Agur, Elurretan, agur

Da rabia despertarse con estos pequeños sobresaltos personales. Leire eta Galletak lo contaba en su FB corporativo, (y en su blog) dando todo lujo de detalle sobre el concierto que los de Ordizia dieron para su encantadora propuesta.

Elurretan, el dúo de pop más delicioso de Euskadi, anuncia su disolución. Sin mayores ruidos. “Bueno, pues hasta aquí hemos llegado” es el inicio de una breve nota de adiós que acaba con “a otra cosa, mariposa”.

No es mi intención hacer un obituario de esos que suelen publicarse en la prensa escrita, forrados de “yo le conocí”,”yo le conté”,”yo me imagino ahora”. Porque precisamente la belleza de Elurretan estaba en el interior de cada oyente. Y qué leches le voy a contar a alguien que tienen interiorizada ya la belleza de sus canciones, la libertad creativa de sus autores y la linda y costumbrista ironía de sus melodías. Y la escasez de sus conciertos. Anuncian su última fecha el 11-S. ¿Socarronería?¿Casualidad? Con estos chavales nunca se sabe… Y la ausencia de despedidas oficiales.

Recuerdo la última vez que les ví. Y creo que era la primera también, aunque la vida loca no me permite confirmarlo (¿Hubo concierto en Drum?). Fue precisamente en el Kafea Eta Galletak. Llegué habiendo dormido lo que Leonardo da Vinci en un telediario.

Allí, en el aula, rodeado de amigos y gentes de internet a las que puse cara, asistí a un concierto muy emocionante por muchas razones. Por el detalle que tuvieron hacia un amigo suyo. Por la cercanía de los ejecutantes. Por escuchar al fin en directo esas canciones TAN pequeñas y bonitas. Y porque Bassmatti vendió ese día más discos que ellos 😀

Siempre son, han sido, serán, un espejo en el que mirarse. Cuando la gente les pedía CDs, ellos grababan singles. Cuando su carrera en euskera iba poco a poco creciendo, castellanizaron (es un decir :D) los poemas de Kirmen Uribe. Cuando los seguidores les rogaban actuaciones, ellos seguían en sus trece y negaban su aparición. ¿Por qué? Porque eso les pedía el cuerpo. Y a mí el mío me pide ahora dejar caer una lágrima de pena por no escuchar más canciones nuevas de estos locos.

4 comentarios en “Agur, Elurretan, agur

  1. la primavera vez que escuché a elurretan fue gracias a un regalo de víctor iriarte con portada de spozio y, desde entonces, soy fan de ellos. y por supuesto que lo seguiré siendo, de los poemas de kirmen, de olatu baten zai, de momo, de su versión punki, de su buen gusto y de todas sus canciones.

    será obvio y cursi, pero me apetece darle desde aquí las gracias a elurretan por su música.

  2. Pude saber de si existencia gracias a la blogosfera ñoñostiarra que suelo seguir; incluso creo recordar que no era ni un blog sobre música dónde escuché por primera vez alguna referencia a Elurretan; fue en un blog personal.

    Al final tiras del hilo y acabas en labels caserios, netlabels … pero te das cuenta que esa gente le pone amor.

    Nunca pude verlos en directo, tal vez por “toda la oferta” que tenemos a día de hoy y nunca coincidió que yo estuviera muy cerca de dónde iban a tocar.

    Me quedaré con la espina de no poderlos haber disfrutado en directo. Tal vez sea mejor, porque sino ahora mismo lo estaría pasando peor.

Los comentarios están cerrados.