El Mentalista

Si alguien hiciera un ranking de las palabras que más se han escuchado en 2009 hasta el día de hoy, “reyes magos” y “frio” y “nieve” estarían en el Top 3.

Fuera del podio, por milésimas y presunto dopaje, estaría “Estreno de la serie numero 1 en EEUU, El Mentalista.Este jueves a las 2230 en la sexta”.

Absolutamente infernal la campaña de spam televisivo de la cadena de Público. No puedo callarme tampoco lo acertado del fichaje de Patxi Alonso para comentar los partidos. Como todos sean como el del Athletic-Español de hace unos días, Andrés Montes me va a parecer Punset.

Bueno, pues el reloj fue haciendo su trabajo, y ayer fue jueves y en un momento de ayer fueron las 2230. Y vimos el Mentalista, emitido de manera muy cariñosa por La Sexta: Tan sólo un corte publicitario de 4,30 minutos en la emisión de 2 capítulos seguidos. Lo sé porque me moría de ganas de fumar y tuve que esperar un buen rato para hacerlo sin perderme nada.

¿La serie? Cal y arena. El primer capítulo (¿era la premiere?) interesante y el segundo pelín confuso, como si estuviera hecho en la huelga de guionistas. Lo primero que llama la atención es la sobre-representación del actor principal, Simon Baker.

En mi adorada “Dexter”, por ejemplo, esta claro que Morgan the Cutter es el protagonista, pero el trabajo coral del libro es envidiable. Si al Mentalista le sustituyen los secundarios (todos los demás) por muñecos de trapo y guiñoles, pocos espectadores se darían cuenta del cambiazo.

Afortunadamente, su interpretación es bastante buena, aunque no sé si por cuestiones de traducción la cosa quedaba un poquito fría e instantanea. En el segundo capítulo el hilo argumental se resuelve con un truco no explicado a cámara, 4 frases que salen de la nada, 12 palabras que el mentalista no justifica más que a bote pronto, inspiradas en sabe Dios qué. Más que Antony Blake, este norteamericano es Juan Tamarit troquelando trucos de guión, siendo nosotros concursantes de “password”.

Por lo demás, el guión tiene bastantes ocurrencias verbales y simpáticas y la serie se ve con facilidad. Pero no creo que llegue a “clásico EEUU”.

5 comentarios en “El Mentalista

  1. en casa la hemos rebautizado como “el mentalisto”.

    sí, es una serie que se deja ver, no de esas a las que corres a bajarte todos los capítulos, pero de esas que si la ponen por la tele las ves, rollo house, vamos…

  2. No sé porque tanto rollo con la serie.
    Al final no fue para tanto, solo es un pseudo-monk sin 10.000 fobias, y por eso, prefiero al Monk

Los comentarios están cerrados.