El amigo de un amigo

Boceto fresco sobre una canción de ausencia de amor y su final consecución en extrañas (o no esperadas) circunstancias.

Habrá que recortar estrofas, porque queda algo larga para tocarla con sólo una guitarra.

Las letras, tras el salto. Ieup!


El amigo de un amigo
De un amigo me contó
Lo difícil que resulta
Abandonar la soltería

Educado y con estudios
Caballero muy jovial
Todo ello no le permitía
Dormir en compañía

Y su círculo cercano
Era un callejón sin salida
Pues era el majo y el simpático
Le podía la galantería
Las muchachas le aplicaban
La táctica más ruin
Esa que exportan las modernas peluquerías (y dice que)
Hoy te mimo bien, ya volverás dentro de un mes

En los bares de la zona
La cosa no mejoró
Para cuando se atrevía
Fuera le esperaba la ambulancia de la DYA

El yoga no mejoró
Su ausencia de pareja
Levitando conoció a muchas auras libertinas
Lastima que en la tierra todas fueran ursulinas
[y a muchas de ellas amó, pero amigo, no es lo mismo]

Se apuntó a clases de inglés
Y tampoco le fue bien
Para cuando aprendió algo claro e inteligible
Ellas ya habían aprobado el first

Decidió conocer gente
En un autobús de línea
Su saludo claro y cristalino
Pareció entenderse mal

Una condena judicial
Por desacato y acoso moral
Le llevo a pernoctar un tiempo
En la prisión local

Y allí, sí, si, si, conoció el amor

Al calor de una hoguera
Hecha con madera de somier
Compartió su felicidad
Su alegría e ilusión
Con el dueño de una enorme
pastilla de jabón