Sonic Youth: “Sleeping Might Awake”

“I shot a film in Reno just to watch them play”

Sleeping Nights Awake es el resultado del Project Moonshine, un programa que apoya las inquietudes artísticas de los jóvenes de la Reno High School (de Reno, USA) proporcionándoles equipo de filmación, dirección, apoyo y educación para que realicen documentales. Igualico que en España.

El primer trabajo grande de estos imberbes es el largometraje que el domingo se presentó en la tercera edición del Dock Of The Bay: la grabación del concierto que la banda norteamericana dio en Reno el 4 de Julio de 2006

El contenido es sencillo de explicar: Canciones enteras de aquel concierto (En ocasiones era un documental Gaztemaniak!, porque por 6 euros podías ver un concierto de una banda increible) y los casi 10 metros de altura de Lee Ranaldo hablando con mucha cercanía y colaboración.

Sí, también hay frases del resto de miembros de la banda (salvo el batería, que huye hacia Dios sabe donde al acabar el concierto) y otros miembros de su equipo. Una grabación que en manos de cualquier canal televisivo hubiera dado para un reportaje de 4 minutos y que en Sleeping Night Awake se estira hasta los 85 minutos. Pero eso da pie a conocer algunas curiosidades: las afinaciones de las 30 guitarras, el mal rollito con el que acabó Jim O´Rourke en la banda,…

No olvidemos que los realizadores son chavales -de instituto que conocen a Pavement, al loro- haciendo un documental, con vía libre para andar por dentro y por fuera y preguntar a quienes deseen lo que quieran. Aplausos durante 15 minutos en Japón, oye. Sorprende que Thurston Moore se encargara de la mezcla final del audio del concierto de dicho documental, lo cual habla muy bien de la implicación del grupo en este proyecto educativo.

8 comentarios en “Sonic Youth: “Sleeping Might Awake”

  1. Little Pepe & Shabu???? lo siguiente que será, Timon y Pumba?

    A mi el docu de Sonic Youth me molo, tiene un enfoque distinto, sin un autor manipulando, es como si el espectador se colase a los ensayos, backstage,… y los artistas, relajados, se dejasen de poses y pretensiones para hablar con naturalidad. Lo más parecido a la realidad, me temo.
    En cuanto a las actuaciones enteras, eso se estila en la mayoría de los documentales centrados en el seguimiento de un grupo contemporaneo.

  2. Por cierto, que duras (y, ejem, er, ¿malas?) son las letras de Sonic Youth, ¿no? Gracias al subtitulado llegamos un poco más lejos en la banda

  3. Es verdad! las letras del grupo, como los realizadores del docu, eran muy youth! Lo dejaron muy claro un par de veces, definiéndose como un grupo artístico. Qué dolor…

Los comentarios están cerrados.