Plataforma: Dexter en V.O

[novedad: Casciari lanza la Iglesia de los Hijos del Subtítulo de los Ultimos Días. Ya mandé solicitud de ingreso. Para los que tengan dudas aún, poligonales, Joan Planas recoge un análisis irreprochable]

Loveof74 abandera la batalla de las batallas, la gran guerra, la lucha por la injusticia bajo un grito que es un clamor: ¿Quién demonios ha seleccionado las voces castellanas de los protagonistas de “Dexter“?

Tachados de snobs por parte del underground donostiarra más exquisito, nuestra defensa de unas voces más adecuadas nace de varias premisas:

  • Respetar el tono frío de dexter. Ahora parece un actor en la Feria de Teatro de Mérida.
  • Mantener los giros hispano americanos de las voces de Laguardia y Batista.
  • Hacer que Doakes lo registre una voz recia sin llegar a la de Constantino Romero, que no parezca un niño haciendo pasar por adulto a la puerta de una discoteca.
  • Conseguir que la sucesión de diálogos no parezca el Mundo Viejuno de Muchachada Nui

Es por ello por lo que, tras solicitar la dimisión del responsable (a quién hacemos culpable directo del futuro No-éxito de esta serie), exigimos a Cuatro que se vuelva a ver la serie enterita. De manera más dedicada y atenta, no mientras el responsable cocina una paella en la terraza de casa.

Y que sepa fijarse en los detalles, en la suavidad de los dialogos, en la violenta ternura del hablar del protagonista principal. Dios, si su vacío interior es pieza básica de la serie, y aquí tiene el atractivo de un mensaje de la teletienda.

Menos mal que nos queda Formigal