Los Psychomúsicos

Me lo paso bien de gira. A nosotros nos funciona porque ahora no tenemos que meternos en pantalones de cuero prietos ni pegar patadas al aire. Nunca lo hicimos (lo de los pitillos y patadas).

Nosotros estabamos obesos y éramos malhumorados, y seguimos igual que antes. No hemos tenido que estirar nada. Nadie nos mira en los conciertos y piensa “Oh, su frescura juvenil ha desaparecido”.

 

Kim Deal. NME. 10/12/2007

Yo sí, Kim. Aunque nunca fuera un gran seguidor vuestro, vuestro “LoudQuietLoud” me ha dado mucha pena. Y miedo. O terror. O mal rollo. O todo eso y más. La película es muy buena. Pero duele mucho verla.

Pena por ti, Kim, que estas bastante ida tras el tratamiento de limpieza corporal. Eso que tú llamas canciones para el próximo disco de The Breeders no dejan de ser juegos de karaoke para el cumpleaños de algún sobrino tuyo.

Pero claro, luego ves a tus socios y uno no se extraña de nada. No puedo creerme que antes fuerais así. Podíais ser bordes, muditos (se podía haber realizado una peli muda con las escenas de backstage sin mayores problemas ni sobreactuaciones), egocéntricos y lo que quieras, pero a nada que el documental haya mostrado el 50% de lo que fue aquella gira norteamericana y europea de reunificación de la banda, la situación da pavor (más allá de la cuenta corriente, claro está. Por cierto, nota a los traductores de la cinta que emitieron en el festival “dock of the bay”, Critical and financial acclaim no se traduce por éxito de crítica y público).

La película permite ver en primer plano la caída a los avernos valiumeros del batería, persona que tras dejar la banda se dedicó a lo que más le gusta: buscar metales en las playas y ejercer de mago. Una personalidad bizarra afectada por la muerte de su padre al final de la gira europea. Eso le hace tomarse una de esto, otra de aquello y dos tragos largos de esto otro. Sus emociones (alocadas) se transmiten por la pantalla.

Franck Black parece que está a otra película, hasta cuando le sacan con su mujer y su hijito. Él no está allí, nunca lo está. Las entrevistas que le hacen los periodistas, todas ellas respondidas por Black, me indica que todo el mundo (NME) pregunta la misma mierda tópica y luego le pegan a la literatura cosa mala. Y en un deseo de mantenerse siempre en los titulares, Black sabe regalar frases bruticas que desgraciadamente casan a la perfección con lo que vemos en el film.

Joey Santiago sería el único que se salva de este cuarteto de psychomúsicos. Pero no debe estar muy allá para mantenerse con ellos desde 2004. En Santiago flota el deseo económico. Se ve que andaba algo pelado por aquellos años y esperaba su segundo hijo. A mitad de tour mantiene una conversación con su mujer, la cual le enseña el típico anillo gordo. El cantante, mientras, comenta que se ha comprado una casa y un coche nuevo…

Pero siguen sonando tan potentes como antes y sus canciones siguen siendo de las mejores que se han escrito en los últimos veinte años, así que ¿por qué no aprovecharlo?

Hipersónica

PD: Y No lo olviden…

Hay más, y más divertidos aún, en el flickr del autor

4 comentarios en “Los Psychomúsicos

  1. este no lo he visto todavía, pero el de gouge away está bastante bien, sobre todo los temas en directo de su época gloriosa ..
    eso sí, en gouge away kim deal no aparece ante la cámara ..

    el de daniel johnston no es q esté bien, es q es la ostia!

  2. Buena crónica de la película. Ya lo decía el clásico, qué fácil es descender a los infiernos!!

    A mi, cuando uno se sobrepone, me pareció muy bueno el documental, y muy valiente, podrían haberse escondido y hacer algo mucho más autocomplaciente, aunque la verdad, queda patente que la realidad tuvo que ser bastante cruda!!!

    Eso sí, los conciertos tuvieron que ser muy grandes.

  3. “Soy una buena persona”
    “todo el mundo me quiere”

    (Frank repitiendo los slogans de una cinta de autoayuda…)

  4. Lo que hay que hacer por la pasta… los Pixies de gira se asemejan al Gran Hermano más chungo…
    Se ve que al diseñador de este blog le afectó tanto el docu que se agenció un cuadro zen otoñal para ilustrarlo.

Los comentarios están cerrados.