Powder Rock

foto: el Humilde FoTYro del Pánico

The Lookers, Mikel Erentxun, Gorka Urbizu, todo Bidehuts –incluído un Irazoki que andaba de Papa Noel promocional con su nuevo álbum-, arroces al dente, Lou Topet, Mr Bloody Mary, “dabadabistas”, plumas certeras como la de Ricardo Aldarondo o los “baina” Sarasola y Bereziartua, Juan DDD y Shanti Magma, diseñadores gráficos, el Fotero que todo lo capta, Haritz Harreguy, medio Iparralde y otra media Iruña. Que Intxaurrondo concentre tanta gente que no es de la ciudad ¡un lunes! no sucedía desde los años gloriosos de los chicos de verde (no, no hablo de Heineken).

Ty Segall es la única persona en la tierra capaz de unir a gentes muy diversas en un mismo espacio cultural para entregarse a una música fiera para poperos y casi suave para macarras. Casi todo el mundo parece desubicado en sus shows. Pero a casi todo el mundo vuelves a ver en la siguiente cita. ¿Es garajeavy (ozú con “Tall Man Skinny Lady”)?¿grunge recauchutado (mejorado, que Novoselic no es Cronin)?¿glam con medios atronadores? ¿Piezas sesenteras con guitarras fieras (menudo meneo le pegó a “The Clock” o “It´s Over”, por no hablar de la acojonante “Feel”)? ¿pop amoroso (“The Singer”)?¿Led Zeppelin de ultratumba?

Supongo que todo se resume en una palabra: Energía y conexión. Y Ty y su pantalla de Fenders son el jodido Powder en eso. No soy capaz de decidirme ante las obras de este doble de Zipi cabreado que controla los trastes como Adriá las probetas y viaja por las estructuras compositivas como le sale del diapasón, libre para sacar un próximo disco acústico o doom, pero daré una serie de datos objetivos:

  • Es el primer concierto en años en el que no salí a fumar
  • Es el primer concierto en años que se me pasó volando (y fue más de hora y media hasta los bises). Con la sensación de que si hubiera durado hora y media más no me hubiera importado.

Y encima me vuelvo a casa hasta arriba de adrenalina y con un disco de Segall regalado (¡y firmado!). Más aún cuando leemos en FB lo siguiente: “Quien quiera ver a ty segall en su siguiente parada tour-istica y pillarse algun vinilo suyo en el merchandising quizas lo tiene clarinete. Me chivan que ayer, una vez acabado el concierto y quedándose ya casi unicamente la banda dentro del recinto, a ty le dio por empezar a partir sus vinilos con la cabeza, carpeta y todo…”

Vivan los lunes, cojones.

1 comentario en “Powder Rock

  1. la creme de la creme de ñoñosti

    ty = dios

    tanto viaje a los angeles, mexico d.f. y total nos vienen los cracks a INTXA

    si no es por los gabatxos no llenamos la sala

Los comentarios están cerrados.