Otro mundo es posible

La noche empezaba bien. Bien rara, quiero decir. Por el pasadizo vigilado de Egia (hay cámaras, pidan una copia si no me creen) andaban 3 niñas monas y un niño majo que no mono porque no tenía pelo en la cara. Agarraban una cerveza en la mano. E iban tarareando una canción. Del último disco de  The Sunday Drivers, para más señas. Sonreí para mis adentros. Sí, otro mundo es posible

Echamos unas cañas con amigos en la Taberna y entramos a la sala en la primera canción de los toledanos. Mucha gente poco habitual en la cita. O chicas (muchas) jóvenes, clásicas, modernas. O gentes de más de 40.

Es un rollo escribir una crónica de un concierto de los SD. Tocan siempre tan bien, tienen un directo tan potente, cantan tan bien y unas canciones tan redondas que nunca se puede esquilmar nada por ningún lado (además de convertir este texto en un clon de las tarjetas que Jose Luis Moreno leía en la TV)

Como definirlos rollo twitter: Wilco + Beatles. Y te sobran muchas letras en el twit para poner “oh”s

Su último trabajo, “The End Of Maiden Trip” es un paso adelante inmenso en su carrera. Si los anteriores eran pequeños saltos esta es la zancada del gigante verde. Protagonizó los mejores minutos de la noche, la primera parte del concierto. Imaginense como era que dejó el “do it” en canción del concurso pop rock donostiarra casi.

Hubiera preferido la versión de los Zombies que dejaron intuir que la de los Beatles que finalmente tocaron. Era un poco obvio. “Time, Time, Time” en cambio, sonó maravillosa.

Me gustó que se acordaran de Manu Drum, el primero que les trajo a la ciudad y persona que regentaba una tienda de discos que va camino de tomar el sindrome Woodstock. Ya saben, ese que afirma que millones de personas estuvieron allí cuando solo fueron unas cuantas la que fisicamente tomaron ácidos grasos sobre las verdes colinas.

Si finalmente se separan, como se rumorea, lloraremos muchos más aún por perdernos los siguientes paquetes melódicos. Y porque se lo pierdan los demás. Hay tanta elegancia, tanta calidad y tanta finura en las canciones que todo el mundo, y eso implica también Taipei y el pueblo Anouk, debería conocer y gozar de los SD.

Hablando de rumores. Muchos en la noche guipuzcoana. De los que se pueden contar, se habla que los Pains tienen muchas posibilidades de tocar en el Jazzaldia 2010. El porcentaje de éxito y credibilidad de esta idea se lo ponen ustedes solitos. Yo le doy más del 50%. Y de que Gaztemaniak está empezando a tener apoyos entre algunos políticos con mando en su plaza. Bien. Bien. Bien.

Lo de la fiesta posterior en el Bukowski lo dejo para mi autobiografía o la de Marlon Brandy: “El hecho diferencial Brandy”. Un éxito de ventas fijo.

(la foto es de processblack, el tio ese del que hablan en el vídeo del Dock Of The Bay)

6 comentarios en “Otro mundo es posible

  1. mola el video de la dcha. de david letterman (me encantan las actuaciones de ese programa)…por cierto feist , la que acompaña a los wilco , estuvo en jareño de la mano de gaztemaniak…lo digo por comentar.

    • acojonante, colega. Deberías trabajar en el círculo ese que fusiona átomos en Europa 😀

Los comentarios están cerrados.