El primer single de «Arroz y Pasta» ya está online

Tras un par de versiones de picoteo, aquí llega el estreno de Arroz y Pasta. Dos canciones originales de Asier que suenan la mar de bien y en las que yo he cantado aquí y allá un poco. El autor se ha explicado en este hilo de twitter

Pronto llegarán más, suyas y mías, nuestras. Espero/esperamos que os guste. Lo tienen en todos los servicios de streaming del mundo.Por ejemplo, Spotify

Giorgio Bassmatti: «Todo está resuelto»


Aquí la versión larga con la explicación

 

Canción realizada exclusivamente con extractos de los poemas del libro «Absolución» (R. Berrio) para el homenaje a Rafael Berrio celebrado el 25 de abril en Le Bukowski (Donostia). Gracias Jabi Jaspi por grabarla

LETRA

Odiosa mañana de sol
El alba rayando en la lejanía
Amanece, para qué

Cantando maitines, preparo un café
en mi ventana.
Quisiera no pensar en nada
Fumando y observando cómo el humo se pierde

Con el alma dispersa en lo azul del paisaje
Me es lo mismo que sea hoy o mañana

Y en la negrura del universo, Y en la mirada que vuelves, el canto del ruiseñor
que confunde el viento helado del Bulevar con una tibia primavera
Esa flor que adorna el despertar errante y solitario
Diminuto fragmento de una vieja emoción

ángel de la ausencia, Entre la euforia y el llanto
Entre un camino de rosas y una senda de espinas

Plano transición, la sopa humeante
En un desmán de polvo y sillas cojas
siempre en babia, y con la mente muy lejos

Un día quedó frío en la taza su eterno café,
como en tu alma tu sentimiento
Qué vida tan fané

En el derroche sin medida de tu risa
Y de su nombre que aún resuena esta ausente

Del ánimo en la cara ni una sola traza
Con lacre sellas tu corazón, más de nada sirve
Ni euforia, ni sueño, ni alegre ni triste
Hacer, deshacer, en el fondo da igual
escampa la tormenta, solo para redoblarse en tempestad

Y un haz de tibio sol sobre el regazo
Donde para el mirlo que regresa
En la hora señalada, el bello gesto

Su voz en tenues bronces
Redobles que siempre oigo en el balcón de las ciudades
En un Olympia, un Odeón
Un pensamiento sutil que destella y se esfuma
todo esta resuelto de pronto con nada

«Hasta que llegaba él»

Hi!

Ya sabéis que andamos Berrio arriba, Berrio abajo, estos días de abril y mayo. Y que toqué en Bukowski. Para los cientos de miles de fans alrededor del globo que no pudieron asistir por estar todos los hoteles completos en Donostia, aquí un vídeo que el inconmensurable, inimitable y maravilloso Jabi Jaspi grabó de una de las canciones. De verdad, hay que premiar a este hombre de alguna manera cuanto antes.

bueno, el vídeo. Play.

Giorgio Bassmatti: «Hasta que llegaba él» from Jabi on Vimeo.

Al vídeo le falta la intro, como es normal. El BlablaLand que explica la razón de esa canción. No pasa nada, yo os lo cuento, porque es relevante para entender el porqué de esta song.

Cuando me invitaron a este homenaje de canciones de Berrio quise hacer, como hacía hace años luz, algo especial que sonara ese día solo. Canciones que nunca más iban a sonar. Idea algo rota al mandar el vídeo ahora, pero bueno, ya se entiende. Y puestos a hacer homenajes, quise homenajear y versionear de forma literaria, libre, mágica y terrenal, real e inventada, fotografiada y garabateada, lo que podía ser una noche con Berrio en el Bukowski. Y salió este tema.

Espero que os guste.


Como mi dicción en vivo es famosa por su dicción intutuitiva y casi sugerida (yo la llamo «actor español en película»), aquí va la letra de la canción.

