El lento y doloroso avance la de la vida moderna se lleva por delante edificios, mercerías y viejos recuerdos

Discoplay, empresa fundada en 1970 y especializada, principalmente, en la venta por correo, parece que ha cesado en su actividad. Los clientes que comprábamos por correo recibimos en diciembre el siguiente mensaje:

“Estimado cliente:

Obligados por factores ajenos a nuestra actividad, que detallaremos más adelante, hemos suspendido el envío de nuestros Boletines informativos y cerrado, provisionalmente, la página WEB, inaugurada recientemente.

Cuando la situación operativa de DISCOPLAY permita el restablecimiento de nuestra actividad, informaremos inmediatamente. Le deseamos, mientras tanto, pase Felices Fiestas y confiemos que el próximo 2008 nos sea propicio.”

Hoy, ya no se puede acceder a la página web de Discoplay y en sus oficinas, nadie responde al teléfono. Así que todo hace pensar que el cierre de esta empresa –un símbolo para los coleccionistas veteranos, acostumbrados a manosear sus catálogos, los BID, a la búsqueda de discos raros o aquellas sensacionales ofertas– es un hecho.

Vía: Efe eme