Entrevista con los promotores de “Kafea eta Galletak”

En su día le dedicamos un post a esta propuesta de escuchar discos con más gente alrededor cerrando la velada con un concierto “diferente”. Pero nos quedamos con ganas de saber más.

Por eso les hicimos llegar a los organizadores (chico y chica) de “Kafea eta Galletak” un pequeño cuestionario para abordar con un poco más de profundidad esta idea tan atractiva.

Ibon Rodriguez nos adelanta las próximas fechas de este acto recogido (igual de interesantes o más que el debut con el Spiderland de Slint y la actuación de Xabier Montoia) y nos cuenta que lo que se busca es reproducir el trabajo elegido intentando adecuarse a la idea de los músicos que lo tocaron, huyendo de dolbySurroundes : “Tiene un objetivo didáctico, para compartir discos que para alguien significan algo, para romper y quitar prejuicios sobre etiquetas y estilos, para estar abierto a escuchar cualquier tipo de música, más allá de la estética“.

Para la entrevista completa, dar el saltito y es toda vuestra.

¿Por qué ese nombre tan hogareño de “café y galletas” (“kafea eta galletak”)?

Precisamente para dar ese toque de tranquilidad, de tomarte un café oyendo o, mejor dicho, escuchando un disco. Tomar una hora de serenidad, porque ya vivimos muy rápido, no nos detenemos para hacer nada con cariño. Normalmente, en casa solemos hacer algo mientras la música está puesta…

De todos modos, el nombre lo pusimos por la hora a la que se desarrollan las audiciones, porque damos café a los asistentes y por el juego de palabras discos/galletas.

¿Qué tal la primera reunión? ¿Cómo respondió la gente a esta propuesta novedosa? 

Bueno, novedosa en estos días, pues parece ser que en los 70-80 ya se hacían cosas así. De todas formas, no lo hacemos por retomar aquellas audiciones, sino porque veíamos esa necesidad.

La primera sesión fue muy bonita. Participaron 16 personas, repartimos carpetas para ir coleccionando las fichas de los próximos discos (cada audición se acompañará de una ficha técnica y un comentario sobre el disco, que invite -o no- a oírlo y lo sitúe en el espacio y el tiempo) y después de oír el disco la gente contó sus experiencias.

Los que ya conocían el disco comentaron cómo llegaron hasta el disco en su día y cómo cambia esa percepción al escucharlo de esa manera, con más gente, en silencio, con un volumen y equipo medianamente decentes… En general a la gente le gustó el formato (el disco que escogimos también) y la experiencia.

¿Dónde se realiza? El sitio será un elemento importante.

Llevábamos tiempo con la idea de hacer las audiciones, pero nunca nos lo habíamos tomado en serio porque no disponíamos de los recursos materiales necesarios. La cosa cambió cuando la asamblea de jóvenes de Gernika (en la que Leire -la otra organizadora- participa activamente) entró a unas escuelas que están en el centro de Gernika. Cuando se acondicionó una de las habitaciones, nos dimos cuenta de que era un sitio apropiado para el tema de las audiciones.

Es importante que el lugar sea agradable y te predisponga a escuchar música. Teníamos muchas dudas, porque hasta hacerlo por primera vez no sabíamos cómo iba a salir, cómo disponer a la gente en la sala, qué haría la gente durante la audición (cerrar los ojos? bailar? nada?). Pero la gente salió contenta y comentaron algunos detalles que se podrían mejorar.

¿Qué equipo soléis emplear?

La verdad es que no somos muy sibaritas, podemos pinchar algo descargado de internet o un cassete viejo, pero intentaremos velar un poco por la calidad del disco.

Por ejemplo, el disco de Slint, sobre el que giró la primera sesión, según los propios autores, está hecho para oirlo en vinilo. En este caso, disponíamos de una copia y fue la que utilizamos en la audición.

El equipo es mínimo para escuchar en una sala (que antiguamente era un aula de una escuela): dos bafles y un amplificador, sin más.

