Fountains Of Wayne: Sky Full Of Holes

De estudiante me dijeron que lo más relevante debía colocarse al principio del texto. Aunque no lo veamos claro en best sellers como La Biblia, nosotros somos aplicados y cumpliremos, por una santa vez, la norma. El disco nuevo de Fountains of Wayne es la hostia. Ya ven, al calor de las melodías no salen los exabruptos de emoción de barra de bar. Buen sitio, por cierto, para debatir sobre estos temas.

Entre ronda y ronda, de vinos blancos o cervezas, estaremos atentos a quien ejerza de amargindie y diga que varios de los temas de “Sky Full Of Holes” andan muy cercanos al guilty pleasure, a las bandas sonoras de las pelis de dibujos y la vertiente más comercial del power pop norteamericano, si como tal se puede identificar a Weezer.

El despiste o la sorpresa pululan en algunos detalles y arranques. El de “Cold Comfort Flowers” es nuestro “al arrancarme a cantarla me acuerde de “ de hoy, con Liam Gallagher y su “Today is gonna be the day…”, mirando hacia arriba mientras canta, con las gafas de sol y la parca.

Los negativos arrecian en los tres últimos temas, buenas canciones pero que viajan en un compartimento equivocado, como si fueran sobrantes, como si no fuese suficiente sacar un CD de 10 canciones. “Radio Bar” es la cara B del single de Barenaked Ladies para Shrek. “Firelight Waltz” es eso, un vals campestre que a cada paso, hay que decirlo, suena más bonito. Y “Cementery Guns” es su continuación de aires casi folkie medievales. Bien bonita, sin duda, pero en una funda que no le corresponde.

Porque el resto del disco es un decálogo (por número de canciones, por inspiracional, con canónico) de cómo deben hacerse las canciones de pop guitarrero y, SOBRE TODO, cómo deben sonar. Con una progresión perfecta que no chirría en ningún momento.

Richie and Ruben” es un primer single genial, pero algo tibio, que quedará toda la vida en un segundo plano antes la perfección powerpopera de “A Dip in The Ocean” o “Someone´s gonna broke your heart” y, hey, su aire pop a los Smiths. Es fácil acordarse de (otras) grandes e influyentes bandas escuchando a FOW, curiosamente, en entonaciones concretas, en frases sueltas, y no como reconstrucción del siglo XXI.

Nada puede ir mal empezando con “Summer Place”, conteniendo el chuleo de “Acela”, presentando la emotiva y algo digital “Action hero”, el delicioso clasicismo country-pop de “A Road Song” , la bucólica e intachable “Workingman´s hands” y el perfecto cierre de la versión ideal con “Hate to see you like this, una suerte de “caja del diablo” platenaria con más cariño por el pop y la limpieza épica.

3 comentarios en “Fountains Of Wayne: Sky Full Of Holes

  1. hay weezers y weezers. Me quedo con su idea de power pop tendiendo a lo comercial (a los sonidos me refiero)

Los comentarios están cerrados.