An American Film

Igual es el mejor concierto de power pop que he visto este año. O en mi vida, paralela a la de un pez raya que olvida a cada bocanada. Pero Civil Love (no pienso olvidarlo, cobardes) y Centro-Matic se han cascado el concierto más impactante y elegante de este 2010 en nuestra Belle Epoquindie.

Love, Civil (no confundir con el dueño de este blog. Ya podría…) hizo el papel de Josh Rouse, Bart Davenport y el Elliot Smith con los cuchillos que no cortaban. Sinceramente, gracias a Dios que se va un tiempo a Londres porque conozco a uno que le escayolaría los índices de ambas manos. Y ambos pies, si fuera necesario.

Un vozarrón, muchísimo feeling tocando ese toque Dylaniano que no emparentas directamente con el BarDios. Un aire pop que en EEUU llamar songwriter y aqui malvive entre Serranos y Guerras. Una maravilla capaz de sostenerse, y elevarse, con solo una guitarrita y muchos nervios en su primer concierto. Con un par de momentos muy Posies, ojo. Un futuro Tambor de Oro (cuando tengamos un concejal/alcalde que sepa de qué va esa etiqueta, y si piensa que puede dar rédito, que tampoco lo pido ni espero ni deseo).

Y Centro-Matic fue absolutamente alucinante.  Imaginaros el (par de) singles arrebatadoramente guitarreros y contagiosos de Matthew Sweet. ¿Los imaginais? Pues así el 92% de la velada. No, Erentxun no estaba. Ya ha superado, con tratamiento, esa época.

Fue puro guitarreo emocionante, pura emoción distorsionada sin exceso. Melodías y ruido de Neil Young. llorar de alegría. Optimismo distorsionado. [repeat]  Como tocar lafelicidad del «Grand Prix» de TFC con pedales sucios. ¿Como Dinosaur tocando con los Teenage?. Puro arte norteamericano, donde parece que todos tocan la guitarra como tu y yo chupábamos un chupete.

Era digno de grabar en vídeo y darlo en pantalla gigante, antes de la final de la Champions o en la fiesta de fin de curso de las escuelas de música de Europa. Y Gritar al final, tan enervados como sbrios: «Hijosdeputa! Esto es el power pop!»

PD: musicians Only. Vi al batería cascarse el típico recorrido de Reni Stone Roses sin mover un pelo, como si pensara en el crucigrama del NYT. No dije que pasara, dije que no forzaba ni la ceja. Qué jodido feeling.

PD2: En el descanso entre grupos nos enteramos de la prohibición de la emisión de «A Serbian Film» en nuestro terrorífico festival. Y asociamos, sin pedirlo nadie, un montón de términos: Muestra cultural, defenestración de imagen, incompetencia, libertad, elegancia,inalienable, estupidez que justifica subvenciones,   justicia ajena, satisfacción personal sin rédito posible, perder para ganar…

10 comentarios en “An American Film

  1. Impresionante el concierto, sólo hubiese sido mejorable( el disfrute ) con una cerveza en la mano. El sonido acojonante, los músicos buenísmos, la duración perfecta, la música increible…conjunto de factores que sólo se dan 1 vez al año.

  2. Jolín Love, que euforia…se ve que la Sanmi te sienta de maravilla :)

    Para mí, estuvieron muy lejos de su proyecto paralelo, South San Gabriel y aquella actuación en Jareño de hace unos años…Si bien los planteamientos de este proyecto son totalmente distintos, no me calo «ese» power pop del que hablas: La voz de Will se perdia en el ruido hasta resultar machacón en algunos casos, faltaban matices, hasta te diría que sonó demasiado alto (!!)…Eso sí Matt Pence es un maquinon a la bateria, toque el palo que toque…te hace tocar la gloria :)

    Y de Civil Love…Escuche algunos temas en su myspace y no sonaban mal (dragonfly es un temón), pero el directo me resulto un poco descafeinado…tirando mas a rollo cantautor Dylan (aburrido) que a pop de E.Smith. Quizas con banda hubiera sido otra cosa. Esperaremos, que no esta mal para ser su primer concierto :)

Los comentarios están cerrados.