Lo que sí intentamos es que la ecualización sea plana, que el disco se acerque a lo que los artistas crearon. Por esa razón usamos un equipo de voces y no dolby surround.

¿Qué se busca con estas escuchas en grupo de discos? ¿Presentar viejos discos que os parecen buenos, mezclarse con otros fans de esa obra?

Esto nació porque muchas veces hablas con amigas y amigos, le dices que tal grupo está bien, te voy a pasar tal disco..etc, y al final ni le grabas nada, y si lo grabas no lo escucha (jeje).

En serio, tiene un objetivo didáctico, para compartir discos que para alguien significan algo, para romper y quitar prejuicios sobre etiquetas y estilos, para estar abierto a escuchar cualquier tipo de música, más allá de la estética.

Este año estuvimos en las jornadas AMM/MRB que se desarrollan en verano en Arteleku. Hace un par de años se debatió a ver qué nos parecía lo que hizo un artista en un concierto de música experimetal: el artista en cuestión presionó el botón de play y dejó el escenario. Para algunos era un timo, para otros no. El centro del debate era terminológico: ¿Es eso un concierto o no?

De camino a casa pensamos que en los conciertos la parte visual tiene quizás demasiada importancia y que sería interesante pinchar discos, para centrar toda la atención en el sonido, aunque eso sea imposible, incluso con los ojos cerrados, pero creo que se entiende bien la idea.

Una de las ideas que nos rondaba era no anunciar qué disco se va a pinchar esa tarde, que la gente se lo encuentre cuando esté allí, pero seguramente eso lo llevaremos a cabo más adelante. Con eso queremos evitar que la gente acuda sólo a la audición del disco que conozca. El objetivo es el contrario, que acuda a descubrir cosas nuevas.

Lo que no queremos tampoco es mitificar los discos que se pongan, a veces nos gustarán y a veces no, la cuestión es degustarlos y que cada uno cree su propia opinión.  No nos vamos a centrar en ningún estilo, ya que cada sesión la preparará una persona o invitado diferente.

De todas formas, conocer a gente nueva que tenga un interés común siempre nos da una motivación extra.

¿Qué comentaba la gente tras la primera experiencia?

Tuvimos la suerte de tener diferentes perfiles entre los y las oyentes: gente que no conocía el disco, gente que lo conocía muy bien, gente que no lo escuchaba hace muchos años… Personalmente, yo descubrí nuevos detalles en el disco que no recordaba así.

¿Que próximos discos tenéis pensado comentar?

De momento vamos a seguir acompañando las audiciones de un concierto en formato pequeño. En algunos casos, la gente del grupo que toque va a ser quien escoja un disco y lo comente.

En diciembre serán los bilbaínos Mannet quienes presenten Tonight’s the night de Neil Young.

Más adelante, parece ser que tendremos a Saioa, quien tocará después de que Juanra de Moonpalace presente Good Morning Spider de Sparklehorse.

Otra propuesta es de Julen Azpitarte, con la banda sonora de la película de Orson Welles “Sed de mal” (Touch of Evil), que vendría antes del concierto cinematográfico de Gora Japon (de los que pronto hablaremos en este blog)+Rober! de Atom Rhumba…y más y más…

En ese punto actuante empezasteis fuerte, con Xabier Montoia.

Esperamos que sea más fácil a partir de ahora. Montoia es gran amigo de quienes hemos puesto en marcha esto. A parte de eso, yo toco con él y con Ibai Gorgortza (de Borrokan). Llevábamos tiempo preparándonos para hacer algún directo, y qué mejor momento que en Kafea eta Galletak. De ese modo, tanto las audiciones como Montoia se ayudarían mutuamente, y creo que el formato ha funcionado mucho mejor de lo que pensábamos.

¿Tenéis pensado exportar la idea a otras poblaciones?

Más que exportarla nosotros, lo mejor es que la idea misma se exporte sola, que la gente se anime a hacer cosas así. Por supuesto que quien nos pida ayuda la tendrá. Pero es algo muy sencillo de llevar a cabo, unas tazas de café y unos buenos discos…y a disfrutar!!