Oops! Lo has vuelto a hacer, Mobydick.

007 Final XXII Concurso Pop-Rock Villa de Bilbao MobyDick 27XI10

El domingo en el Kabigorri me dejaste acojonado con tu versión del Oops! I did it again de la Britney como despedida. Recuerdo haberte hecho esa petición desde mi resaca a la tuya porque leí que en ocasiones tienes días como muy de Spears, pero nunca creí que fueras tan temerario.

Porque hay que estar muy loco para atacar clásicos de Jacko, la Velvet o Neil Young y salir airoso del trance, hasta el punto de hacernos dudar de si la versión de Phil Collins -¡Phil Collins!- era un tema de Bob Dylan. Pero hay que ser un auténtico kamikaze sobrevolando Fukushima para atreverse a revisar Baga Biga Higa de Mikel Laboa. Y lejos del desastre, me conmovió tu fusión del akelarre. Creo que pocos solistas serían capaces de mirar a los ojos a ese tótem universal, embucharlo y regurgitarlo en ese hipnótico estado de posesión.

Una vez más lo has vuelto a hacer, y me volvieron a recorrer escalofríos por el espinazo. Volviste a convertir al público en gallierizos: mitad piel de gallina, mitad bello de erizo. Volviste a ponernos en guardia contra nuestras glándulas lacrimales mientras deshacíamos nudos de marinero en la garganta. Volviste a demostrarme la fuerza que conservan tus temas en directo por muchas escuchas que le haya practicado a la demo. Y una vez más, en tus intervalos de humor bizarro y campechano, nos diste la mano para sacarnos del túnel donde previamente nos habías introducido (imborrable tu anécdota sobre los bises, los cortos y las pajillas).

No pude evitar acordarme de tu actuación en Bilborock y pensar que, contra toda lógica, te creces en los grandes escenarios como pocos solistas pueden hacerlo. Espero salir de dudas cuando te vea enmudecer al público que asista al concierto de Gazteszena. No te será difícil convencernos. Con la abrumadora intensidad de tu filtro puedes escupirnos lo que quieras, desde tus nuevos temas inéditos a versiones que nos dejen con el culo torcido, ya sean clásicos intocables o hits abominables.

Si el boca-oreja funciona como debiera -y tu abultada humildad no lo impide- pronto deberías estar actuando allende los mares. El hecho de que tres promotores de la ciudad quisieran programarte para el mismo mes de mayo es un dato alarmante. En fin, dame pan y llámame fan.

Autor: Angel Aldarondo

5 comentarios en “Oops! Lo has vuelto a hacer, Mobydick.

  1. 1.- A la anécdota la falta una cuarta pata, también genial, referida a Facebook.

    2.- Me voy a meter en un jardín tan grande que seguro que en estas fechas lo inauguraban por trozos, pero a mí lo de atacar el baga higa de Laboa….me da mucho respeto. Es un tema taaaan eterno e inmenso, tan anclado en nuestra sociedad auditiva, que me da miedo que cualquier cosa que se haga, aún partiendo del sentido homenaje, no pueda aportar nada a esa obra mayúscula.

Los comentarios están cerrados.