KLF. What time is Hoax?

¿Recuerdan a Bill Drummond, el chico de KLF?. En este post tienen más info sobre sus andanzas. Y ésta que les vamos a contar no es nueva, pero si muy divertida y probablemente más que falsa.Resulta que Drummond y su socio Jimmy Cauty fueron los inventores de Pete Doherty (en realidad llamado Trevor McDermott).

Sí, los  Libertines, Babyshambles, los robos en casa de colegas y el lio con  Kate Moss, todo era un montaje para demostrarque se puede montar un Buddy Holly desde la nada y convertirlo en una gran estrella mediática.

Según palabras dichas o no o casi por los montajistas, “el plan quería demostrar 3 cuestiones de la sociedad británica actual: La primera de ellas, que todo el mundo de la escena “alternativa” tiene miedo de perderse el próximo boom, the next big thing”.

Según esto, el resto de Libertines serían músicos de sesión (de los malos, añado yo) para completar la foto. Rumores sobre conciertos brutales se filtraron a los medios. Conciertos que no se llegaron a realizar jamás. Las expectativas creadas fueron terribles, y todos los periodistas in decían haber estado en esos conciertos fantasmas.

Segunda teoría: “Nuestra cultura inglesa se ha convertido en un culebrón inmenso. Nos da igual que piensa, crea u opina la gente. Tan sólo nos importa lo que hacen en su vida diaria. Sobre todo si hacen algo que no deberían estar haciendo“.

Doherty ha estado bien provisto de escándalos desde el principio.  El robo en casa de su colega Carl Barat le llevó de la portada del MNE a las portadas de los grandes tabloides británicos.

Este viaje a la popularidad tuvo un invitado sorpresa: Kate Moss. “No tuvimos nada que ver con eso” afirman los supuestos montajistas. “Nunca contactamos con ella para esta historia“.

El tercer punto del proyecto, definido como “si la gente dice que este pedazo de mierda es una onza de oro, entonces es una onza de oro” parece que encontró su confirmación con el primer disco de los Libertines

Para darle un rollo creible al asunto, afirman que “Doherty” ha decidido seguir su propio camino ahora lejos de sus gepettos, y que cualquier comentario o filtración sobre el tema acabará en los juzgados

Lo dicho, que podría ser, que seguramente no es, pero que soñamos que así fuera.

(la historia me la contó Pete “Doherty” San Martin :-D).