Amenaza de reducción de conciertos en Donostia (2)

[Ver primera parte del artículo]

En Donostia hay escena underground

A lo largo de los años se ha visto que los locales de este tipo son persistentes, que cuentan con mucha fuerza. La gente quiere desconectar los fines los fines de semana, y la música es un buen instrumento para ello. Hasta hay quien se queja de que en la capital guipuzcoana hay pocos conciertos.

Los hosteleros (preguntados) responden que la cultura musical donostiarra es bastante underground. Que además del predominio y la fuerza de la música comercial también hay una escena subterranea. A los bares se acerca gente de todo tipo a disfrutar de la música. Unos establecimientos abrazan las melodías más comerciales, y otros los sonidos más alternativos.

En Le Bukowski, hasta ahora, no se le ha puesto pegas a ninguna de las bandas que ha solicitado actuar. En la limitada situación actual deberán elegir a los grupos según la calidad contrastada, teniendo que cerrar las puertas a muchos grupos que están empezando.

Y aunque Le Bukowski es quien más ha sufrido el envejecimiento de las leyes, los hay que también sufren las limitaciones y la acotación de horarios, caso de los establecimientos Doka y el Leize Gorria.

Horarios delimitados

Los Café Teatros / Kafe Antzokis y los bares que pueden ofrecer conciertos suelen tener que alcalnzar un acuerdo con los vecinos para poder hacerlo. Gracias a un acuerdo de ese tipo, El Doka y el Leize Gorria pueden ofrecer actividades como conciertos o recitales de poesía. Siempre con las 23.00 como hora tope para la finalización de los mismos.

El Leize Gorria no tiene problemas en la actualidad. Pero tras ver lo sucedido en Le Bukowski, piensa que “cuando las barbas del vecino veas pelar…”. Por ello solicitan que la ley se adapte a la realidad. “Si queremos ser una capital cultural, hay que ser conscientes de que la gente vendrá a la ciudad a escuchar música en vivo, a ver conciertos, a gozar de la cultura urbana. Si no son capaces de ver eso, apaga y vámonos”. Son palabras de Julio Biurrun, el dueño del Leize Gorria, quien afirma que la cultura es muy amplia/variada y que en Euskadi tenemos una cultura muy opresora. “¿Qué tipo de cultura podemos ofrecer?¿La que tiene un bozal?¿Dónde está la tolerancia? Eso es una herencia del más duro fascismo”.

El Departamento Municipal de Cultura y Juventud del Ayuntamiento de San Sebastián está intentando arreglar el problema general que está afectando al mundo musical ejecutante, pero en palabras de Biurrun, “es el propio Ayuntamiento el que regula las leyes y esta claro que las leyes que limitan la libertad de las personas deberían haber sido adaptadas hace tiempo”.

2 comentarios en “Amenaza de reducción de conciertos en Donostia (2)

Los comentarios están cerrados.