Entrevista a The Pains Of Being Pure At Heart (Prólogo)

Hay grupos que no tuercen su tronco ante nada. Fijos en el suelo, por mucho que pegue el aire y un práctico jardinero venga a limarle las puntas o quitarle un par de hojas feas. Sin más abono que el que han conseguido por su cuenta. Rechazando ofertas de traslado a un sitio más populoso, donde luzcan más.

Ellos siguen recios, ya sea invierno o verano, llueva o granice. Y siempre tendrán un hueco bajo sus ramas para permitirnos la evasión del resto del mundo. Ayer, y hoy. Disipando cualquier duda que pueda otorgarnos la sobreexposición y los carteles luminosos o las siempre temibles autopistas de acceso.

The Pains Of Being Pure At Heart (en adelante, Los Pains) ya eran uno de esos grupos de creencias asentadas. Y, para mí sorpresa, siguen siéndolo ante las nubes de tormenta que les acechan (el dificil segundo disco, una producción con nombres de postín).

Todo temor se evapora de un plumazo, reafirmando nuestras buenas impresiones iniciales, tras la charla con Kip, el guitarrista y cantante de una de las pocas bandas de Brooklyn para la que Tex Avery sigue siendo exclusivamente el nombre de un dibujo animado – o así-…

Un tipo que cuando le presentan a un artista local que ha versioneado una de sus canciones lo primero que te dice es “Joder, tío, muchas gracias. Es acojonante. Me ha encantado tu versión. Es muy buena.¡Tú nos quieres echar del negocio!”.

Un tipo con los pies en la tierra, pero sin perder la ingenuidad y la dulzura. Un dato: su respuesta más larga – casi diría que pasional, aunque todas los fueron-  a mi entrevista fue la que elaboró para la tontuna pregunta “¿Qué 3 discos le llevarías a un productor diciéndole: “¡Hey, quiero que mis canciones nuevas suenen así!”?

Volvamos a la semila: Sus primeras canciones chaqueteras ya sacaron nuestras sonrisas. Alegría hedonista, influencias como manchas de ketchup sobre camisa blanca (la enlazada, por ejemplo, es más “Song of a Gun” que la original). Singles de amor inmediato. El debut tenía perlas majóricas por todos conocidas ya, tan pizpiretas como sucias, tan contagiosas como inspiradas.

Actuaciones por todo el mundo. Paseos por media España (hey, que son de Houston Party). Explosión en el Primavera Club. Gala en la Fever de Bilbo. Aterrizaje en nuestra querida playa de la Zurriola, con motivo del Jazzaldia. Miles de personas delante. Ellos, agarrados al vino cual riojano encabronado, felices como en su primera visita infantil a una piscina de bolas…

[Continuará]

3 comentarios en “Entrevista a The Pains Of Being Pure At Heart (Prólogo)

  1. Ya te puedes dedicar a escribir libros muy largos de capitulos muy cortos.Próximo bestseller…No se levanten aun hay más. Joñó, cuándo sigue esto?!!

Los comentarios están cerrados.