Primavera Sound: el calentamiento

Aún a riesgo de que en los días sucesivos no sepamos ni nuestro nombre y acabemos dejando por ello huérfana esta crónica, os contamos cómo fue ayer la jornada previa al festival, donde ya hubo propuestas de alto nivel.

Comenzamos por el concierto que Nacho Umbert dio en el bar Fantástico, cerca del Raval. En acústico, acompañado por una violonchelista, interpretó en su totalidad su disco “Ay…”, que le ha devuelto a la actualidad muchos años después de la separación de los reivindicados Paperhouse (de quienes cayeron también un par de temas).

Fue un acierto invitar al público a sentarse en el suelo del garito, favoreciendo un ambiente de camaradería entre público y artista, con esa magia especial que tienen los conciertos a las 6 de la tarde, cuando la peña está ahí para escuchar atentamente y no clavarse una caña tras otra.

Y es que lo que las canciones de Umbert merecen es una atención máxima para poder apreciar unas letras repletas de matices, puro relato y literatura: hay en ellas cierta melancolía mediterránea, con sus historias de marineros, de niños maricas, sus juegos gramaticales y los saltos tan naturales como maestros del narrador omnisciente a la primera y segunda persona. Todo ello mecido con una voz digna a ratos de Kurt Weill (Lambchop) o el Micah P. Hinson más calmado. Toca a mediados de junio en la Fnac donostiarra, aviso a navegantes.

De allí salimos corriendo en dirección a Apolo 2, donde La Otra Gloria estaban terminando su concierto, dentro del showcase con marca Birra y Perdiz. Una pena no haber podido saborear algo su extraña mezcla de country y blues exótico.

Lo que sí vimos fue el concierto de Kokoshca, el cual, lo digo de antemano, me extrañaría que no estuviese entre los 10 mejores del festival. Presentaban “La Fuerza”, uno de los discos del año, y aquello acabó siendo revelador para los neófitos, y muy impactante para los que les seguíamos de tiempo atrás. Sonaron totalmente precisos, demostrando que aquello del amateurismo y lo destartalado puede convivir perfectamente con un sonido en condiciones, si la actitud es la correcta.

Y la de Kokoshca anoche lo fue, empezando muy garajeros y acabando ruidistas, con tiempo para el matiz exacto entre medias, recordando tan pronto a los Monks como a Derribos Arias, a Beat Happening o los Feelies. En fin, toda una exhibición de talento y de frescura, dejando al público con esa sensación de haber pillado al grupo adecuado en el momento justo. “La Fuerza”, ya lo hemos dicho bastante, es un himno que a nada que lo vaya conociendo la gente devendrá en generacional. Desde luego, mi juventud no ha tenido ninguna canción que la defina tan bien.

Llevaban las suecas First Aid Kit dos canciones cuando aparecí por la principal de Apolo. El españolísimo fenómeno de las cantantes folk y bastante guapas tiene su réplica en estas chicas angelicales, mejorando todas las propuestas nacionales del género, y demostrando unas tablas en directo que quizá sólo las tenga Alondra Bentley entre las nuestras. Buenas canciones, preciosas voces y gorgoritos y una exhibición creando un silencio sepulcral ante más de mil personas interpretando una de las canciones sin microfonía. Una delicia.

A Los Campesinos no les dimos más pábulo que escuchar “You, me, dancing!” que para suerte nuestra cayó la primera del show. Todo lo demás fue una bola de sonido bastante intragable, a lo contribuyen sus canciones, repletas de partes que no llevan a ninguna parte, llevando siempre la aguja al rojo de lo excesivo y anulando cualquier matiz que aportaría otra vidilla a sus temas. Así que cuatro canciones y a la piltra, que queda mucho festival.

Texto: Marlon Brandy

25 comentarios en “Primavera Sound: el calentamiento

  1. Hola, quería decir que You Me Dancing no fue de las primeras del show, si no que fue le penúltima. Espero que sea un errata tonta, porque quiero confiar en tu profesionalidad.
    Un saludo

  2. Jaja, zas en toda la boca y tal.

    No, hombre, profesionalidad ninguna (mira donde estás leyendo y cómo empieza mismamente la crónica). Conozco dos singles de los Campesinos, me habré confundido. Disculpas!

  3. ¿Cuánto le pagas por los artículos? El año que viene me voy yo de reportero Tribulete.

  4. Lo de “profesionalidad, ninguna” me ha encantado. Un título perfecto para cualquier autobiografía.

  5. Si señor, coctelería fina, y el que la quiera profesional, al Dickens!

    Llevo 3 horas en Barna y ya he decidido quedarme a vivir… soy de gatillo fácil… menos para elegir que concierto ver… mareee qué burrada de programa!

  6. Hablando de Beat Happening…Y la necesidad de cash sanitaria de Sir Calvin…¿estarán en PS 2011?

  7. el mismo. Ahora con visera de camionero 😀

    oye, ¿Alguien se anima a hacer la de hoy? el señor Brandy se bebió ayer todo su apellido, y no encuentra fonemas en sus bolsillos 😀

  8. Yo me hubiera animado, pero este año he tenido mala suerte con mi quiniela y no apetece escribir una crónica gris desde el mediterráneo. Aunque suene poco pretty underground me quedo con las dos grandes P del festi: Pavement y Pixies.
    Estoy viejuno.

  9. Pues sí, oyes, si algún asistente se anima, quí recibiremos su crónica primaveral con mucho gusto…

    • Sí,recomendable enlace. Sobre todo si tengo que esperar a Marlon, que estará peleando con sus propias sombras:D

Los comentarios están cerrados.