Con la música a otra parte.

Me pasa el colega Iturri (1 y 2) el típico reportaje veraniego rellenapáginas: ¿La llegada de turistas?¿Los divorcios post vacacionales?¿La pretemporada del jardín de Badiolos? No, hombre, no. La dichosa colocación de Donostia en el mapa de grandes ciudades musicales en las que recalan todos los grandes artistas.

Tan de traca como siempre, el texto 1 empieza de manera simplemente perfecta:

Sin complejos la ciudad se codea con importantes escenarios, como los de Nueva York o París.

No seré yo quien hable sobre esos complejos, sino de la osadía de comparase con tamañas capitales. Tamañas de público, por supuesto. Y de Cultura. Es absolutamente inviable jugar a compararse con Nueva York, cuando aquí los grandes conciertos recalan en base a talonario público y allí se toca hasta perdiendo dinero.

Nadie entendería que un concierto se autogestionara y a su vez el Ayto de turno soltara 300000 euros, ¿no?

No me meto con la aportación pública para la elaboración de (todo tipo de) conciertos. Pero pienso que, ante la ausencia de un museo de renombre que llame a las visitas turísticas, mi Ayuntamiento ha decidido traer un museo al año, en una única apertura, con grandes atracciones de goce finito.

Y analizar posteriormente con esa máquina tan especial que tienen, la llamada “promoción de la ciudad”, los siempre fantabulosos beneficios de semejante gasto.

Curiosa inversión, que satisface con gran cantidad de dinero público a una parte muy concreta del área turística donostiarra. Grupo empresarial que, al menos hasta donde yo sé, y ojalá me digan lo contrario, no pone un santo céntimo en la celebración de esas aglomeraciones sociales con música de fondo

Puestos a analizar el papel público don más detalle, la solución es tan sencilla como esperábamos: El problema no soy yo, es el otro, el que no sabe.

En este sentido, Ramon Etxezarreta explica que en otras ciudades “en diversas disciplinas a base de talonario han intentado hacer en poco tiempo lo que no han sabido hacer en muchos años. Nuestras raíces en el quehacer cultural son sustancialmente más fuertes que las que pueden tener otros lugares. Y lo importante en una ciudad es que tenga una programación estable, permanente y digna y esos impactos repentinos pocas veces son garantía de continuidad y de estabilidad”.

Nadie recala en la ciudad para tocar por sus pintxos o sus vistas. Ni por su programación estable. Es mentira. Vivimos en la puja, y para “colocarnos en el mapa” hay que pujar más que otro. Pero…¿es esa puja por el bien de la cultura?¿Qué cultura?

Nos es difícil advertir que nuestro amado Jazzaldia tiene hasta 3 patrocinadores potentes. Que el Zinemaldia cuenta con jugosas aportaciones privadas. Así que…¿Por qué cuando un evento nos supera en costes, no se pide ayuda a otras empresas privadas subvencionadas o a alguna marca de renombre?

Esto es más complicado, lo sé, porque todos los grandes vienen patrocinados de casa. Y si saben que hay una birra que pone los carteles más grandes, piden parte de esa pasta.

Mi viejo jefe Gorostegi también apunta el secreto a gritos:

En palabras de Gorostegi una de las claves del negocio es “quien pone el dinero y, por ejemplo, la Diputación de Bizkaia y el Ayuntamiento de Bilbao ponen mucho dinero para el BBK Life”. Además asegura que habría que conocer a dónde van las subvenciones: “¿Quién se lleva el dinero, el promotor local o el extranjero? Puedo estar de acuerdo si se lo lleva la industria local, pero si lo hace una oficina de Estados Unidos con los márgenes con los que trabajan… Habría que preguntar a las instituciones cuánto cuestan estos conciertos a los ciudadanos y cuántas cosas se dejan de hacer con ese dinero“.