Una tarde cualquiera, una tonta, enredadera,
hace sol en las calles de la cuesta
y desde fuera se escucha la llamada, el aviso,
silencioso y preciso
somos los perros al silbido de alerta
lo sabemos, la sonrisa está puesta

Josu en la barra, vestido de época,
Axi disparando a los eremitas del pop
El teniente pegado a la esquina
Amenazante en la pared del recibidor
En la barra todos juntos, los tunantes
que vienen del sufrir de lunes a jueves
a refugiarse en esta casa de (los) placeres

todo iba medio bien
hasta que llegaba él,
hasta que llegaba, él

Llega tarde, llega Lento y los dos, con acierto,
apuntan que el retraso es obra menor
una frase le impedía abandonarse
y tras esquivarla todo fue mejor
ya habría días para recuperarla. O no

Dos palabras, una risa, la fiesta completa
Y a los cuatro de la mesa los convertía en profetas
Pedro, Pablo, Juan y Lucas en manos de asceta
era su errante y temporal rolling thunder revue
Quitando a Dylan para ponerte tú

hasta que llegaba él, hasta que llegaba, él

Hoy el vino es del año, apenas sabe a estaño
Y un puro sin fumar, mordido, como se muerde la jarana
abrazando sin temor la furia del viernes
disfrutando como nunca de la desgana
de no madrugar mañana. Ni mañana. Ni mañana.

Y hay caldo y bongos, bailes de salón
En el ambigú otomano
guitarra en mano, Pablo canta y él se levanta
“no voy a volver a tocar nunca esa canción”
No voy a tocar esa canción
para volver a tocar esa gran canción.

por respeto y amor y devoción
josu saca una caña, y brindemos por favor
yo sí que no voy a volver / a tocar nunca esta canción

Una Scala de Milán, Un Liceo, un Kursaal, un Bukowski, tu casa

Foto de Es Muss Sein

Feliz, feliz, feliz, feliz tras el buen recital de ayer domingo, cuando varios músicos amigos nos reunimos en el Bukowski para homenajear a Berrio. Demostramos que su sombra es, además de doliente y alargada, un maravilloso lugar para cobijarse, escuchar y crear. Un acicate para los acordes y bolígrafos.

Seríamos egoistas si nos quisiéramos quedar para nosotros solos ese maravilloso espacio creativo de letras fabulosas y músicas estupendas, de rimas únicas y palabras irrepetibles. Ese torrente de creatividad tan contagioso y único.

No sería justo que todo lo ayer recibido por tocar, en formato aplauso y formato económico, fuera para un fin del todo propio. Lo ideal sería seguir homenajeando, incitando y haciendo disfrutar más allá de una tarde u otra de conciertos. Así que, tirando del hilo y puestos a pensar a ver qué más se podía hacer para que ese arte llegara a más gente, y descartada la idea de ir por la carretera con un coche y un megáfono poniendo a todo trapo este tema o aquél disco, he decidido lanzar un sorteo de discos de Berrio:

  • Entra en el bandcamp de Rafael Berrio ,
  • elige un disco. Iindica si descarga digital o soporte físico. Se hará lo que se pueda para conseguir tu deseo 😉 Y mira por favor si existe el formato que quieres. Si no está en su bandcamp no lo puedo conseguir. Si pides uno físico que no está se te hará llegar ese mismo en digital.
  • y manda un mail o rellena el formulario de contacto de esta web con tu dirección postal.

Entre todas las solicitudes que lleguen haré un sorteo y saldrán 5 elegidos, quienes recibirán en su correo o su buzón el elemento seleccionado.

Completa tu discografía, adéntrate en su maravilloso mundo o recupera aquellas canciones que escuchaste en su día y ahora tenías algo olvidadas, idiota. Y todo gratis, oiga, como pasear por la Concha o quejarte de los bidegorris.

Tienes hasta el martes 27 de abril a las 17 horas para mandar tus deseos. Suerte! (la nuestra por haber vivido en el mismo espacio/tiempo que Rafael)