Un buen artículo sobre música

El otro día compartí cañas y cigarrillos  con un periodista amigo mío. Él es periodista cultural, colaborador en mil medios, estajanovista del caracter “a pela la tilde”. Lo cual no implica hacer las cosas mal ni cortapegar de biografías ni agencias. No, no y no.

Me consta, porque le suelo leer, que siempre intenta hacer textos elaborados. A veces lo consigue, y a veces pare unos ladrillos que ni los trillizos de Arkansas. En fín, lo que nos pasa a todos en la cama. Que por más ganas que le echemos, no siempre tocamos la campana de la propina.

Y en el calor de las copas largas y los hielos en pleno cambio climático, estuvimos charlando sobre lo que para nosotros era un buen artículo periodístico. Claro que en la charla las posiciones eran encontradas.

Por eso, antes de avanzar nuestros puntos de vista, traslado la pregunta al respetable que tiene a bien leer este blog. y lo limitaré un poco a nuestro tema habitual, la música:

¿qué es un buen artículo musical, qué debe contener?

Hay mil formas de hacerlo, o mil contenidos que tratar de forma extensa o breve.

  • Hubo modas situacionistas (“llego al hotel la mañana después del concierto, el cantante tiene resaca y pide un zumo. No para de fumar“),
  • textos que tienden siempre al morbo (“abandonadas las drogas, es su relación tormentosa con la modelo de hipermercado la que acapara ahora la atención mediática“),
  • preguntas mil y un veces escuchadas con interés dudoso (“¿donde habeis grabado el disco??de qué van las letras? ¿que tal con el productor?)
  • repasitos poco velados por la hoja de promo, siguiendo a pies juntillas la pirámide invertida de información como si aquello fuera la noticia de una ley de la CE
  • Detallando todos los temas. ¿O mejor hablar del CD completo sin mucha cirugía?
  • Referencias a otros grupos de actualidad (“su música bebe de las energías de los XXX y las pasiones de YYY“)
  • Textos requetepersonales, con un enfoque demasiado apasionado y frases manidas cual mensaje en campaña (“Me disculpo por, todavía, emocionarme cuando descubro un grupo o un disco nuevo que suena de muerte y que me hacen recuperar la esperanza por la buena música y encima quiero compartirlo con los demás. Prometo azotarme como penitencia con mi cinturón de pinchos de tres filas…”)

¿Y tú? ¿Cómo te imaginas un buen texto en este sentido?

8 comentarios en “Un buen artículo sobre música

  1. no sé, medir un buen texto es como intentar que haya una fórmula que te valore objetivamente un disco. ¿cómo debe ser un buen disco? ¿debe tener tales acordes? ¿letras que hablen de…? ¿arreglos de viento? ¿una portada con mayoría de tonos verdes?…

    a mí hay gente que cuando escribe me llega y otra que nada de nada. pero tampoco te sé decir los porqueses.

    eso sí, si el texto tiene metáforas aprovechando la pérdida de la juventud y llegada a la madurez, es más fácil que funcione, que para eso somos unos desestructurados sociales.

  2. Si, tu crees que eso de la juventud y madurez es atractivo? Para Becerra ni lo dudo, pero lo demás…no sé, no sé…

  3. manolo ha dado en el clavo (como siempre, por otro lado):

    “a mí hay gente que cuando escribe me llega y otra que nada de nada. pero tampoco te sé decir los porqueses”

    a mí me pasa lo mismo. la verdad que prefiero si el texto se lleva hacía lo personal…para datos ya están las hojas de promo…

Los comentarios están cerrados.