B&V: los primeros conciertos de la gira

Hola!

Aprovecho un hueco en mi agenda para contaros algunos susedidos de las primeras fechas live de “Melodías Concertantes (The Musical)” . Bilbao y Madrid, LAS capitales (la primera del mundo, la segunda de España), fueron los escenarios seleccionados para el arranque de este tour el 24 y 26 de abril, respectivamente.

Cristina Y Pablo. Pablo y Cristina. Los jefes de Serie B, la tienda de moda bilbaína. Ups, dicho así, parece que allá cuentan con su propio patronaje. Bueno, a lo que iba, que ellos nos invitaron a participar en una fiestaca de Tiger (calzado, no adictiva tienda de cosas para casa). Allá, en una caseta de feria que tuvo magníficos anclajes humanos, y con unas letras sujetadas con pinzas -literal, hacía viento y se volaban-, los muchachos ejecutaron los estilos.

Hubo amigos, espectadores orientales, gente que hace Garabat, vendimos discos (bueno, uno), hasta firmamos vinilos sin vinilo dentro. Comimos sushi. Y dimos muchos besos a los organizadores, adorables hasta el infinito y más allá. También bailamos con la atractiva selección de la DJ de cierre. Y reímos mucho con Arturo García – mi cronista musical favorito, o casi- y Asier Rodriguez – nuestro solucionador- . Como prueba, un vídeo.

De la vuelta a casa recuerdo que escuchamos el programa heavy de Radio 3, y que Yon y yo pensamos en hacer algo relacionado con el tema en el futuro. También recuerdo que Yon estaba muy contento con el concierto. Ahí donde lo ven, ¡es carne de furgoneta! con DVD y antifaz, eso sí.

Al día siguiente bajé a Madrid a grabar unas voces en un disco ajeno que saldrá en el futuro, una canción maravillosa desde la letra hasta el ritmo. Y ya el sábado nos tocó faena. Comimos con nuestro buen amigo Ramón en el peruano que no era peruano, bebimos pisco sour que sí era pisco sour (hips!). Y a probar a la Sala Sol, el sitio más amplio en el que hemos actuado hasta ahora (en Septiembre lo haremos en el Kutxa Kultur de Igeldo)

Desde aquí una ola de amabilidad a todos los implicados en la fecha. Desde Tanis, el jefe de Jabalina, que celebró allá mismo su cumpleaños, hasta técnicos de sonido y gentes de Estrella Galicia. Abrazo fuerte al majete con el que ya coincidí el día de los Pastels en el Lara. Siempre tiene una sonrisa y una frase amable para cada ocasión.

La prueba de sonido fue bastante rauda. Probamos con Angela Casino las canciones que ella iba a cantar en el concierto. Cosa fácil, ya que es un primor la señorita – como bien recogieron las críticas posteriores. Un seguro de vida para un murmur boy como yo.

A la gente le gustó el concierto. Poco más se puede añadir por nuestra parte si el receptor levanta los pulgares. Y tras él nos perdimos en el monumental show de Parade, abrazando a los de Ekintza que fueron a visitarnos, besando a Iñaki Diariopop más veces de las correctas y abrazando por doquier a todos los amigos con los que nos topamos. Fue físicamente imposible charlar con todos de la manera que nos hubiera gustado. Pero supongo que ese es un buen sinónimo de la felicidad que teníamos, no?

Besos

GB