Una buena canción para empezar la mañana con más energía que unos tristes Frostis

Antes de lo que se piensan, el gordo y el flaco (que escupe al aire) estarán tocando por vez primera en su candidata a capitalidad cultural