Rafael Berrio: “1971”

Más vale tarde que más tarde. “Nunca” es un término que jamás emplearía para definir el momento en el que uno siente la obligación interna de hablar de “1971”. Un reciente regalo (de dentro hacia fuera) ha espoleado la necesidad final de escribir unas letras sobre este impresionante disco .

“Escribir unas letras”. Hay que agarrar con pinzas dicha oración. Con mucho tiento. Y respeto. Porque las que acompañan las melodías de Rafael Berrio son sencillamente espectaculares. Y no por contraste ante las chorradas que se escuchan hoy en día en círculos amplios y reducidos. Las de este donostiarra de mundo son trágicas, emocionalmente agitadas, siempre cantadas de forma tranquila, dejando la consternación para la escucha del oyente.

No te preocupes, señor letrista amateur, el disco – 15 euros en tienda a nada que busques un poco- viene con un vale por un cabezazo contra una pared, así que puede escuchar el CD con tranquilidad, y luego ya hacer uso de la oferta.

“Simulacro” es un single perfecto y un vídeo que da pasmo, con esas estrofas que más de una vez hemos protagonizado sin saber que nadie lo hubiera escrito hasta hoy. “Este álbum” no deja de ser un repaso narrado a unas fotos, pero es una narración absolutamente acongojante. “Tienes a tu lado un ángel” es lágrima viva contra la desazón, un foco amigo en la llorera de un bar, un consejo que dolerá si algún día se escucha a posteriori.

“Como Cortés” (quemando naves) tiene un estribillo arrebatador y clarividente y recoge en 4:50 esa excesiva vida siempre cerca del futuro error y  caos. Y hablando de estribillos sensacionales, y una primera estrofa  que puede valer vale más que muchos premios literarios, “Todas las mujeres de este mundo” es una oda eterna.

A destacar sobremanera el trabajo de Joserra Senperena en este disco, haciendo huir al perro viejo (¡que se dejó hacer! ¡ole! No es facil a estas alturas) de los esquemas más clásicos en su vida -guitarra,bajo,batería- para arroparlo todo de forma más mínima y excelsa.

relacionado:

13 comentarios sobre “Rafael Berrio: “1971”

  1. A mi me ha llegado bastante este disco. Como bién dices los arreglos de Senperena son excepcionales.

  2. A mí, como digo, lo que más me alegra y me sorprende gratamente, es que haya querido dejar sus canciones en manos de otros, tan acostumbrado a los esquemas rockeros clásicos.

    Seguro que de esa otra manera también hubiera quedado bien chulo el disco, pero es que ahora, por frescura y belleza sonora inaudita, es la ostia!

  3. Una amiga me dijo “si este tio llega a vivir en MAdrid ahora sería super famoso”. Absolutamente de acuerdo. Hasta que llegue el día, disfrutemos de él en Donostia.

  4. Creo que deberías añadir el link al vídeo de simulacro.

    Porque cada vez que lo escucho y lo veo (60-40%) me entra algo más que uns escalofrío.

  5. Love, has cumplido tu palabra. Tal y como habíamos convenido alguien dejará a tu nombre el lote “Excelsior” de ibéricos y cavas. Pásate a recogerlo por el sitio habitual. Lo prometido es deuda.

    Una vez más te quedo agradecido. Un saludo muy cordial. Nos vemos en Hondarribi el 25 de marzo.

    Rafa Berrio.

  6. ¡Bravo! Claro que sí, hay que reivindicar la figura de Rafa Berrio, enhorabuena por el disco y los videoclips. Es todo muy especial.

  7. Es de lo mejor que he escuchado hace mucho tiempo. La producción de Samperena es muy buena pero creo que lo más destacable son las LETRAS. Poesía. Me parecen super sinceras y que golpean muy duro….”yo me moriré un día borracho junto a una tapia…” esa frase me dejó helado….buf!. “Cómo iba yo a saber” es una canción de amor sobrecogedora.
    En fin, no paro de escucharlo. No soy muy de cantautores, pero no creo que haya muchos letristas/poetas como él (lo siento por nachos vegas y sabinas…).

Los comentarios están cerrados.