El camino del placer, la dejación y la comida.

Nos iremos dando un poco de guerra antes del vuelo:

Genial el reportaje del Mugaritz emitido ayer por ETB2. Alucinado ante la cantidad de trabajo que tiene esa cocina innnnnmensa, lo bien organizado que está, la imparable creatividad de Aduriz (y sus I+D) y ese toque de despistado/visionario que maneja de manera bastante mundana, su trabajo en la huerta, la brutal división de papeles necesaria en una empresa de 40 personas. Lastima que a www.digytal.es , la productora del programa, le siga fallando la entrevistadora.

Hablando de cosas mundanas…¿No les parece que la pasión carnal es la pulsión más mundana del planeta? No entiende de cromosomas, ni de clases sociales, ni tipos de piel ni de coeficientes intelectuales.

¿Por qué lo llaman Desarrollo sostenible cuando quieren decir abaratamiento de costes? La última de las embajadas públicas traslada a los ciudadanos los deberes públicos bajo el mantra de “sé bueno con el medio ambiente, sé bueno, lo vas a matar tú, sí, sólo tú, la culpa será sólo tuya”. Alguien dijo estos días que el Medio Ambiente empezará a tomarse en serio cuando sea enfocado como negocio viable. ¡Si ya lo es! A los hechos me remito:



Creación de garbigunes, espacios donde los ciudadanos pueden ir a llevar sus muebles y enseres caseros.
Intuyo que, como en las patrullas nocturnas, la gente deberá organizarse para contar con una furgoneta amplia en la que poder trasladar el armario del salón. Si no fuera así, la sostenibilidad sería exponencial, dado que deberíamos llevar las tablas y remaches en el autobús de línea. Resultado: Retirada del camión (y su partida presupuestaria subcontratada) que casi todos los días de la semana pasa por las basuras cercanas a las viviendas recogiendo dichos armatrostes.

Vasos reciclables en fiestas populares. El Ayuntamiento reparte, bajo la etiqueta de sostenibilidad, unos vasos verdes en fiestas para no llenar el suelo de plásticos y no tener que hacerse con una cuadrilla extra de barrenderos y dejar la ciudad en un menor espacio de tiempo. El vaso le cuesta un euro al ciudadano y si lo devuelve ese mismo día u otro le devuelven la monedita. Si los vasos anteriores se daban con publicidad no deseada en formato acartonado, perfectamente reciclable, no se entiende esta propuesta si no es por motivos de ahorro económico.

Oficina Verde. Dícese de la propuesta municipal de ofrecer una taza a cada empleado para que se pueda tomar sus cafés en la oficina sin hacer uso del típico vasito pequeñito de cartón. Ahorro en gastos que los trabajadores de la entidad se negarían a hacer propios, como el coste de los vasos. El trabajador debe limpiar su tazón, a todas luces inmenso para el tamaño de los cafes que se expenden, y el ahorro en material reciclabe se traslada a un gasto ingente de agua para limpiar la taza. ¿Pero no habíamos quedado que el agua es un bien escaso?

Contenedores callejeros. Ya instalados en la mente de todos los ciudadanos, deben agrupar los materiales según su tipo para luego poder tratarse de manera adecuada. El último de ellos, ¡el sexto!, debe recoger las comida no preparada (¿?) para luego hacer compost de calidad. Como sketch de Faemino y Cansado no tiene parangón. Lástima que sea una idea real. El Ayuntamiento se evita (aunque en EEUU empiecen a ir en este sentido) contratar a personas que se encarguen de la separación final de elementos en la cola de la cadena basurera. Trabajo duro, pero trabajo. Por no hablar de esa idea visionaria de cargar en el precio final de los alimentos de sus costos de reciclaje.

Superior a todas estas ideas queda la conservación del Medio Ambiente, la capa de ozono, el cambio climático y la deforestación. No niego la implicación individual, pero en los elementos comentados la Administración Pública y sobre todo las grandes empresas siguen ganando por goleada al pueblo llano en cuestiones de culpa medioambiental. claro que todo será hacerlo ley por parte de las gentes a las que votamos, y sanseacabó.

8 comentarios en “El camino del placer, la dejación y la comida.

  1. Y ahora esas bolsas biodegradables que se hacen con patatas y se desacen en unos dias!!
    amigos de Mc dowell(como dice manu chao en hora chanante) como lo de las bolsas funcione las patatas fritas serán a precio de oro! acordaros del ceral y el biocombustible!!

  2. my Love, está claro que necesitas estas vacaciones, ya hablas como Hommer en el episodio de The Garbageman Can! No se si te falta razón o te sobra, pero es que el tema me la suda casi más que el de la guerra de los festivales y el de tomwais juntos (me quedo con Scarlett!)
    Pero nada, si lo que quieres es basura, vas al lugar perfecto, New York City, y seguro tus ojos descansarán de contenedores de reciclaje, no verás uno ni en grafiti.

  3. es ke estoy muy mal de lo mio, necesito bakatas, y una semanita en nuyor me alegraria toda el alma mia. Pero no he estado borde, uno de las señas de identidad de la ciudad es su basura (a pesar del esfuerzo de Giuliani-Quimby), yo me traje una bolita de nieve con una bolsa de basura flotando, en serio. El dia 15 se cumple una año que volvi de la manzanaza…. snifff
    recuerda meter unas cuajadas en el neceser, patuyasabeskien

  4. este blog no tiene autocorector? vaya mierda…
    vale, voy a por el starbask kafe de las 13:10…

Los comentarios están cerrados.