Melpo Mene: “Bring the lions out”

Si la SGAE fuera una empresa de verdad y contara con el beneplácito del gobierno sueco (algo complicado y difícil, dado que aquellos son europeos y ciertamente serios), tendría a sus abogados día sí y día también en los juzgados entre demandas a sus socios por copia y acuerdos con los gestores de otros países para repartir dividendos.

Sí, amigos, Suecia es la nueva Japón pero sin tantos chips: Ver, asimilar, ofertar. Lo llevan haciendo desde ABBA, auténticos investigadores de la FM británica.

Hombre, siempre hay que saber ciertas distancia traducida en respeto al original y al oyente. No hay que llegar al caso de The Legends. Seguro que los hermanos Reid han vuelto a hablar entre ellos para quedar y partirle la cara al cabecilla de ese grupo.

Ese gusto por la nímesis se ha mezclado con la asentada idea de que Suecia es, a día de hoy, la potencia mundial del pop sutil y cálido. Una evolución comercial de las piruletas de Sarah Records que consigue ser importante en su propio país, y de ahí al mundo. Mirando lo más sentado de las músicas suaves (folk-pop) y rehaciéndolo con mucho cariño, entre el frío exterior y la botella de vodka rodando vacía por el suelo. Quizás por eso le perdonamos un poco los robos a mano melódica. Porque los resultados son bien preciosos.

Como ejemplo, el segundo disco de Melpo Mene. Una delicia de principio a fín. Momentos folk casi susurrantes, pop británico jovial y romántico, un poquitito de Josh Rouse y otra bandera del pop indie sueco clavada en la (poblada) montaña más alta del mundo: La de la música emocionante.

Sino, prueba a escuchar el streaming que hay en su web.