Allo Darlin’ : “Europe”

Doña Elizabeth Morris me cae bien. Los hay que cargan sus melodías con complementarios discursos incendiarios o revolucionarios. Otros, como ella, afirman – ver RDL de este mes- que una de las cosas que quería con sus canciones era gustarle a Robert Foster.

Un espíritu que se transmite en sus conciertos. El del Madrid Popfest de hace un año fue una fiesta pop total. Alegría y sencillez para presentar unas canciones llenas de vitalidad. El bajista extra de Benny Hill y su sonrisa perenne, el Fito más indie, el ukelele más saltarín y contagioso. Resultado: comprar los singles a la venta, todos, sin tener tocadiscos aún.

Llega ahora el segundo disco, el que les trae a Donostia. El que más va a gustar por ahora al ex Go Between. Su sombra es alargada, dado que han ganado en elegancia pop. Ya no todo es brincar –el uke está menos presente-, aunque las sonrisas se mantengan en las escuchas. “Capricornia” es una chulada playera que aguanta las galernas de septiembre de manera pasmosa. El “Europe” que da título al disco, “The Letter” o “Wonderland” son puro Sarah con las mejoras que la vida nos ha traído.

“Some People Say” sigue defendiendo las virtudes del uso de la pequeña guitarrita en sus composiciones, idea potenciada en, cómo no, “Tallulah” – Morris tocó en Tender Trap con Amelia Fletcher-. “Northern Light” presenta un cantar similar al de Betiee Serveert pero con menos distorsión. Y llega el hit, “Still Young”, cuando ya nos estamos yendo del disco. La belleza de la penúltima canción. Con un cierre precioso y tranquilo, “My Sweet Friend”. O sea, yo mismo. Y todos los que fueran a alguno de sus conciertos, de los que se suele salir encantado.

P.D(onostiarra): Hablando de conciertos, atentos al donostiarra, que quizás haya surferas sorpresas

Datos