Deslocalización festivalera

fibPekin Si yo tuviera un festival de música andaría estrábico, con un ojo en mi evento y otro en la economía mundial. Tanta brega, tanta pelea y tanto exceso de oferta y caché puede hacer crack un día temprano de la manera más tonta posible.

Aunque yo no llamaría tonta a la suma de pistas que aquí y allá van dejando las noticias: Llevar a un país del Este la cadena de montaje de un utilitario, mandar a Asia la elaboración de las prendas.

En los temas ociosos no hay que mirar muy lejos, tan sólo un poquito más allá de este trozo de tierra, para conocer una zona de fiesta sin fin, de paquetes de vuelo sin ducha ni cama pero con contactos nocturnos, que ha ido menguando a millón de visitas al año.

Una región, la ibicenca, a la que las leyes restrictivas han llegado más tarde que el bajón de asistencia, trasladada gran parte de ella a la siguiente franquicia fiestera turca. Más barata aún y a escasos 45 minutos de vuelo de diferencia para el clubber británico. Casi mejor para la vuelta del tirón, apoyado sobre la almohada.

Glastonbury y Reading ya no se venden en minutos, en parte por el exceso de oferta isleña, en parte porque sale más barato un Isiyet a Valencia all included.

Así que no se extrañen si en 5 años ese FIB actual con una asistencia impresionante de ingleses acaba en fiesta popular de Villarriba porque los touroperadores/low costs/promotores han preferido un evento en Chipre, Argelia o Rumanía. Los artistas apenas iban a notar el cambio. Tan sólo hay que cambiar el nombre del país en “Adoro tocar en España, me encanta la gente y siempre es muy divertido actuar aquí”.

9 comentarios en “Deslocalización festivalera

  1. Y aun así donosti sigue sin un festi potente, ni autóctono ni importau ¿alguien sabe por qué?

  2. cáspita, y el jazz que es, una fiesta de colegas?
    Aqui no hay aeropuerto low cost, y todo es muy caro.

  3. Hace unos días, se pudo ver en Honyarbi el festival de Música Olearso, 10 grupos actuaron durante dos días en el aparcamiento de la playa.
    Este festival está organizado por la asociación del mismo nombre, que como proposito tiene el llevar y fomentar las actividades culturales en las ciudades que están en la desembocadura del bidasoa, y parece que no les ha ido nada mal porque están pensando organizar el año que viene otra actividad similar.
    Todo esto viene a pensar en que tienen que ser otros los que organicen las actividades,
    ¿Porque no mojarse el culo? arriesgarse y crear algo, o se piensa que es el odón quien el solito se curra la quincena, el jazz o el Donostikluba…
    Esto viene como respuesta al primer comentario, respecto a lo expresado por el Sr. Love, está claro que se verá en unos pocos años, ahora ya los hoteles baratos del mediterraneo, los de sol y sangria, están perdiendo turismo a ritmos agigantados, al turista-cangrejo alemán o inglés le da lo mismo irse a torremolinos, tunez o croacia, busca el precio, y ya no sé puede luchar contra esos paises, el que no reforme el negocio, tendrá que cambiarlo.

  4. Creo que ese festival llegara a Donosti, no como un mega evento lleno de patrocinios, y una cartelera internacional a reventar, pero sí como algo más modesto y si como un “evento” en el que escuchar buena música de la que no tenemos oportunidad de escuchar porque nadie la trae, si nadie lo hace tenemos que intentarlo nosotros!No un festi al aire libre, pero quizás sí en un recinto cerrado con garantías climatológicas, un festival pop, rock, electro que se puede empezar haciendo con peña local,y después si se quiere… después…cuando los Odones vean que arrastra peña se encargaran de buscar la foto y llevarse a su sarten la sardina de la ilusión por la que algunos apostamos.Hay que hacer algo entre todos!,en Octubre Hommi Records* tendra una sala en el centro de la ciudad (posiblemente Jareño) y algo de pasta, así que hay una oportunidad de hacer algo guay!!!El germen de algo en lo que algunos creemos, aunque salga como el culo (que no será así).

  5. tu lo has dicho, love, el heineken jazzaldia es una fiesta de colegas. A los que no nos gusta el jazz (ni lo fingimos) el jazzaldi es una excusa pa tomarte una birra playera entre semana, y si haces suerte disfrutar de alguna propuesta no jazzera, de acuerdo. Pero si la fortuna no esta de tu lado te comes un marlango. Cambio la Minelli por cualquiera de los que tocan en el minifib madrileño ese. Y también sale por un ojo tener que salir fuera a ver un festivalete majo…
    Gora gure donostikluba, pequeñito y matón, pero no lo comparemos (no se lo merece) con un Fib. El dia que Morrisey se plante en la quincena, me callo.

  6. hommi: Dicho festival, con gente local, se hizo hace unos años y las balas de paja corrían libres por Jareño. Vivimos en un mundo en el que los conciertos, si no vienen con patrocinio, no nos llaman al ojo. Apoyar la cultura local queda en manos de la administración por simple desidia del resto, promotores y oyentes.
    Kid: Estamos mezclando tierra de varios tiestos. Afirmas que vas al Jazz porque es gratis. El PVP no es la variable que debería regir un festival. Con Minelli probablemente pagarías todo ese festi, y dos más. Pero aquí se opta por callejear y presentar gratis (aunque cada vez menos) un montón de ofertas para que vayas picoteando. La MAr de Músicas, en otro orden de cosas, es similar. Y no parece irle mal a uno y a otro.
    ¿Y si Morrissey se planta en el Jazzaldia a 150 euros, entonces sería algo digno y encomiable?

  7. Haber Love, por partes que te me tiras a la yugular y nos dejas sin ilusión jeje.

    1- En cuanto a lo de las pajas en Jareño,tal vez tengas razón pero… a veces hay que hacer cosas sin pensar en el taquilla, la repercusión, la audiencia… es una cuestión de necesidad!.La pasta es nececesaría para todo!(dentro de poco hasta para respirar porque quieren patentar el O) nadie esta diciendo que no hagan falta patrocinios,claro que hacen falta!lo que estoy diciendo es que no hacen falta seis patrocinadores de mil millones de pelas, con pequeñas cantidades de aquí y de allí se pueden hacer cosas, si se quiere.

    2- Los mega, super,extra, supra,hiper festivales tienen los días contados, es cuestión de logia nada se sostiene en el tiempo con esa carrera frenética que han emprendido por fechas imposibles, con presupuestos imposibles, con managers paseándose por la entresala de los festis pidiendo mil porque el otro me da ochocientos, con grupos que no salen de gira porque en un festi se sacan lo de todo el año rulando (casi) y así no baja su cache.Se desplomaran!

    3- Morrisey, llevo un mes escuchando todos los días a este tío, es como una terapia a mi actual crisis musical.La clase, el estilo,el pop y el rock, la melodía es como si me mirasen todos juntos cuando le escucho, pero… no se si pagaría 25.000 ptas por verle, me seguiria pareciendo una PUTA VERGÜENZA! (Aunque me encante, lo “adore”)

  8. Hommi no me entiendas mal. Digo que esas propuestas interesantísimas no consiguen atraer a la gente ni aunque tenga a la Scarlett Johannson local haciendo canciones de Mikel Erentxun medio en bolas (ella, no él).

  9. Pingback: Plan de fuga (VII)

Los comentarios están cerrados.