Vacaciones: ¿Y si los jugadores de La Roja hicieran huelga en la semifinal?

Huelga decir que es harto improbable. Pero…¿Qué ocurriría si los jornaleros – es un decir- de la selección de futbol decidieran parar sus labores por solidaridad, sindicalismo obrero -de otros- y reivindicación?

Huelga también decir, que es palabra bien barata y manida, que es como si el Rey decidiera no inaugurar un Auditorio para trabajar en una acequia con pañuelo de 4 puntas-con N- en la cabeza, dado que hablamos de élites, pero…¿Qué pasaría si nuestros adorados becerros de oro (Alberto Contador mediante) decidieran no pegarle al Jumanji?

  • Consejos de Ministros extraodinario. PP y PSOE unirían fuerzas por primera vez (borracheras aparte) para anunciar al FMI que las reservas de las Quinielas están aseguradas por algún banco de las Caimán
  • Obama se pondría una camiseta de Gasol, convencido de que también es medio volante de la selección, consejero de Standard & Poors y paellero de playa a tiempo completo.
  • Se abarataría el despido de jugadores de Preferente, auténticos culpables de esta crisis dado  que no saben centrar 3 balones seguidos a la olla para que remate Llorente.
  • Dexter sería el preparador físico, IT Crowd la gente de la táctica y MacNulty el delegado de campo.
  • John Benjamin Toschack publicaría sin ayuda de traducción su análisis del match, lo cual nos haría dudar si es el texto es un anuncio erótico que no llegamos a comprender o un texto deportivo.
  • El Alarde tradicional exigiría que los txistus fueran subcontratados. El alarde alternativo tendría orquestina de perroflautas, que seguro encontrarían hueco en las noticias de ETB.
  • Savater escribirá “Futebol para amadeo”, explicando los adoquines que hacían de balón en mayo del 68, una etiqueta actualmente utilizada para hablar del cuerpo recio de los vinos en el blog de Galatas.
  • Los servicios mínimos para la jornada sportiva serían: 3 defensas, un medio centro a lo Xabi Alonso que corre cual gamo, lanza diagonales  cual Guillermo Tell y pone los pepitos de la Txozna a la vez. Y un delantero a media jornada. Es decir, Fernando Torres.
  • Amstrong twitearía diciendo que Donovan sí que es un jugador de equipo, no como otros…
  • Euskadi se desvincularía de la huelga, toda vez que, aunque tenga el rojo en su bandera, solo lo usa para las películas de serie Z de Roger Corman, grabadas como todo el mundo sabe en las traseras de Batzokis, Euskal Etxeas y Herriko Tabernas. Promovería una huelga general paralela para el 5 de octubre, que nadie sabe qué día es ni qué se reivindica, pero Saturno está con Pluton a medio liarse (acaba de comprar condones de los caros) y eso siempre es extraodinario en nuestra tierra.
  • Paco Gonzalez ficharía por Radio Maria para retransmitir el encuentro. Ruega por nosotros…
  • En la extrema esponsorización que nos rodea, una pancarta de una marca de cerveza acompañaria la primera de la pancartas de la reivindicación callejera del día, buscando una rima llevadera y un hype de moda que la acompañara. A saber, “Keler, Keler, Keler, La Roja no la peles”,”Heineken, heineken,heineken”(si se canta como el grito de la Real, no necesita acompañamiento), “Sí,Sí,Sán Miguel, La Huelga nos hace bien”. Xabi San Martín haría el himno sentado en la taza del water, y en su defecto populista Brandy Hips harían nuestro tema eterno.

3 comentarios en “Vacaciones: ¿Y si los jugadores de La Roja hicieran huelga en la semifinal?

  1. JAJAJA.
    ¿Qué has desayunado, campeón? Parece escrito por un John Toshack de resaca, esos momentos de clarividencia en los que le venían los cerdos volando a la mente.

Los comentarios están cerrados.