Homeless #2. Música flotante.

Pocas palabras se pueden decir cuando un concierto se monta en semejante emplazamiento. Por Dios, ¡que podían haber programado una Diana de Txistularis y nos hubiera parecido perfecto!

El Homeless Music Festival, siempre buscando recovecos distintos en Donostia para montar sus eventos musicales, llegó al Aquarium donostiarra en su segunda edición. Un auditorio pequeño con un fondo que se llevaba todas las miradas. Tampoco importaba en exceso, íbamos a poner los oídos y nos brillaron los ojos. Aún recuerdo el “ohhh” de la gente cuando una especie de Raya verde fluorescente Morena (pez, no persona) cruzó la piscina mientras la banda tocaba.

Y hablando de bandas, Callers y Wye Oak fueron las elegidas para pasar un más que agradable domingo noche. Los primeros eran una formación elevada. De ático. Neoyorquino. Snob. Burgués. De lectura de poesía libre y vino francés. Super Arty no, lo siguiente.

Hecha la composición de lugar, digamos que no fue lo más snob que hemos escuchado en esa categoría (Edison Woods les gana a todos de calle), que la voz de la cantante era un primor. Que me acordé de Joan As Police Woman y de Sugarcubes (Parecían Islandeses de visita en la Gran Manzana). Y que unas y otras se mosntraron encantadas con el sitio. Supongo que acostumbradas a paredes desconchadas, ver una pecera a la espalda debe ser la hostia.

Wye Oak venían desde Baltimore y eran extraños, pero de otra manera. Sobre todo visual. Porque el sobretodo era bastante indie rock USA. Bueno, con guitarrazos a lo Bettie Serveert o Throwing Muses. Ella a las rabias, él tocando batería y teclado a la vez. Los fans salieron muy encantados, otros se hicieron fans y otros se fueron a la mitad.

Los organizadores prometieron que a partir de la tercera edición no habrá más problemas con las barras hosteleras. En Igeldo hubo pequeña hecatombe por una no achacable falta de previsión del barero local. Ayer chocamos contra el “funcionariado” de Bokado, que abrió su exclusiva concesión por tiempo demasiado escaso. A la tercera va la vencida, pero..¿Cómo coño nos van a sorprender en el futuro tras esta exhibición?

Bueno, esperamos ansiosos ya…

6 comentarios en “Homeless #2. Música flotante.

  1. efectivamente Love, el mayor problema fue la barra. ¿porqué ponen una cocacola en copa??¿?¿?¿??
    El emplazamiento fue maravilloso. y los grupos no estuvieron nada mal, a mi personalmente me chifló Wye Oak y soy fans absoluta del batería-teclado-ampli-subirlasgafas todo en uno!

  2. Tenga usted cuidado, Mr. Love.
    En estos tiempos de corrección política y buenrollismo generalizado, lo mismo le escribe el lobby de txistularis para afearle la conducta por el comentario del primer párrafo…
    XDDD
    ¿Se imagina lo que Piter Ansorena enfurecido puede hacer con su txistu?
    ;-)))

  3. Una pequeña correción a tus conocimientos de la fauna marina, no era una Raya verde fluorescente… era una Morena. que por cierto había más de una en el lado seco de la pecera que si se hubieran paseado como el animal del lado húmedo, habrían oido más de un ooohhhh…

Los comentarios están cerrados.