Los dos artículos, que siempre son agradecidos, dan para mucho, pero no pienso despedazarlo entero aquí. Me quedo, para variar, con la opinión de Sergio Cruzado, quien afirma que

Creo que estamos en una época antinatural. Lo normal siempre ha sido que haya público en los conciertos medios, un público pasional para acudir a las grandes giras que pasan por las ciudades y un publico especializado para los festivales especializados. Ahora esa pirámide está invertida. Hay gente en los festivales que nunca iría a ver a esos grupos por separado. Y los conciertos medios se están desinflando. Las giras de artistas de prestigio han bajado bastante de público. Y los grupos nuevos están tocando para sus familias

45 comentarios sobre “Con la música a otra parte.

  1. Lo leí, lo leí! Empezaba a creer que nunca postearias sobre el particular!
    Donosti is big!!! Hemos pasado del triángulo Madrid-Barcelona-Donostia al triángulo Donostia-Paris-Nueva York. Y yo que creía que estábamos en el triángulo de las Bermudas-Chancletas-Helados…

  2. De Hechos de los apóstoles:

    Y bajó Dios y vio que Donosti había comprado, a golpe de talonario, la Torre Eiffel y el Central Park, pero que, como no tenía sitio donde ponerlos, decidió regalárselos de nuevo a sus propietarios originales.

    Y vio que las familias, en vez de tomar helados en el Paseo de la Concha, se reunían para verse tocar. Como en misa. Y Dios quedó satisfecho por lo visto y nombró a Donosti ciudad de santos. Y así fue como pasó a llamarse San Sebastián.

    Alabado sea el Señor.

  3. KID: He estado fuera, tan lejos que no llegaban los periódicos locales. Tu triangulo (que porno suena) me encanta, y doy fe que existe
    DIOS: Dios! Dios! Dios! Que certero retrato de nuestra vida diaria! Seguro que usted no vive en alguna de nuestras calles? Bueno, claro, ya, que está en todas partes…

  4. no seais malotes, que estamos en agosto y en Ibaeta la caló aprieta. Se habrá cogido vacatas el autocorrector? o tanta errata es fruto de un complot? yo he detectado otras menos graciosas, pero no por o menos erratas.

  5. ups! veis? otro gazapo… pero creo que lo del NdG (dejebe tudejebe) es por imitación, por envidia de hermano pequeño, pero sus erratas, que son muchas, son menos ingeniosas. Todavía están lejos de lograr perlitas como The Peche Mode o el de Bansky(?)

  6. Es verdad. Y otra que pasó desapercibida y que los expertos atribuyen al autocorrector: durante el Jazaaldia el redactor jura que escribió “el cantautor Elvis Costello”, pero por lo que fuera salió publicado “el cantaor Pelvis Costero”.
    Para ahorrar, quitaron a los correctores. Vale. Espero que pronto salga el programa Windows o lo que sea con autodirector, autoredactor-jefe y auto-jefe de sección.
    Y otra cosa: el reportaje en cuestión del que estamos hablando es cojonudo. Con deslices o sin ellos.

  7. Por lo que suelen serlo este tipo de reportajes: recoge bastantes opiniones cruzadas sobre el tema: Syntorama, Getin, Gin Tonic, Ayuntamiento o el citado Mercader. Y está bien hilado.
    ¿Le puedo preguntar qué es lo que no ve tan claro?

  8. No hay novedades claras sobre el tema, no se ahonda en los convenios o negocios reales (en lo que se refiere a mi euros, digo), cada cual vende su película con las fórmulas educadas y elegantes a la par que huecas (algunos mucho más que otros), no se explica en qué se va la pasta pública, esa que todos abrazan a la par que abogan por su desaparición. Todos demasiado galantes con el capital público, no vaya a ser que deje de llover.

    Y la voz oficial, hablando de churras. Como siempre, vamos. No es real hablar como habla de la posición de Donostia en ese maldito mapa de ciudades musicales.

    Pienso que el texto no incluye ninguna novedad respecto a otros similares. El de Arturo García en DV (no recuerdo si el de los conciertos o el de la SGAE, sorry) hace 12 meses tenía más mala saña, en el sentido que buscaba las cosquillas de manera más directa.

    Las cosas que yo destaqué son las que me han gustado, claro está, que para algo esta es mi casa. Pero el conjunto es, como indicaba, el texto que cada poco tiempo reflota con los párrafos cambiados de sitio. Siempre son bienvenidos esta serie de artículos, y alabo el trabajo del periodista. Pero no siempre hay que llegar a la rueda de prensa y dejar el magnetofón encendido.

