Muchachada INXS

Whitewashing. Así se llaman las campañas que se hacen para limpiarse la cara ante la gente. Y algo así podría decirse de la película que sobre el cantante de INXS proyectó el Dock Of The Bay en sus sesión de clausura. Ni un solo mal gesto del protagonista, ni una sola mala cara, todo digno del mejor anuncio de dentífricos. Vale que Hutchence no mató ni una mosca en su vida, pero digamos que la familia ha hecho una selección de imágenes y fotos dignas de la mejor comunión.

Aún así, la película es un rato triste, dejando en el cierre un poso de pena ante el suicidio del cantante, agobiado por los problemas familiares y, dicho en voz tan bajita que no se oye en la película, su decadencia popular y sus posibles alteraciones drogotas. Solo Kilye Minogue apunta y dispara a propósito de los excesos de esta super estrella siempre guapa y bien peinada y con unos culottes que a nosotros nos quedarían mal hasta en carnavales. Cuanto daño hicieron los 90 a la gente no slim-fit

El film acierta tirando de voz en off, así entrevistados y protagonista dejan de poner su jeto en pro de una narración que nos lleva a través del mundo y sus lujos: los grandes conciertos, las casas en el sur de Francia, los amigos famosos, las novias famosas, los silencios sobre los desmanes,… Se hace difícil creer que una persona viva atormentada, resacosa, pasada o agobiada por la fama con solo ver dientes blancos y gestos sonrientes por todas partes. “Es un Muchachada”, apuntó alguien en el debate de bar posterior. Y tampoco le pudimos negar mucho la gracia.

Como también es complicado hacerse fan del grupo con este film, dado que su música suena poco y no amplía los parámetros de comercialidad sintética que tenía la banda en sus años. Una belleza efímera de triste final.

Deja un comentario