La gran fiesta de la pelota

Ya no quedan entradas para la final del 4 1/2 de pelota: En menos de hora y media se vendió todo el aforo del Atano III, que cuenta con cerca de 1.800 localidades.

Que alegría, que tirón tiene este deporte por mi tierra entre jóvenes y mayores. Ni Madonna vende tan rápido.

Es que es la final soñada: Irujo-Olaizola II. Envidiable para todos aquellos que quieran asistir. ¿Que quieran asistir? Perdón, que puedan asistir. Porque, según leemos en el texto enlazado…

Las entradas se reparten entre las dos empresas promotoras. 900 para cada.

De las 900, unas 350 son para los pelotaris. Profesionales los que estas fechas les saldrán muchos amigos. Si ese número bajara, tampoco pasaría nada, no? Bueno, nos quedan 550 por empresa, 1100 en total de las que las caras valen 120! euros.

Espera…¿que es lo que leo?  de esas 550, sólo salen a la venta unas 700 entradas en total. ¿Y el resto? «El resto, hasta completar el aforo del frontón donostiarra, se completa con los compromisos de las empresas con los patrocinadores y las reservas realizadas por los corredores de apuestas para sus clientes habituales«.

Resumiendo, de 1800 asientos solo salen al público abierto 700. Eso en mi pueblo se llama «fiesta privada con dinero público», porque el Ayto de la ciudad habrá tenido que pagar una pasta para que el choque decisivo se celebre en la ciudad.

Claro que ellos, los gestores, serán algunos de esos «patrocinadores», lo que hará que veamos por la tele mucho visón y cara conocida.Como decía un lector de este blog, «una fiesta privada estilo Franco»

Sinverguenzas

1 comentario en “La gran fiesta de la pelota

  1. Guay, ya tengo nombre de usuario. Insisto:

    Es una rave legal y con pelotaris de por medio. Parece un partido de pelota cualquiera, pero se accede con invitación conseguida bajo manga, con un flyer que alguien te ha soltado por ahí. Una rave en toda regla.

    Y una cosa: Mikel Goñi seguro que tiene muchos amigos. Lo malo es que nunca ha tenido finales a las que invitarles.

    En todo caso, en Bilbao con lo de AC/DC ha debido de pasar algo similar.

Los comentarios están cerrados.