Nuestra opinión sobre la nota oficial relacionada con El Bukowski

FreeBukos

La nota se puede resumir en lo que dice peyino con ligera grandilocuencia en un post anterior:

Bukowski tendrá licencia temporales para cuadrar con las actividades de Donosti Kultura, usea, lo que dure el concierto, tiempo durante el que los munis harán la vista gorda, eso sí, un minuto después de acabar, llegará la quinta flota de la guardia municipal para cerrar el local por hablar un “poco” en exceso en la calle.

El comunicado es muy ambiguo.

  • Porque demuestra conocer el bagaje musical de la sala (“Club de referencia desde hace décadas en el panorama musical de la ciudad.”)
  • pero se descarga de responsabilidad (“Donostia Kultura no puede hacerse responsable de los problemas de carácter legal del local mencionado, y que se han propiciado a partir de diferentes denuncias vecinales“)
  • ¡indicando que apoya la labor del garito! (“Donostia Kultura, dentro de su nuevo proyecto de música independiente San Miguel DonostiKluba, cuenta con Le Bukowski como parte integrante de este circuito. De hecho es una de las principales referencias del mismo.”).
  • ¡Y QUE PEDIRÁ LICENCIAS PARA PODER REALIZAR LAS ACTUACIONES DE DICHO CIRCUITO EN LA SALA!

Resumiendo: Convierte al Bukowski en una Casa de Cultura más donde ellos ordenan y mandan. Sus conciertos se harán, pero el resto… ahí te aguantes tú con tus denuncias. Leyendo benévolamente el último punto, parece que el Ayuntamiento apoyará al Bukos a la hora de conseguir licencia de actividad para TODAS sus actividades. Veremos cual es la lectura buena. Pero si fuera Nadia Comaneci quien hace esto, le daban un 9,9 fijo.

No es del todo elegante, ni justo, ni se entiende, que las vías solo se abran para los propios firmantes. Que el responsable municipal de Donostikluba salga de su despacho y, sin abandonar el pasillo, entre en otro para que le firmen una autorización, mientras al resto se le invita a entrar en un laberinto legal de complicada salida.

Pero no es una situación nueva en esta ciudad que apoya la vida diurna, la cultura alimentaria y las excepciones legales L´oreal (porque yo lo valgo) por cuestiones de “interés general”:  Jazzaldia y Zinemaldia cuentan con 2 horas más de apertura de horarios de bares, mientras el resto del año se saca el cronómetro de los nanosegundos para controlar la caída de persianas. Actividades culturales gestionadas por el propio Ayuntamiento cuentan con el beneplácito de decibelios y libre ocupación de espacios públicos (Rompeolas, Regatas, Derbys futboleros), mientras que a otros les multan por un decibelio al minuto posterior a la hora legal.

Sincéramente, creo que si el irresoluble problema vecinal – justo o no- fuera por la campana de extracción de humos de un restaurante con estrellas Michelín, nos levantaríamos con la seguridad de ver una rueda de prensa en la que el responsable oficial y el presidente de la Asociación de Hosteleros (¿Dónde está en este caso?) nos explicarían que “harían todo lo posible para solucionar el problema en el mínimo tiempo posible porque Donostia es una ciudad referente mundial en…”

Para terminar. “Donostia Kultura tiene el propósito de seguir contribuyendo a la música en vivo, dentro y fuera de los circuitos organizados, en locales públicos y privados, por considerarla parte fundamental de la cultura urbana de la ciudad. Prueba de ello son los esfuerzos económicos que realiza actualmente y la captación de patrocinios privados que ha logrado para su sostenimiento.”

No voy a negar que, gracias al apoyo público, en nuestra mini ciudad con ínfulas de gran urbe hemos visto cosas que en otras ciudades no creerían. Pero el tema del apoyo a los locales privados está empezando a menguar.

Quien sabe si por la crisis – y la necesidad de emplear espacios públicos propios, con sus costes fijos de mantenimiento- o por la estricta legalidad -o la falta de apoyos para cumplirla- a la que parecen estar sometiéndose a las pocas salas de la ciudad que programan, pero gran parte¿ -todos?- de los Donostiklubas que quedan hasta fin de curso se van a realizar en emplazamientos públicos. ¿Qué opinará el patrocinador principal de todo esto?

4 comentarios en “Nuestra opinión sobre la nota oficial relacionada con El Bukowski

  1. Esta claro, desde el consistorio apoyan la ciudad de los grandes eventos culturales (festival de cine, Tabakalera centro elitista de arte contemporaneo, U2 y demas conciertos en anoeta…) pero cercenan la cultura de base…

    Por eso la candidatura a ciudad cultural es un impostura.

  2. Otro ejemplo de la incongruencia, dictadura y apoderamiento de la cultura como la principal arma política del ayuntamiento. Así, JAMAS, seremos lo que decimos ser (¿alquien nos ha preguntado lo que queremos ser?) ; porque en realidad los votantes son burgueses y piden Kursaal, cantantes con nombre reconocible y cotillones ordenados y sin alcohol para sus hijos. No puedo más. Me mudo.

    Otro dato: a la carrera multitudinaria por excelencia de la ciudad (esa que se celebra en noviembre y que trae a 20000 personas) no le dejan hacer publicidad de marcas cerveceras (está prohibido, dicen…); pues será que solo se prohibe en noviembre porque en julio la ciudad se pone verde, verde…

    Es hora de espacios fuera del circuito público, sin financiación… llegarán pronto, ya lo verán.

  3. Ante la incongruencias de la alcaldía capitaneada por Odón (aka El melenas) Elorza, propongo que unos unamos a la capitalidad cultural de “Astigarraga 2016”.

    Una buena chuleta y bacalao al Txotx es mayor cultura que la propuestas del tipo este.

Los comentarios están cerrados.