  9. Creo que hay una confusión. El reportaje no está hecho a base de ruedas de prensa o de recorta y pega. Está currado y la periodista ha preguntado lo que debía. Otra cosa son las respuestas, que retratan al que las formula, no al que pregunta.
    El de Arturo García también esta muy bien y puede que fuera algo más incisivo.
    En cuanto al tema del dinero público, del reportaje se desprende que al menos aquí no resulta decisivo. Da la sensación de que no corre, ni pa’ un lado, ni pa’l otro. De todas formas, puede que usted sepa cosas que yo ignoro o se me escapan.
    Puestos a buscarle pegas, quizás falta la opinión de la Dipu, que tiende a ponerse de perfil en estos temas.

  10. No digo que sean de ruedas de prensa, sino que nos fiamos demasiado de lo que nos cuentan. De ahí que su análisis concluya, como creo que es el caso, en que la culpa es del respondendor. En eso estoy de acuerdo.

    Yo creo que resulta mucho más decisivo de lo que nos quieren hacer ver. Es básico para que Waits aterrice en la ciudad, para que esas músicas raras tengan un hueco en la programación y para que los grupos que empiecen puedan tocar en nuestro pueblo costero. Para las cosas pequeñas no hay problema en aceptar ese uso.

    Las grandes también deberían ser conscientes de esas ayudas y, en la medida de lo posible, razonar porqué se han dado. A mí no me vale eso de “promoción de la ciudad”. Coñe, que sale más barato poner un tatuaje en la nalga de una actriz porno. eso sí que lo ven ciudadanos del mundo!

    La Dipu haría un cortapega del Ayto. Seguro.

  11. Oiga, me encanta lo del tatuaje en la nalga. ¿Podría ser ‘Donostia, ven y cuéntalo’ o incluso ‘Donostia, como aquí no se come en ninguna parte’?

    ¿En qué pudo ser básico el dinero público para que Waits aterrizara aquí? Los precios fueron elevados. Como en todas partes en donde actuó, por otro lado. Yo también pido que se destine a cosas pequeñas, ojo, pequeñas, de Gazteszena o Victoria Eugenia. Pero es que por la primera han pasado hasta un grupo de tambores pastunes y, créame, no fue a petición popular.

    Lo de la promoción de la ciudad, manido o no, es cierto. Claro que también se promociona la ciudad con una programación que destaque por su buen gusto y calidad porque, al fin y al cabo, los Rollings de mis amores acaban tocando hasta en El Ejido.

  12. “¿En qué pudo ser básico el dinero público para que Waits aterrizara aquí? ”

    A lo gallego. ¿Por qué aterrizó aquí y no en Sevilla?

    Todas las respuestas que se me ocurren son fruto de mi mente, no tengo datos fiables y sí muchas teorías.

    No se, yo lo de los tambores pastunes, cojonudo. El dinero público está para ir tirándolo poco a poco en cosas menudas. Ese es mi punto de vista. Meterlo en la lógica de mercado y los grandes actos…no sé, no lo veo tan claro. Pero se hace.

    Me gusta su punto de vista promocional. Mejor mil granitos de arena que una piedra gorda.

  13. Respuesta a lo de Waits: ¿quizás fue por que Argomaniz se arriesgó a comerse 1.800 entradas a 120 euros cada una y el de Sevilla pensó que mejor no tentar a la suerte?
    Tampoco yo tengo datos, pero supongo que no sería porque Jim Jarmusch le recomendó a Waits la ciudad.

  14. Parece una idea factible. También puede ser porque ama su ciudad. O tiene un Tambor de Oro. O haya un convenio con los jerifaltes para traer de lo mejorcito cada año a cambio luego de ofrecerle un par de días o 3 el escenario festivo de Sagues

    No descarte el cuajo de Lou Reed como elemento embaucador de Tom Waits. Aunque con el susodicho no funcionó como se esperaba, quien sabe hasta dónde ha llegado la distribución norteamericana de mamiyas…

  15. Bueno, igual peco de ingenuo y lo mismo le aplican desgravaciones fiscales por promocionar la ciudad. En lo del escenario festivo de Sagüés no sé quién hace el favor a quién: el Ayuntamiento a Argomaniz por contratar a sus artistas, o Argomaniz al Ayuntamiento, por ahorrarles la engorrosa tarea de busca qué artistas hay disponibles, negociar con sus representantes y buscarles fecha y todo eso. Para mí que le dicen: de lo del lunes, el jueves y el sábado, ¿te puedes encargar, tú, Iñigo?

