿Y en el Norte? Pues oye, currar y currar. Donostia, por ejemplo, se ha presentado a la candidatura de Capital Cultural Europea de 2016. Veremos en qué queda la cosa, porque hay mucho que bregar y en aspectos quizás no muy tenidos en cuenta. Porque, qué se yo…¿Acaso no es un momento ideal de la muerte para darle un espacio de repercusión europea al euskera?

Menos mal que no todos son como los locales, con esas chaladuras mentales. Pamplona, por ejemplo, se lo monta mucho mejor. Nos enteramos en Langostinos y lentejas que la ciudad navarra está apoyando la candidatura de la capitalidad esa cultureta….de Polonia! toma colegueo vecinal, Barcina. Ya vendrás luego a echar un meo a la playa. ¿O irás a la de Gdynia?

Pero le tema es más cachondo que todo eso. ¿Qué se pensaban ustedes? Resulta que alcaldesa y derivados se han ido a apoyar la candidatura conjunta Iruña-Torum (Polonia de la buena) con tal número de actividades programadas, tanto beso a los niños y partida de dominó con los viejos del lugar que no hay referencia en tierra, mar o aire a dicha propuesta común. [actualización: Miento, hay un PDF. Estamos salvados]

Por cierto, ¿Han visto en alguna parte esta frase en las presentaciones, ruedas de prensa, anuncios o carteles?

“(en el año 2016 sólo se pueden presentar ciudades de España y Polonia)”

Pues es real como la vida misma. Menuda competición. Como hacer una liga entre la Real y el Athletic y jugarse el subcampeonato.