Lo mejor del 2010.

Llegan las uvas, ¡y yo con estas pepitas! En este año que nos deja, como el anterior y esperemos que el siguiente, todo pichichi se pone a hacer sus selecciones de lo mejor del año. Otras, divertidas, enumeran “lo peor”. Nosotros, en la eterna lucha contra la memoria de pez y a favor la universalidad de la música sea del año que sea, le sacaremos una instantanea a este 2010, pero al pop-rock (o eso) en Donostia y sus alrededores más cercanos.

Ha sido un buen año, como dicen siempre los vinícolas riojanos. Thee Brandy Hips, por ejemplo, acaban de despedir su “We are love” con geniales canciones en la recámara –algunas ya las escuchamos en su último concierto en el DOKA, otras las gozarán cuando salgan-. AMA ha entregado un disco brillante y un tema en un single, “Yo No Te Quiero”, jodidamente espectacular.

La Buena Vida no dio señales de vida en este 2010. Y Single ha entregado la enésima pirueta de su forma de componer, looping que a muchos a gustado y a algunos encantado. Un aplauso fuerte también para Bide Ertzean, que siguen entregando discos impropios (y entiéndeme bien, Jon :D) para este nuestro pequeño mundo. Y Los Cocoguaguas demostraron que las cavernas siguen dando buenos caldos futuros. Su actuación en el Bukos junto con Kokoscha fue bien atractiva y oscurita. Y dicen que vuelven Los Nerviosos en el 11. Bien.

Kepa Junkera ya ha acabado su proyecto mesiánico que ha venido a llenar el hueco del pop vasco vacío hasta estos momentos: sus bolsillos. Mil perdones a todos los que olvido, los cuales seguro me recordaréis con cariño en los comentarios.

En las teóricamente “one man bands”, Rafael Berrio (en la foto de este post, obra de El Humilde Fotero del Pánico) se ha doctorado a los oídos impíos con ese “1972” construído junto con Joserra Senperena. A Bassmatti lo dejamos para los comentarios del resto :D.

PLV Havoc ha comenzado a pasearse por espacios cada vez más grandes de la península, a la espera de ese nuevo disco que está grabando en casa de Stephen Patrick Erentxun.Y en una cantera que no acaba, Civil Love y The Indio han pegado un pequeño puñetazo en la mesa.

El primero, hijo putativo de la California folk moderna y melódica, ofreció una preciosa carta de presentación en Lugaritz. El segundo consiguió los halagos de Damián Jurado (y el resto de asistentes) con la muestra de sus sentidas canciones en Gazteszena, nuestro little wembley particular.

En cuestión de sitios, El Bukowski sigue siendo el único que aúna arte, cariño, espacio, elegancia y pelea en esta ciudad Cocoon. DOKA le gana en amplitud, ganándose el aplauso de los asistentes que no muestran pereza para pasar el túnel del Antiguo. Ondarra parece asomar un poco el pico a la hora de montar bolos, y Mogambo sigue siendo el adalid de todo sin orgullecerse de nada en exceso.

En cuanto a gentes, Red Ribbon consiguió aunar buenos bolos y spam masivo. Kaixo FM fue la demostración que “de fuera vendrán y tu casa barrerán”. Y “Ellas no bailan solas”, alias Make My Day, irrumpieron en el programa de actos con fuerza juvenil. La que tienen, vamos.

Y como de los árbitros nunca hablo, dejaremos la labor pública para periódicos y medios de comunicación más relevantes que el mío.

16 comentarios en “Lo mejor del 2010.

  1. Falta una mención:

    EL RANKING DE CERVEZAS DE GAZTESZENA

    1º El veneno de siempre
    2º La Sanmi

    Me parece que es un ranking que tiene que hacerse público, porque no me negaréis que a más de un conci de ahí arriba habéis ido sólo a privar…

  2. Muy interesante resumen, en el que coincido sobre todo con el arte de Rafa Berrio. Me parece que tiene un gusto especial.
    Y una sorpresa reciente que me llevé en el concierto de Ilegales, que los teloneros me dijeron que son de Donosti, Rock Sifredi. Fue un concierto corto pero su música me dio un buen rollo increíble.

  3. Creo que falta una mención a la ahora obligada y más que necesaria agenda de NiMu, que se ha convertido en todo un referente

Los comentarios están cerrados.