Crónica del concierto de Los Salvajes en Donostia

Hoy nuestra pluma invitada, K jauna, nos pega un repasito al concierto que Los Salvajes dieron en Donostia el pasado 24 de enero

——–

LOS SALVAJES (+ STAND BY+LOS HORMIGONES)

Para empezar. A mí Los Salvajes, como Los Mustang, Los Bravos, Los Sirex y etc…
me suenan a arqueología musical, a movimiento de caderas ye-ye, a flequillo airgamboys, a paredes de papel pintado, a portadas de discos guapas, a ¨cine de barrio¨,.. pero hasta ahí.  Por lo tanto tened en cuenta que estas líneas las ha escrito alguien con la misma capacidad y criterio musical que la Consejera de Cultura de la Eusko Jaurlaritza.

Tras asistir a una sesión de versiones de ACDC, Aretha Franklin, Led Zeppelín y etc.. por parte de un grupo que suena bien, pero que no tiene sonido propio como Stand By, disfrute con la propuesta de Los Hormigones. Sentados alrededor de una mesita de camping, saben lo qe hacen y tienen lo que les falta a los anteriores (también tienen bastantes mas años y menos pelo) y eso se nota.  Frases geniales y difíciles de olvidar como ¨se te nota en la cara que tu abuelo es navarro¨ lo dicen todo.
Y unas cervezas mas tarde apareció EL. Y digo EL, porque hasta bien entrado el primer tema no pude fijarme en nadie mas. Una especie de Joselito-Angel Cristo tripudo y con melena rizada a lo Medina Azahara,  vestido con una camiseta de rejilla transparente y un crucifijo de oro que le llegaba hasta la hebilla del pantalón pitillo se apoderó del escenario y reinó en el hasta la una de la madrugada..

No voy a hacer ni el repaso de las canciones ( sonaron unos castellanizados Rolling, Who, Eric Burdon and the Animals, etc.. etc..). Fue una verbena. Una sucesión de medleys de temas propios que la gente coreaba, comentarios salerosos de todo tipo entre canción y canción, una corista con look a lo Camela que resultó ser la mujer del cantante, una bajada ( que no salto) del escenario al público para unirse al público,… un espectáculo en el sentido mas amplio de la palabra.

Para los seguidores mas ortodoxos seguramente una decepción, pero para los amantes de lo bizarro y la diversión fue un concierto para el recuerdo. Hace ya algún tiempo ( las entradas de mi frente delatan que demasiado), un profesor nos dijo en clase: hacer algo genial o hacer una payasada divertida… pero por favor no hagais nunca algo mediocre…
Y el concierto de Los Salvajes fue todo menos mediocre…

2 comentarios en “Crónica del concierto de Los Salvajes en Donostia

  1. Caundo salió al escenario me dio un vuelco al corazón. Cuando lo dejó, pensé: que grande es. Gora Gabriel Alegret!

  2. Suscribo la crónica. El tío es un fenómeno (leáse freaky). No sentía algo así desde que vi a Raphael. “Grande” es la palabra que más resonaba en mi cabeza. Entrañable y grotesco eras las siguientes. Saberme frente a una leyenda era motivo suficiente para quedarme a disfrutar de toda la verbena. Porque musicalmente fue atroz. Ni rastro de los sonidos ye-ye y mods que se le presuponían. Solo hubo típicos medleys hipanizados, puro sincretismo rockero donde los Rolling sonaban a Camela y los Who a Medina Azahara. Qué decepción.

Los comentarios están cerrados.