Thank you for being you

Quiero darle las gracias a Ibon Errazkin, que es quien trajo el pastelism a Donostia. Y a la carta manuscrita que me mandaron desde aquel P.O. Box, con el original de la foto que ilustra este post.

Quien me conozca no se extrañará cuando diga que descubrí  dicho papel escrito a mano varios AÑOS después de la recepción del sobre. Seguía empanao con la foto, y ni miré más.

Hablaba de Ibon, pero he de mencionar que antes había llegado a mis manos una cinta de los hermanos Sanchez (LBV, AMA) con las primeras tonadas pasteleras. Sin olvidar al resto de aquella banda. Que tampoco crean que era sencillo en BUP encontrar a alguien con el que hablar de estas cosas. “Es un final de canción a lo Pastels, que parece que se les caen los instrumentos de uno en uno” dijo Borja Sanchez, y aún lo recuerdo entre sonrisas.

Fuera del cole estaba tremolino, alguien cercano  con el que compartir amores por las afinaciones paralelas en los ruidosos años 90 – y posteriores-. Con Yon Vidaur llegábamos más lejos, poniendo en las marañas sonoras nuestros amores por los escoceses. También debo agradecer su existencia a Bloody Mary, por ser una de las pocas formas de poder conseguir sus discos. Allá compré el “up for a bit“. Aunque mi favorito de la primera época es el Sittin Pretty.

No me olvido de Estibaliz Molinos, otra fan loca, que entre las miles y miles de cosas tuvo a bien abrirme las puertas de su casa para poder verles en Paris. Ni de Jaione. Ni de la amiga que me acompañó a verles en Edimburgo cuando yo tenía 17 años y andaba por allá pasando un verano que en teoría era para aprender inglés pero que me sirvió, yaqueestamos, para ver a the pastéls (toda la vida poniendo la tilde en la “a” para descubrir que Paul Bevoir y los suyos lo ponen en la “e”) y a Eugenius, entre otros.

Recuerdo, al acabar aquel concierto tendero, ir a que me firmaran el recopilatorio, y no entender ni papa entre los nervios y el grácil fluir verbal scot. Mi amiga de León me tiraba del brazo y me decía “oye, que te ha dicho que guay por venir, no le vas a decir nada?”. Yo solo sonreía todo el rato. Doing the guiri, you know.

O aquel primer FIB, en el que descubrí que las chancletas se pueden deshacer con el calor y que dormir en un camping puede ser lo más parecido a una especie de parque temático nazi. En aquel cartelón por el que ahora los indies viejunos pagaríamos el doble estaban estos muchachos del norte.

Ellos son, para mí, una de esas bandas que te transmite tanto que te empuja a hacer cosas.

Recuerdo sacar el “Something´s going on” y sentirme feliz feliz. Luego toqué y españolicé “Thru Your Heart, pero ella me dio calabazas. Debía ser del mainstream 😉 No pude con los arpegios de la maravillosa “firebell ringing“, pero sí con “Speedway Star“. Y luego llegaron muchas más. Y ya ven la que estamos liando…

Recuerdo con mucho cariño cuando me encerré con 8 temas 8 suyos en el DOKA, en el Bone Machine Festival. Donostia suena intrépida y efervescente en lo musical, con mil actividades. Cierto. Pero que un autor local se suba a un escenario de su ciudad a tocar canciones de estos tipos es tan extraño en tu pueblo como en el mío. Teníais que haber visto las letras de mis folios. La fiesta del fonema escrito de manera literal.

Gracias también a quien me permitió quedarme con el plato de su setlist madrileño en sus actuaciones del Primavera Club. No había ganado yo aquella guerra, pero el donostiarra que lo pilló parece que me conocía de antes y me lo entregó como ofrenda. Aún está puesto en una balda preferencial de casa. El donostiarra no, coño, el plato.

Y llegamos a octubre del 2013. Semana de mi cumple. A ver quién supera esto….

Como ya sabéis, Bassmatti y Vidaur tocaremos en Zarauz el 18 de octubre , presentando nuevos temas, en nuestro único show de este año.

Y en este texto iluminado cual enlace se anuncia mi teloneo madrileño en el Lara dos días antes, el 16 de octubre. Yon no puede acompañarme, desgraciadamente, así que iré con mi guitarra, mi atril, mi mejor pañal dodotis y espero que alguna que otra sorpresa en forma de invitado. Quedan 5 días para el concierto, hay tiempo de sobra para hacer un par de discos 🙂

Gracias a todo Houston Party (Jaime a la cabeza) y todo Gintonic (enebro a la cabeza, y luego Sergio) por permitirme (puedo decir “permitirnos”, no, ¿Yon?) poder abrir las fechas de sala de The Pastels en nuestro país y cumplir un sueño personal. EL sueño personal

Katrina, Stephen, Gerard. Y Aggi, claro. Y el resto. Oye, que gracias por haber entregado un EP tan maravilloso como Thru Your Heart- su portada es lo único que he pensado tatuarme sobre mi cuerpo- . Y todas esas maravillosas canciones anteriores y posteriores. Por las amistades sinceras y duraderas que me habéis generado. Os iré a saludar en los conciertos. Pero no descarto que se repita la situación de Avalanche. Compañeros, quienes vengáis conmigo me traducís, ok?

Thank you for being you. A todos los nombrados y también a los olvidados por el subidón de azúcar que llevo