Pop Zurdo

Triplete a 3 euros por zurdo el de Gazteszena de ayer. Una escandinava con nombre de ciclista de ciclo cross, una vieja gloria más gloria que vieja y una banda de post-in que se diluyó como Gorilas en la Niebla, sin una Sigourney Weaver que les diera el cariño necesario en su juventud.

Arrancaba la noche la que acabó convirtiéndose en virtual ganadora del certamen. Y eso que Silje Nes ofreció poquita cosa. Preciosa en cuerpo y alma melódica, su folk tuvo buena compañía, y los momentos experimentales prometidos en la hoja de promo se quedaron en un par de guitarreos sucios al final y algún “croqueteo” por el suelo. El resto, folkie y enamoradizo.

Tras ella, la antigua y futura cantante de Stereolab, Laetitia Sadier, La Maria Escario del indie, la única mujer que pudo entrar en estos vaqueros y salir con dignidad, subió a un escenario al que nunca debió subir. Acostumbrados a esos drones abrasivos, a las vueltas sin fin de la vieja banda de Tim Gane a la que ponía voz (y desayunos antes del divorcio), la actuación de la actual residente en Burdeos fue muy pobre.

No son canciones para defenderlas con la sola compañía de una guitarra prestada – tenía las cuerdas colocadas del revés-. Solo el arranque y el final, la primera canción y la última, consiguieron sacar los aplausos sinceros. El resto, me temo, eran para su larga trayectoria musical.

Mice Parade, el nombre más importante de la noche, el combo más populoso de la velada, aturdió con sus virtuosismos. Todo tan profesional e informal, tan de profesor de música con especialización en Berkley, que pasó sin mucha gloria y cierta pena por nuestros oídos. No fue un mal concierto, ojo, como tampoco es mala faena que te saquen la muela del juicio. Pero, a excepción del soberbio Doug Scharin, el resto no consiguió transmitir entusiasmo. Esa cosa que no se aprende. Nunca hay que fiarse de los grupos que tocan con 2 guitarras iguales…

A ello apoyó un tracklist en el que, con el prefijo de «post», pudo tocar y tocó los siguientes palos: La cumbia, el merengue, el rock, el Santana más onanista y lisérgico, el reggae, el pop y 3 o 4 baldas más de cualquier tienda de discos. Tan solo cuando se ponían fieros y rockeros la cosa parecía erguirse con sus propios hilos. El resto, divertimento de Master de fin de carrera. Esperemos que no de la suya.

20 comentarios en “Pop Zurdo

  1. La rubia ganadora, claramente, aunque al final no le llevé de visita turística al cuarto oscuro…

    Pero bueno, mirando por la interweb, veo que la Sadier acostumbra a tocar guitarras de diestros. Lo cual suma puntos.

  2. De ahí el titular, que juega también con el título del último disco de Mice «Indie de crucero» Parade

  3. Ya, ya, pero tú dices que la guitarra era prestada y yo digo que nones, que es una friki y toca así su guitarra. Lo de zurda creo que quedó bastante claro xDDDD.

    PD: me estoy escuchando la discografía de Stereolab para compensar lo de anoche…

  4. Miedico daba el «trio» y veo que se confirmó…

    La joven promesa parecía interesante, la ex- que lo mejor que tiene es sonar a Stereolab y el supergrupo de vuelta de todo que se hace el cool tocando las cumbias de los peruanos de la concha…

    En fin, esperaremos a Hiatt y demases del mes de Noviembre…

  5. Jo, qué pena que no os «conquistasen» los Mice Parade. A mi el concierto me gustó mucho-muchísimo, aunque eso, el final fue un poco «¿ein?». Dí que les tengo un cariño especial porque me pasé gran parte de mi erasmus escuchandoles, y ayer les hubiera permitido -casi- todo.

    La Sadier ni fú ni fá. Y Silje Nes muy bonito. Ella parecía que se iba a romper de lo delicada que era.

  6. A mí en general me gustó. La noruega no sonaba muy original, pero creo que para abrir el concierto no estuvo nada mal. (Mucha gente se puso nervioso con su presencia.)

    Laetitia me defraudó, quizá en un ambiente más íntimo, un bar agradable por ejemplo, hubiera quedado menos desangelada. Tener la imagen de una super banda como Stereolab detrás y verla así tan solitaria dolía.

    Y Mice Parade, en directo sonaron increíbles, creaban muy buenas atmósferas y tenían mucha energía. Pero claro tampoco inventaron nada…

    Por cierto, los desayunos se los preparaba Tim a Laetitia y no al revés. Al alcalde de Valladolid le dolería saberlo pero es así… Doy fe.

  7. Bueno supongo que por la misma razón que usted Don Amor del 74 aseguraba sin apenas ruborizarse justo lo contrario. (Creo que una mujer que sale con dignidad de esos pantalones no ha puesto desayunos… ¿Por cierto, esa frase no suena un poco demodé?) (Además, todo el mundo sabe que las mujeres indies no son de esas que ponen desyunos…)

  8. Bueno, razón lleva. Era una forma tan equivocada como otra de decir que estaban juntos en grupo y casa.

    • JAJAJAJAJAJAJAJAJA.
      Yo no me fui hasta el final, que es cuando conseguí un arma para poder dispararles. Pero ya se habían ido.

  9. No sé si todo fue un sueño, pero si te descuidas, aún siguen tocando. Lo que parecía el último tema fue larguíííísimo. Hasta un servidor, no muy amigo de darle al palique en los conciertos, sucumbió al noble arte del diálogo durante el desenlace…

Los comentarios están cerrados.