Dos veces. Y tres. Y cuatro. Y…

Nueva cita en nuestro periplo rafaeliano ayer, con la actuación del maestro en el komplot donostiarra. Garito de nocturnidad manifiesta que se engalanó bastante bien para la ocasión. O quizás fue el autor, que dignifica todo espacio actuante que pisa. El Berrio éste actúa en un aeropuerto y seguro que me apetecía ir a una puerta de embarque a pasar la tarde tan a gusto.

Al tema. Que es mucho tema. Con la sola compañía de su guitarra electroacústica, y ese cuidado despeinado habitual, el donostiarra volvió a mostrarse enorme. ENORME. Uno de los mejores letristas nacionales, de calle (pisada e inspiradora). Es, sin duda, el “sexto hombre” de la poesía donostiarra, que en este caso se apoya sobre 4 acordes. Que sí, que son cuatro, que ayer los escudriñé como buscando la fórmula de su magia para caer en la cuenta que no, que no está en el orden o posición, sino en el arte interior.

Varios pensamientos propios y ajenos -mas compartidos- de ayer: Mucho Nacho Vegas, pero Berrio es más certeramente descarnado en media estrofa, es frase que parece decir suelta y remata con la siguiente. Por el poder de la palabra y la emoción que desprende (baste la canción de los santos yonkies, recitada, como ejemplo. Eché de menos la del vino), él solo con la guitarra se basta y se sobra para erizar al respetable. Todo músico añadido que venga después será bienvenido: trío, banda, orquesta de euskadi…

El autor que no suele hacer bises estaba jubiloso, y se cascó uno de 5 o 6 temas. “1971” siguió siendo el hilo de la puntadas, recuperando zurcidos antiguos que los lectores me completarán (¿“Y ahora que”?) y momentos para la dieta Dukan melódica, esa que te deja el estómago como una avellana. “Como Cortés quemando Naves”, “Simulacro” (que rebautizó como “Dos veces”), “Oh, verdad desnuda”, “Tú tienes a tu lado un ángel”, la alegre (sí que lo es, lo explico cuando queráis) “In Memoriam”, una de mis favoritas. Y la pocas veces tocada “Este álbum” (gracias).

Rafael Berrio está el viernes en la Euskal Etxea de BCN, cita a la que no llegamos por milésimas. Y el martes 25, en formato trío, en Valencia.

[Fotón de El Humilde Fotero. David Lynch, Hollywood, Decadencia, Elegancia]

19 comentarios en “Dos veces. Y tres. Y cuatro. Y…

  1. Oso ondo, Lo. Creo que es el mejor concierto de Rafa que he visto.

    De todas maneras, cuando usted se refiere a “letristas nacionales”, ¿a qué país se refiere? Yo creo que es de lo mejores en éste (País Vasco) y aquél (España).

    Un abrazo.

    • Soy marcadamente europeista, como bien sabe, Don Iturri. Así que cuando digo país quiero decir Dinamarca.

      el del Bukos va de la mano con el de ayer. Aquel fue muy emocionante y sorprendente, por demostrarse a sí mismo y al resto que su sola presencia sola bastaba para sanarnos. Ayer fue más suelto, por ende, más atractivo objetivamente

  2. Ya sabe usted, don Lo, que se lo digo con cariño, pero la referencia a “nacional” siempre me deja con esa cosa en la cabeza.

    Recuerdo que una vez Radio 3 le dio los gallegos de Siniestro Total el Premio a mejor grupo nacional y su cantante lo recogió preguntándose a qué país se refería el premio.

    😉

    P.S.: perdone que le hable de usted, pero es que estoy escuchando emisoras españolas de postín (eso piensan ellas) y allá todo el mundo se trata de esa manera.

  3. hey, que alguien le avise a patxi lopez. que como el 25 es el día de euskadi, igual le pilla por valencia y puede ver el bolo. Seguro que le gusta.

  4. Yo he disfrutado todos y cada uno de mis cinco (igual es alguno más) conciertos de maese Rafael.
    El último en Le Bukowski, lugar más recogido e íntimo, me encantó con la guitarra española (perdón) y anoche estuvo formidable con la electroacústica. ¡Qué sonoridad, qué letras y qué modo de interpretar!

  5. Por desgracia (para él), el indie-kari ha llegado tarde al concierto de Rafael: en vez de venir ayer a Donostia, llega hoy para un acto a las 12:00.

    Ora pro nobis.

  6. …los santos mártires yonkis…

    A ver si un día le veo con banda que este año le he visto 3 veces y la vez que estaba mas acompañado fue de violín(o instrumento similar, no los diferencio) y teclado.
    Muy jhrande, anyway.

    • Es grande siempre, independientemente del número de instrumentos y/o ejecutantes (perdón again).
      Sus canciones a pelo suenan acongojantes pero ya te digo yo lo a gusto que le vería con un cuarteto de cuerda o similar…

  7. Y claro que sí. Gira de Berrio por aeropuertos, gasolineras o lo que sea. Iturri se ofreció ayer mismo a ser el manager del puti-tour, una gira por los lupanares más infectos de la piel de toro.

    PD: Por cierto, Love, muy atinada la crónica.

    • 1.- No es la primera vez que Iturri hace semejante ofrecimiento a un autor local, lo cual me hace sospechar de tejemanejes ya firmados con los escenarios en cuestión
      2.- Gracias

    • más que cierto. Buscaba poner el foco en algo que no lo tiene. El camino pudo no ser el correcto, gustándome a rabiar ambos.

  8. Nik ere zalantzak ditut (barkatu euskaraz idazteagatik, taliban intolerante bat naiz) Bukowskikoa eta atzokoaren artean aukeratzeko, baina igual atzokoarekin geratuko naiz, “Bronca” ere jo zuelako besterik ez bada ere.

  9. eta euskeraz kantatuko balu? gasolindegi ta areopuertuak ez diren lekuetan ere joko luke?sarriago behintzat?
    gora euzkadi txistulari

Los comentarios están cerrados.