Las banderas son un trapo

Y Antonio (Banderas, se entiende), un guiñapo”, suele decir un conocido de este blog para acabar dicha frase hecha y deshecha.

Hoy intentaremos definir, como en Barrio Sésamo, qué es lejos y qué es cerca en cuestiones de DNI y conciertos.

La idea volvió a golpear mi cabeza el día que asistimos al concierto del bilbaíno Fito en Irun. Tocó presentar a sus miembros. Al llegarle el turno al donostiarra Joserra Senperena la gente se volvió loca y media, chillando, jaleando y silbando su presencia. No veo excesiva enemistad entre la ciudad fronteriza y la capital, pero me sobraba un hueco del cerebro en esos momentos y le di al coco.

¿Qué invita a la gente a jalear a sus paisanos? Y, más importante aún, ¿Qué es un paisano? Se entiende que haga especial ilusión – no creo que sigan la deliciosa carrera en solitario de Senperena, por ejemplo- que aparezca un donostiarra en el line up siendo el protagonista de Bilbao. O que otro ilustre, Stinus, se lleve idéntica ovación cuando le nombraron en lel bolo olearsotarra de Loquillo. Aunque este hizo trampa después, tocando un poquito del himno de la Real con su eléctrica 😀

¿Es la provincia y sus integrantes el ente mínimo de región propia jaleable?¿Es la ciudad?¿Depende del número de asistentes al concierto?¿O de la procedencia real de la banda?¿es cosa de su relevancia? Y la duda que me acecha día y noche …¿Un nacionalista de pró, extremista o moderado, aplaudirá a un guitarrista español del pleno centro de Sevilla cuando lo anuncien en un concierto en Nueva York?

16 comentarios en “Las banderas son un trapo

  1. Yo creo que todo depende de la apertura de mente de cada uno. Pero vamos, que no pienso ni tocar una gota con este tema.

  2. Interesante aplicación de la identidad cultural-nacional en un espectáculo de masas. Al final yo creo que la clave es la necesidad de pertenencia a un grupo, mayor o menor, pero sentirte parte de “algo”, y cuanto mayor el número de “masa”, mayor esa necesidad (ejemplo campos de futbol). Como el vecino con el que justo-justo te saludas pero de repente te lo encuentras de vacaciones en una ciudad remota y cambia completamente el rol. El contexto afecta mucho a las relaciones, es curioso.

    • “Como el vecino con el que justo-justo te saludas pero de repente te lo encuentras de vacaciones en una ciudad remota y cambia completamente el rol.”

      ¡Exacto!

    • Y viceversa, sentir a alguien relevante del grupo de los destacados como cercano a tí, que es la idea del texto.

  3. No es cosa de mojarse, la idea era ver si esto era una opinión particular (como la de que Delorean y los Goonies son las mismas personas) o no.

  4. El jaleo es predecible y buscado, porque supongo que del resto del grupo no dijeron la procedencia.

    En la misma ciudad donde toco Fito, ocurrió un hecho similar hace cerca de una veintena de años. Durante las fiestas, actuó un grupo de música étnica africana, senegales, nigeriano,… lo importante, negros como el tizón. El cantante al presentar al grupo soltó “El bateria … es de Irun”.
    El griterio fue antológico.

  5. La bandera es el simbolo de un mayor o menor grupo de vecinos. Estos comparten ciertas caracteristicas y se expresan predileccion mutua ante lo ajeno. Hermoso y cruel como la vida misma.

  6. A mi lo que pone los pelos como escarpias en un concierto es que el de el guitarra, bajo… sea un crack.Me da por C**o de donde es, o si tiene antecedentes penales, que voy a un concierto!!

    Una bandera es un trapo con aire o sin él. 😉

Los comentarios están cerrados.