  16. Dicho lo cual, confío en que Getin y Noticias de Gipuzkoa me remitan sin más demora unas entradillas y una suscripción, respectivamente. También se admiten 5J’s.

  17. ¿Quedan muchos comentarios para batir el record del blog? Lo pregunto porque me daría verdadera lástima quedarme a uno o dos.

  18. Del libro de los silencios clarividentes:

    Y Dios bajó y vio que los donostiarras estaban de cháchara. y comprendió que el récord estaba cerca, así que les ayudó hablándoles con lenguas de fuego. Y repartió jotas a todo el mundo, pese a que no podían tocarse con tambores pastunes al no haber sido subvencionadas.

    Y vio Dios que era bueno. Y pensó en Guy Mercader, en Gay Ritchie y Pelvis Costero, mítico pescador del peine de los vientos. Y Dios se durmió pensando en cómo batirían el futuro récord.

    Alabado sea dios

  19. ¿Cómo que “nooooooooooo”, señor Iturri?
    ¡Exijo el “ojo de halcón”!
    Aunque con Dios de mi parte, para que queremos ojos de pajarracos…

    No se si falta mucho para el record de comentarios. Eso lo dejo para las noticias de asaltos y violaciones con o sin inmigrantes de por medio en los medios de comunicación en los que se puede comentar

  20. joder, no os puedo dejar solos un momento, he salido a por cigars y cuando vuelvo ya figurais en el libro guiness. Creo que deberian invitaros a Teledonosti para debatir sobre el tema, con argomaniz como guest starring. Al hilo de los pequeños eventos musico-culturales, me dicen por lo bajini que el Dock of the Bay (festival de cine documental) volvera a celebrarse este año, pero que de nuevo no cuenta con el apoyo de donostikultura para usufructuar el Principal, así que finalmente las proyecciones serán en la Sala Club del VE. Un paso atrás, sin duda, por no apostar por un evento que aúna cine+música de alto calado y sin costes para el ayunta.

  21. Buena noticia por la segunda edición, mala por el menosprecio reiterado del donostikultura.
    Fe de erratas (again): el DOTB es la “Muestra de Cine Documental Musical de Donostia”. Todo eso, y más.

  22. @kid a.: ¿puedes darme más información sobre el que dices menosprecio de Donostia Kultura con respecto a esta Muestra? Trabajo en la casa y me interesa saber. Si quieres, vamos…

  23. No dispongo de más info.
    En mi opinión la sala Club no es apropiada para una muestra de este tipo, ni para casi nada. Mientras el Dock es único en su especie, otros festis como el Animatoon o el de Derechos Humanos repiten contenidos y fórmulas de los otros festivales ya existentes.

  24. A mi me llegaron comentarios que Argomaniz está interesado en poner dinero para el dock of the bay (ubo incluso alguna reunión)

    Es cierto que para las fiestas de Donosti te llaman desde Get IN para preguntar cahchés y demás.

  25. ¿Sabían que en un acto público reciente el alcalde donostiarra le pidió a Argomaniz, mientras le entregaba una placa, que trajera a Madonna?

  26. Oiga, señor Lo, quizá sea el momento de ver si hay que llamar a los del Guinness por el record de comentarios. Ahora que el gourmet suizo de la Route 68 ha aparecido ya…

  27. Bi gauzatarako nire mezutxoa:
    1) Interes handikoa izan da erabili duzuen gaia eta mamirik badu bai. Emango du gehiagorako ebento handien konbenientziaren gaineko eztabaidak eta ia komeni badira nola antolatu behar diren. Gakoa nolakotasunean dagoela dirudi.
    2) Zelan ez dut ba idatziko mezutxo bat Guaynnesserako bada? :-)

Los comentarios están cerrados.