‘Financial Times’ recomienda a España adoptar el estilo Sarkozy

Ya ven que la frase viene de una noticia que, vía El País, ha servido de titular a una de las nuevas de uno de los diarios más importantes del mundo mundial. Y puede que tengan razón los que elaboraron dicha información. Desde aquí les proponemos algunas ideas, las primeras que vinieron a la mente.

Zapatero, liado con la cantante de Amaral. El presidente debería cambiar a la corista por una mujer más moderna (que leñe, que semo rojos, no tradicionales). Y aunque la primera que se nos ocurrió fue Esther Cañadas, los intentos de la caragoma en el mundo musical serían comparables a los de otra compañera de profesión (modelo, se entiende), doña Naomi Campbell. Es por ello por lo que apostamos por la belleza española de Eva Amaral.

Siguiendo por esta línea, el presidente de eso que la mayoría de gente llama España debería endurecer su….vestimenta. Sí, podría tirar por el lado más lacado. O quizás le pegue más el lado sofisticado del “siempre irresistible” Robert Palmer. Aunque, qué demonios…¿por qué no defender el producto propio? Nosotros nunca tuvimos a Jonnhy Halliday. Ummm, no sería mala idea crearlo en la figura del Presidente del Gobierno…

¿Teléfono rojo? Volamos hacia…. El presidente debe darle más cancha a su avioncito. Siempre con labores humanitarias, claro está, nada de ir a buscar las pizzas un par de continentes más allá.

Podría dejarse caer por Asia a salvar dos niños de tatarabuelos españoles que estén trabajando en algún telar alegal de esos que hacen las delicias de los armarios de occidente. Eso sí que iba a generar fotos, y no las manifas esas de los hombres de negro.

A la hora de las vacaciones, por supuesto, nada mejor que pedirle las llaves a algún empresario transparente (perdón por la paradoja) para darse un garbeo aquí y allá. ¡Mejor que le acusen a uno de tráfico de influencias que de derrochar el dinero del erario público!

Oye, qué cosas. Que resulta que luego, cuando lees el artículo original del Financial, ¡resulta que habla de economía! Nada, nada, pues nadie mejor que el francés para que nos explique la mejor manera de reciclar los viejos vehículos, por ejemplo.